Es lo que es

ONU: Ante una sala vacía el canciller chavista leyó, durante 22 minutos, una carta de Maduro victimizándose

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Carlos Faria, se dirigió prácticamente solo al 77° período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York, leyendo una carta abierta supuestamente escrita por Nicolás Maduro.

Por: La Voz de América / Título de Morfema Press

En la misiva calificó de “ficticio” y “ridículo” el gobierno interino del líder opositor Juan Guaidó en una carta abierta leída por su canciller en Naciones Unidas. Dice que Venezuela quiere ser “útil” como proveedor de petróleo y gas en el mercado global.

Maduro denunció que Venezuela ha sufrido pérdidas por 150.000 millones de dólares en los últimos años por las sanciones económicas extranjeras, que calificó de “crímenes de lesa humanidad”, en una carta leída por su canciller, Carlos Faría.

El máximo delegado diplomático del gobierno venezolano leyó durante 22 minutos una “carta abierta a la humanidad” a nombre de Maduro, firmada en Caracas, donde denunció “una perniciosa campaña mundial de descrédito y estigmatización” contra su país.

Según el jefe de Estado venezolano, desconocido como tal por 50 gobiernos del mundo desde hace tres años y medio, esa presunta campaña busca asfixiar a su Poder Ejecutivo en lo político y lo económico. Uno de los argumentos de lo que denunció como un “relato falso” es acusarle de ser un dictador y a Venezuela de ser un Estado fallido.

Afirmó que en su nación se han aplicado “todos los manuales para desestabilizar su democracia”, incluyendo intentos de magnicidios, invasiones y “movimientos sediciosos contra la Constitución”, según denunció en su carta ante las Naciones Unidas.

En ese momento, Maduro calificó al gobierno interino del líder opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario encargado por 50 países, como “ficticio” y “ridículo”.

Denunció que pesan sobre Venezuela 913 sanciones “ilegales” que le impiden “vender y comprar” los productos que necesita para su desarrollo. “Esto se traduce en sufrimiento, privaciones”, apuntó su canciller en su nombre, asegurando que esas restricciones extranjeras son consideradas por Caracas como “crímenes de lesa humanidad”.

El mandatario venezolano acusó a Europa y Estados Unidos de cometer “expolio” contra el patrimonio y los activos de Venezuela en el extranjero, entre los que mencionó su impedimento de utilizar 31 toneladas de oro reservadas en bancos de Inglaterra y 10.000 millones “de dólares y fondos bloqueados ilegalmente” en el resto del mundo.

El mensaje de Maduro se conoce cuatro días luego de que la Misión independiente para la determinación de hechos sobre Venezuela, con mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, lo señalara como responsable de crímenes de lesa humanidad en medio de un “plan diseñado” para reprimir a la disidencia política de su gobierno.

Scroll to Top