Morfema Press

Es lo que es

La élite izquierdista de la UE lucha por bloquear a los “Patriotas por Europa”

Comparte en

Los llamamientos de la élite política de izquierdas de Europa para aislar a los Patriotas por Europa, la nueva familia política de derechas de Bruselas lanzada por el primer ministro húngaro Viktor Orbán, comenzaron tan pronto como el grupo se formalizó a principios de esta semana. Los llamamientos se consideran un intento desesperado del establishment de proteger el statu quo de la voluntad de los votantes europeos.

Por: Tamás Orbán – The European Conservative

Los que más piden un «cortafuegos» contra los Patriots (que les impida acceder a puestos clave en el Parlamento a pesar de ser el tercer grupo político más importante) pertenecen a la coalición gobernante alemana, en concreto al partido socialdemócrata SPD y a los Verdes. Esto resulta irónico, dado que los tres miembros de la coalición sufrieron humillantes reveses en las elecciones europeas, pero siguen intentando excluir del poder a quienes tienen claros mandatos democráticos.

“Hay que aislar a la facción de Orbán en el Parlamento Europeo”, afirmó la eurodiputada Katarina Barley, líder de la delegación parlamentaria de los socialistas alemanes. Añadió que hay que impedir que los Patriots “saboteen la política constructiva” y negarles puestos de responsabilidad.

La copresidenta del grupo de los Verdes, Terry Reintke, se hizo eco de la opinión de su colega socialista, argumentando que los Patriots irían en contra de la agenda verde de la UE. Puede que Reintke no se haya dado cuenta, pero el Pacto Verde fue la línea política más rechazada por los votantes en este ciclo electoral, y es la razón por la que su grupo perdió la mayor proporción de escaños en comparación con 2019. Aun así, su lógica dicta que a quienes, de hecho, representan a los votantes se les debe negar la oportunidad de hacerlo.

“A este aventurero movimiento extremista de derecha no se le deben asignar presidencias de comités porque su único objetivo es bloquear a Europa, polarizar las sociedades, abolir el Pacto Verde, la democracia, el estado de derecho y la libertad de prensa”, dijo Reintke a los medios alemanes.

Los ‘Patriotas’ se lanzaron formalmente como grupo parlamentario europeo el lunes 8 de julio e incluyen a la mayoría de los miembros del antiguo grupo Identidad y Democracia (ID), así como algunos recién llegados, lo que le permitió convertirse en el tercer bloque más grande en Bruselas con 84 eurodiputados, por delante del liberal Renew, los Verdes y el Partido Conservador y Reformista Europeo (ECR) de Giorgia Meloni.

Las delegaciones más numerosas de los Patriotas son la del Agrupamiento Nacional (RN) francés de Marine Le Pen, con 30 escaños, el partido húngaro Fidesz de Viktor Orbán (11 escaños) y la Liga italiana de Matteo Salvini (8 escaños). Otros miembros importantes son el ANO checo, el PVV holandés y el VOX español.

En conjunto, Patriotas por Europa no sólo incluye a muchos partidos que ganaron claramente las elecciones en sus respectivos países, sino también a tres partidos gobernantes (Fidesz, PVV, Lega), así como a varios que probablemente tomarán pronto el control de sus legislaturas locales en las próximas elecciones nacionales, como la ANO y el FPÖ.

Es por esto que los conservadores del grupo Patriot expresaron su indignación por los llamados de la izquierda a imponerles un cordón sanitario , calificándolo como un complot claramente antidemocrático diseñado para privar del derecho al voto a decenas de millones de votantes europeos.

“Que este Parlamento actúe contra cualquier grupo político es profundamente antidemocrático y contrario a la voluntad firmemente expresada por millones de votantes en las elecciones de junio”, afirmó el eurodiputado Enikő Győri del partido Fidesz húngaro .

Tom Vandendriessche, líder de la delegación flamenca del Vlaams Belang (que se encuentra bajo un fuerte cordón sanitario en Bélgica), explicó que una medida de ese tipo no sólo sería antidemocrática sino incluso contraproducente para la toma de decisiones europea al “deslegitimar” al propio Parlamento.

“El Parlamento pertenece al pueblo que ha elegido a sus representantes, no pertenece a la mayoría”, afirmó el eurodiputado , que añadió que excluir al tercer grupo más numeroso haría que el Parlamento “perdiera toda credibilidad a la hora de dar lecciones a otros sobre los valores europeos y el respeto a la democracia y al Estado de derecho”.

Sin embargo, parece que los Patriots son demasiado grandes para ser marginados tan fácilmente. Según Politico , el grupo ya ha alcanzado un acuerdo preliminar para compartir las comisiones parlamentarias, según el cual la nueva facción de derecha obtendría dos presidencias para dirigir la comisión de Transporte y Turismo ( TRAN ) (anteriormente presidida por los Verdes) y la comisión de Cultura y Educación ( CULT ), que hasta ahora pertenecía al centrista PPE.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Scroll to Top
Scroll to Top