Es lo que es

Bolsonaro solicita la anulación de las elecciones debido a la falta de auditabilidad de máquinas. Bando de Lula lo califica de “insulto a la democracia”

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El presidente Jair Bolsonaro y el presidente del PL, Valdemar Costa Neto, informan que su partido presentó una representación ante la Corte del TSE para pedir la anulación de los votos emitidos en modelos de las urnas 2009, 2010, 2011, 2013 y 2015 en las elecciones de 2022 tras una auditoría del partido.

CD Media

Firmada por el abogado Marcelo Luiz Ávila de Bessa, la representación cita el informe de auditoría técnica realizado por el Instituto Voto Legal (IVL), contratado por el PL, que habría encontrado “pruebas consistentes de mal funcionamiento de las máquinas de votación electrónica”, informó CNN Brasil.

“En archivos que no contienen el código de identificación correcto de la máquina de votación electrónica, es imposible correlacionar unívocamente los datos allí registrados con los eventos que realmente ocurrieron en el mundo fáctico, ya sean votos o intervenciones humanas”, dice el documento.

“La falta de una adecuada individualización de los documentos esenciales emitidos por las urnas y las graves consecuencias que de ello se derivan ponen en entredicho, objetivamente, la transparencia del propio proceso electoral”.

En su petición, pese a que no denuncia un fraude, el PL pide “invalidar” los resultados de las urnas electrónicas de modelos más antiguos, que son más de la mitad, porque las considera imposibles de auditar.

El presidente del bolsonarista Partido Liberal, Valdemar Costa Neto, envió una nota al Tribunal Superior Electoral para pedir la anulación de los votos.

Según una auditoría encargada por el partido, Bolsonaro fue el más votado en las urnas de modelo más nuevo, fabricadas a partir de 2020, con el 51,05% de los sufragios.

En una rueda de prensa convocada por el PL, el ingeniero Carlos Rocha, responsable por la auditoría, explicó que la intención de ese trabajo es “contribuir al fortalecimiento de la democracia” y con un “perfeccionamiento del sistema electoral”.

Bolsonaro hasta ahora no ha reconocido su derrota públicamente ni felicitado a su rival, aunque sí ha permitido que se inicie la transición con el equipo designado por Lula para ese fin.

Chilla el PT

El Partido de los Trabajadores (PT), la fuerza liderada por el presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó este martes como una “artimaña” la petición presentada por la formación del actual mandatario, Jair Bolsonaro, para que la Justicia anule las elecciones presidenciales.

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, afirmó que la maniobra del Partido Liberal (PL) debería ser investigada como un intento de litigar de mala fe y pidió a los adversarios que acepten la victoria de Lula en las presidenciales de octubre y permitan el regreso de la paz a Brasil.

La dirigente fue la primera vocera del PT en reaccionar al anuncio del PL, la formación que apoyó la frustrada candidatura a la reelección del líder ultraderechista, de pedirle al Tribunal Superior Electoral (TSE) que invalide las elecciones por considerar que las urnas electrónicas más antiguas no pueden ser auditadas.

“El recurso de Bolsonaro ante el TSE es una artimaña que tiene que ser sancionada como litigio de mala fe. Basta de malicia, de irresponsabilidad y de insulto a las instituciones y a la democracia”, afirmó Hoffmann en un mensaje en Twitter.

Scroll to Top