Es lo que es

El sórdido prontuario del Grupo de Puebla: Nueva amenaza comunista contra Latinoamérica

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Ultraizquierdistas de América Latina y España presentan en México el “Modelo Solidario de Desarrollo”, mismo socialismo atroz de siempre, pero con disfraz posmoderno, con lo que el Grupo de Puebla busca encubrir los destrozos que han causado quienes lo conforman y el gran desgaste que experimentan en todos sus países.

Por: Morfema Press / PanamPost / La Gaceta de la Iberosfera

Fundado en 2019 con vocación internacionalista, a diferencia del Foro de Sao Paulo, el tal Grupo de Puebla reúne no a partidos políticos socialistas, sino que está conformado por personas, liderazgos todos de izquierda radical progresista, y no pocos de ellos, señalados por corrupción, entre otras cosas.

Aunque cercano al Foro de Sao Paulo en él se encuentran izquierdistas de toda estirpe, desde los marxistas clásicos, hasta los progresistas de la “revolución woke”, con un sórdido prontuario.

Al final del día, todos coinciden dentro del fenómeno del marxismo posmoderno, que mezcla las añejas incitaciones de pobres contra ricos, con las contemporáneas luchas de los supremacismos del feminismo, de la agenda LGBT, de los afrodescendientes, del indigenismo, del eco-animalismo, con la ideología de género, el aborto, las masculinidades deconstruídas y el asistencialismo electorero.

El líder de la banda de Puebla y sus secuaces

Muchos de los integrantes que asisten en persona o por vía remota a este encuentro, son rechazados en sus propios países. Para empezar, José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de España entre 2004 y 2011, es señalado por sus pactos con la ETA y por convalidar la tiranía de Nicolás Maduro, en Venezuela, además de ser un globalista sin rienda.

Rafael Correa, expresidente de Ecuador, heredó a su país una deuda impagable con China, con lo que expuso la soberanía nacional, y es considerado como “prófugo” de la justicia, y se le busca por los “Sobornos 2012-2016”.

Fernando Lugo, expresidente de Paraguay, fue destituido en 2012, por el caso que involucraba la muerte de 17 personas en medio de un conflicto campesino. Fue obispo católico al que se le señaló públicamente por paternidad irresponsable.

La señora Dilma Rousseff, pupila de Lula da Silva, cayó de la presidencia de Brasil en 2016, luego de un proceso por irregularidades administrativas.

Su mentor Lula, exmandatario de Brasil, fue puesto tras las rejas durante 19 meses acusado de corrupción. Sin embargo, quiere buscar una vez más ser presidente, para lo cual cuenta con el apoyo del Foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla.

El brasileño dará un saludo vía video-conferencia, igual que Alberto Fernández, presidente de Argentina, quien sufrió un descalabro electoral hace poco y que no puede detener una inflación más alta del 50% -la cual es casi cinco veces mayor a la de Brasil y más de ocho veces la de México-.

También estará vía remota Luis Arce, el presidente de Bolivia y mancuerna del indigenista cocalero Evo Morales, quien se ha distinguido por emprender una cacería feroz contra todo disidente político.

Banda de Puebla y sus estrategias para relanzar al Socialismo del Siglo 21

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cabecilla de la banda, dio a conocer el 9 de noviembre de 2021 en la ONU, su “Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar”.

Considerado el sueño del globalismo-, la creación de un “Estado Mundial” busca otorgar a los más pobres subsidios universales, todo lo cual sería sea financiado por tres vías: las mil personas más ricas del mundo y las mil corporaciones más grandes, tendrían que donar el 4% de sus fortunas; y los países integrantes del G-20, aportarían un 0.2% de su PIB.

Dicho de otra manera, el plan es hacerle al Robin Hood marxista, pasando la charola a los más adinerados, pero de paso también al ciudadano común que paga impuestos, para efectuar esta “redistribución” comunista de la riqueza.

Y sobre todo, generar una gran plataforma de asistencialismo que se traduce ventajosamente en una enorme base social electorera. Con esa base, se puede aspirar a perpetuarse en el poder. Tal es el esquema que se aplica ya en México.

Zapatero no perdió la oportunidad de decir que el Grupo respaldará a Lula en su intento por regresar al poder. Dilma aplaudió la “cuarta transformación” de AMLO.

Pero no podía faltar el apoyo a la candidatura presidencial de Chile del ultraizquierdista Gabriel Boric, y para eso el coordinador ejecutivo Marco Enríquez-Ominami llamó a confrontar a José Antonio Kast, el candidato del Partido Republicano, que defiende la vida y la familia natural, la libertad económica, un Estado austero y mejorar la seguridad.

En resumen, el Grupo de Puebla adoptará como ideología propia el socialismo encubierto en el “Plan Mundial de Fraternidad y Bienestar”, y ha mostrado su respaldo a las candidaturas de Lula da Silva en Brasil (2022), Gustavo Petro en Colombia (2022), y Gabriel Boric en Chile (19 de diciembre de 2021), además de celebrar el triunfo de Xiomara Castro en Honduras.

El prontuario de Puebla

Nada más para que nos demos una idea del calibre de marxistas posmodernos que integran la Banda de Puebla, a continuación dejamos el prontuario de los asistentes al cónclave:

  • El expresidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, cuyo embajador en Venezuela desvió junto con el gobierno de Hugo Chávez más de 38 millones de dólares de PDVSA.
  • Dilma Rousseff, destituida como presidenta de Brasil en 2016 por graves irregularidades.
  • El expresidente de Colombia, Ernesto Samper, señalado y procesado por su supuesto vínculo con el Cártel de Cali, del que habría recibido financiamiento.
  • El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, prófugo de la justicia, escondido en Bélgica, a quien las autoridades de su país le han embargado cuentas bancarias, y bienes muebles e inmuebles, por el caso de corrupción “Sobornos 2012-2016”.
  • El expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, destituido en 2012 por su responsabilidad en la muerte de 17 personas durante enfrentamientos entre fuerzas policíacas y campesinos.

Y a través de video-conferencia:

  • Luis Arce, presidente de Bolivia y cómplice de Evo Morales, quien mantiene una persecución política contra sus opositores.
  • El derrotado electoral Alberto Fernández, presidente de Argentina, donde mantiene un índice de pobreza de 40,6% en el primer trimestre de 2021.

No podía faltar igual por vía remota Lula Da Silva, exmandatario de Brasil, quien estuvo preso por corrupto 19 meses, y que ahora quiere ser candidato una vez más.

Scroll to Top