Morfema Press

Es lo que es

Lula instala un “Ministerio de la Verdad” en Brasil para perseguir opositores

Comparte en

El exconvicto y actual presidente ilegítimo, Lula da Silva, creó por decreto este 1ro de enero una serie de organismos estatales para perseguir, sancionar y arrestar a quienes critiquen al nuevo gobierno.

La Derecha Diario

Mediante el Decreto Nº 11.328, en su artículo 47, se establece la nueva oficina de la Procuraduría Nacional de la Unión para la Defensa de la Democracia dentro de la Abogacía General de la Unión (AGU).

Además, mediante el Decreto Nº 11.362, en su artículo 24, se inaugura dentro de la Secretaría de Comunicación Social (Secom) de la Presidencia de la República el Departamento para la Promoción de la Libertad de Expresión.

El PT apenas ha tomado el poder y ya intenta transformar Brasil en la novela de George Orwell, “1984”, mediante la creación de un “Ministerio de la Verdad” con la intención de callar a la derecha opositora.

La Procuraduría Nacional de la Unión por la Defensa de la Democracia será el organismo destinado a mantener en línea a los opositores, y tendrá las facultades legales para enjuiciar a quienes divulguen “desinformación sobre políticas públicas”, tanto en redes sociales como en medios de comunicación.

Según el documento, esta Procuraduría podrá, entre otras cosas, “representar a la Unión, judicial y extrajudicialmente, en demandas y procedimientos de respuesta y enfrentamiento a la desinformación sobre políticas públicas”. Algo realmente aterrador.

El documento no explica los criterios que se utilizarán para definir lo que sería información legítima o “fake news” . Al mismo tiempo, no detalla cómo será la estructura de la nueva fiscalía y qué metodología se utilizará para el seguimiento de los hechos, lo que facilita el abuso del poder y la censura por parte de las autoridades públicas.

El nuevo fiscal general de la Unión, Jorge Messias, ya advirtió durante su ceremonia de toma de posesión que los “ataques a las autoridades que hemos presenciado en los últimos años ya no serán tolerados”, refiriéndose obviamente no a ataques físicos si no a simples críticas contra sus figuras.

Esto es parte de una falsa narrativa creada por la izquierda y los propios medios alineados al régimen petísta que promueven que los seguidores de Bolsonaro pertenecen a una derecha violenta y antidemocrática, mientras que fueron ellos los que quisieron proscribir al entonces presidente para que no se pueda presentar, después fueron ellos los que rechazaron auditar las elecciones y ahora son ellos quienes quieren apresar al ex mandatario.

Por otra parte, la Procuraduría tendrá el apoyo del nuevo Departamento para la Promoción de la Libertad de Expresión, que hará todo menos promover la libertad de expresión.

Este departmaneto tendrá entre sus competencias “proponer y articular políticas públicas para promover la libertad de expresión, el acceso a la información y combatir la desinformación y los discursos de odio en Internet”.

En otras palabras, trabajará en conjunto con el Ministerio de Justicia y de Seguridad Pública para regular lo que se publica en redes sociales y medios digitales. Bajo la excusa de cuidar la libertad de expresión, se desatará una brutal censura a la expresión, digno de la teoría del “doblepensar” que expuso de manera crítica George Orwell en su obra “1984”.

Estas medidas buscan poner a Brasil en tiempo récord en una situación similar a las que están Venezuela y Nicaragua, y a donde también se dirigen Bolivia y Colombia. Todos los gobiernos de izquierda lineados con el Foro de Sao Paulo han pisado el acelerador en la dirección de Cuba.

Scroll to Top