Morfema Press

Es lo que es

Guerra civil en el Partido Demócrata: Cada vez más dirigentes piden que Biden se baje de la candidatura

Comparte en

El presidente Joe Biden atraviesa el peor momento de su gobierno en medio de un fuerte impulso por parte de un grupo de demócratas que lo presionan para que decline su candidatura, luego de que quedara en evidencia su demencia senil en el debate presidencial con Donald Trump.

La Derecha Diario

La actuación de Biden en el debate provocó una reacción inmediata de aliados de los medios, donantes, votantes y funcionarios electos demócratas. Sin embargo, su respuesta al debate puede haber sido aún más dañina para su reputación que el propio cruce con Trump.

Biden no pareció dispuesto a intentar un control de daños básico y optó por reunirse con sus asesores cercanos y su familia, incluido su hijo Hunter Biden, un delincuente convicto, en lugar de contactar a aliados clave.

Sus asesores cercanos y familiares le recomendaron no declinar la candidatura, y por el contrario, lo llevaron a hacer una gira mediática para mostrarse sólido y tenaz. Pero no logró nada de ello. Por el contrario, sus entrevistas cuidadosamente controladas, no inspiran ninguna confianza.

El equipo de Biden esperaba que su entrevista con el ex asesor de Bill Clinton convertido en periodista, George Stephanopoulos, para la cadena ABC News, calmara las aguas. Durante la entrevista, Stephanopoulos hizo preguntas fuertes aunque pactadas previamente, pero Biden desilusionó.

Durante la entrevista, Stephanopoulos le dijo a Biden que “nunca había visto a un presidente que tuviera un índice de aprobación del 36 por ciento y que fuera reelecto”. Stephanopoulos presionó a Biden sobre cómo se sentiría si permaneciera en la carrera y Trump terminara siendo elegido. Biden respondió afirmando que no creía que ese fuera su índice de aprobación.

“Y si sigues como candidato y pierdes y Trump es elegido y todo lo que están advirtiendo se cumple, ¿cómo te sentirás en enero?”, cuestionó Stephanopoulos a Biden. “Sentiré que, siempre que haya dado todo lo que tenía y haya hecho el mejor trabajo que sé que puedo hacer, de eso se trata”, respondió Biden murmurando y con dificultad.

En su alocución, biden utilizó la palabra “goodest” en lugar de “best”, lo cual es incorrecto en gramática. Si bien muchos angloparlantes la usan irónicamente para generar un efecto humorístico, Biden no pareció darse cuenta de que estaba cometiendo un error.

La diputada demócrata de Minnesota, Angie Craig, una feroz bidenista, le pidió oficialmente a Biden que se hiciera a un lado el sábado por la mañana temprano, diciendo: «Como líder electa, siento la responsabilidad de ser honesta sobre lo que creo, incluso cuando es difícil de escuchar, creo que se tiene que bajar».

Craig se convierte en la quinta miembro del Congreso que exige que Biden se haga a un lado desde su desastroso debate del 27 de junio. Pero es la primera que proviene de un estado clave como Minnesota. A pesar de que Biden ganó el estado por más de siete puntos porcentuales en 2020, las encuestas ahora muestran que Trump derrota a Biden por hasta cuatro puntos.

“No es una decisión que haya tomado a la ligera, pero hay demasiado en juego como para arriesgarse a una segunda presidencia de Donald Trump”, continuó. “Por eso, pido respetuosamente al presidente Biden que se haga a un lado como candidato demócrata para un segundo mandato presidencial y permita que una nueva generación de líderes dé un paso al frente”.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Scroll to Top
Scroll to Top