Es lo que es

Sin cómplices ni bala en la recámara: las claves del ataque fallido a Kirchner

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Voz Pópuli

El autor, un brasileño de 35 años, no logró disparar la pistola, que, según las primeras investigaciones, no llevaba ninguna bala en la recámara

Veinticuatro horas después del ataque frustrado a Cristina Fernández de Kirchner comienzan a esclarecerse algunas cuestiones. El detenido, Fernando André Sabag Montiel, que se ha negado a declarar ante la Justicia, consiguió apuntar con su arma a la vicepresidenta argentina, pero no se produjo ningún disparo.

Las primeras investigaciones apuntan a que este varón, de 35 años y origen brasileño, contaba con cinco balas en el cargador de su pistola. Sin embargo, no había ningún proyectil en la recámara, algo imprescindible para realizar el disparo.

Por ahora, el suceso ha elevado la tensión en la sociedad argentina, mientras que la vicepresidenta asegura que no se dio cuenta del momento en el que fue encañonada.

Sabag actuó solo

Según las primeras pesquisas, Sabag Montiel actuó solo, pese a que las autoridades argentinas sospecharon en un primer momento de que podía tener cómplices. Así lo ha publicado el diario La Nación tras consultar a una fuente de la investigación, que consiguió llegar a esa conclusión tras analizar las cámaras de seguridad y reconstruir el recorrido que hizo el detenido en los minutos previos al ataque.

Acusado de tentativa de homicidio

El autor, de 35 años y procedente de Brasil, se enfrentará ahora a cargos de tentativa de homicidio calificado. Pese a que el arma no disponía de ninguna bala en la recámara, Sabag llego a apretar el gatillo hasta en dos ocasiones, según ha declarado un testigo ante la jueza María Eugenia Capuchetti.

Seguidor de grupos ultras y con antecedentes penales

Según ha trascendido a los medios de comunicación argentinos, Sabag es seguidor de grupos de ideología nazi. En sus fotografías se observa que sus tatuajes llevaban simbología utilizada por el nacionalsocialismo. Tras registrar su piso en la periferia de Buenos Aires, la policía encontró 100 balas ocultas y se comprobó que tenía antecedentes penales por conducir sin matrícula y portar un cuchillo de 35 centímetros.

Kirchner no fue consciente del ataque

Las autoridades también han tomado declaración a Cristina Fernández de Kirchner, que aseguró ante la jueza que no fue consciente del intento de asesinato en el momento en que se produjo. Lo supo minutos después, cuando entró a su vivienda de Buenos Aires.

La investigación prosigue entre el apoyo de muchos ciudadanos a Cristina Fernández de Kirchner y algunas acusaciones que afirman que no se trata magnicidio fallido sino un montaje para ensalzar la figura de la política argentina ante la opinión pública.

Scroll to Top