Es lo que es

Profesor de la universidad de Harvard: Bancos centrales deberían comprar bitcoin y tenerlo en sus reservas

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Criptonoticias

Matthew Ferranti, profesor de Harvard, sugiere que bitcoin también podría ayudar a las naciones a evadir sanciones financieras.

Matthew Ferranti, profesor de la universidad de Harvard, expuso que los bancos centrales deberían tener reservas en bitcoin (BTC) en pequeñas cantidades, según una investigación que presentó hace unos días.

Ferranti ve razonable que los bancos centrales tengan en sus reservas pequeñas cantidades de bitcoin. Señala también que quienes deben tener muchos más BTC son aquellos países sancionados financieramente por grandes potencias como Estados Unidos o la Unión Europea, destaca el estudio.

La investigación del profesor de Harvard explora el potencial de bitcoin para servir como un activo de cobertura alternativo, aunque considera que el oro proporciona una cobertura más útil ante las sanciones.

«Si un banco central no puede adquirir suficiente oro físico para cubrirse ante los riesgos de sanciones, la opción de tener bitcoin aumenta aún más, lo que sugiere que el oro y bitcoin son sustitutos imperfectos», destaca el estudio.

El profesor de Harvard destacó que los bancos centrales se verían beneficiados si conservan bitcoin y oro en sus reservas, durante una entrevista.

En ese sentido, Ferranti puso como ejemplo que bitcoin podría funcionar para países que tienen una «infraestructura muy pobre, que no tiene la capacidad de almacenar grandes cantidades de oro, o países cuyas reservas son tan grandes que simplemente no pueden comprar suficiente oro», comentó en una entrevista.

Uno de los casos más recientes que mezcla a bitcoin y las sanciones económicas surgió tras el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, lo que produjo que Moscú fuera castigado financieramente por Estados Unidos y Europa, hecho que reportó CriptoNoticias.

Ahora Rusia evalúa el uso del activo digital para el comercio exterior y saltarse las regulaciones, para cumplir con sus compromisos internacionales.

Scroll to Top