Es lo que es

El fracaso de Tareck El Aissami al frente de PDVSA

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El Vicepresidente Económico y Ministro de Petróleo de la dictadura de Nicolás Maduro, Tareck El Aissami, lleva casi tres años al frente de la “Comisión Ali Rodriguez Araque”, creada para incrementar la producción de PDVSA.

Infobae

Sin embargo, no solo no incrementó la producción, sino que disminuyó.

Tareck El Aissami asumió la tarea el 22 de febrero, y en enero de ese año, según la OPEP, PDVSA producía 733.000 barriles al día de acuerdo a fuentes secundarias de la OPEP. Ahora, después de casi 3 años, la producción PDVSA para el mes de Octubre del 2022 fue de 659.000.

De manera que la producción de octubre del 2022 es 74.000 barriles al día menor a la producción con la que El Aissami tomó la presidencia en PDVSA.

Según el expresidente de PDVSA, el chavista devenido opositor a Maduro Rafael Ramírez, “los niveles de producción actuales incluyen los volúmenes de diluyentes y crudos suministrados por Irán a Venezuela, los cuales se venden mezclados con el crudo venezolano; así como los volúmenes de agua que no son separados por los problemas que presenta la infraestructura de tratamiento y acondicionamiento de crudos, lo cual ha dado lugar a reclamos y devoluciones de cargamentos de petróleo del país”.

La cantidad de diluyente puede ser superior a 100,000 barriles diarios según analistas expertos, de manera que la producción de PDVSA de enero 2020 a octubre 2022 puede haber caído realmente más de 170,000 barriles al día, según especialistas.

En enero del 2022 el dictador Maduro puso como meta 2 millones de barriles para finales del 2022… pero en la actualidad la meta está my lejos de cumplirse.

El Aissami, señalado por los EEUU como un capo internacional por haber reclutado brokers para beneficiarse a nivel personal de la venta de 30 millones de barriles de crudo de venezolano, no solo no aumentó la producción sino que además tiene deudas con sus empleados.

Es que la matemática de las exportaciones petroleras de PDVSA no cuadra por ningún lado con el nivel ingresos de PDVSA ni con las condiciones que esta expuestos sus contratistas y trabajadores: si se toman las cifras de producción de PDVSA de 659.000 barriles al día y a eso se le restan los 150.000 barriles al día que se utilizan para producir gasolina entonces la exportación debería ser de 509.000 barriles al día.

Si a esta cifra de 509.000 barriles de exportaciones se la multiplica por USD 73 por barril, que es precio de venta del merey, daría que PDVSA debe aportar USD1.167 millones mensuales al Banco Central de Venezuela, o USD 14 mil millones anuales. Pero nadie en Venezuela sabe donde están los fondos de PDVSA…

Con un ingreso de USD 1.167 millones mensuales no se entiende por qué PDVSA no le paga a sus empleados. Por qué los seguros de PDVSA dejaron de funcionar. No se entiende por qué los empleados de PDVSA cobran menos de USD 50 al mes.

Según informa Reuters, por los menos 15 socios internacionales de PDVSA se han ido sin cobrar entre los cuales se encuentran Total la estatal de Francia y Equinor la estatal de Noruega.

La respuesta podría estar en los acuerdos secretos con Irán ya que no se sabe cuántos de esos barriles que podrán dejar diisas a Venezuela están seindo enviados al aliado persa, otro paria internacional.

Scroll to Top