Es lo que es

Artículo en The Lancet: Los individuos completamente vacunados pueden transmitir el Covid 19

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Por morfema.press

El Dr. Carlos Franco Paredes, del Centro de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado en Estado Unidos, ha publicado un artículo en la prestigiosa revista médica The Lancet donde cuestiona los mandatos de vacunación obligatoria contra el Covid 19 o SARS-COV-2

Argumenta el Dr. Franco, basado en estudios que cita en su trabajo, que «la demostración de infecciones avanzadas de COVID-19 entre trabajadores de la salud (Health Care Workers HCW en inglés) completamente vacunados en Israel, quienes a su vez pueden transmitir esta infección a sus pacientes,5 requiere una reevaluación de las políticas de vacunación obligatoria que conducen al despido laboral de los HCW no vacunados en los EE. UU.»

Indica que «De hecho, cada vez hay más pruebas de que los títulos virales máximos en las vías respiratorias superiores de los pulmones y el virus cultivable son similares en individuos vacunados y no vacunados»

Añade le Dr. Franco «De manera similar, investigadores en California no observaron diferencias importantes entre individuos vacunados y no vacunados en términos de cargas virales de SARS-CoV-2 en la nasofaringe, incluso en aquellos con infección asintomática comprobada»

Por lo tanto concluye que la evidencia actual sugiere que es posible que sea necesario reconsiderar las políticas de vacunación obligatoria actuales y que el estado de vacunación no debe reemplazar las prácticas de mitigación como el uso de máscaras, el distanciamiento físico y las investigaciones de rastreo de contactos, incluso dentro de poblaciones altamente vacunadas.

Resumen del artículo «Transmisibilidad del SARS-CoV-2 entre individuos completamente vacunados»

Los estudios de efectividad de las vacunas han demostrado de manera concluyente el beneficio de las vacunas contra la COVID-19 en la reducción de la enfermedad sintomática y grave individual, lo que se traduce en una reducción de las hospitalizaciones y los ingresos en la unidad de cuidados intensivos.1

Sin embargo, es necesario dilucidar el impacto de la vacunación en la transmisibilidad del SARS-CoV-2. Un estudio de cohorte prospectivo en el Reino Unido por Anika Singanayagam y colegas2sobre la transmisión comunitaria del SARS-CoV-2 entre personas vacunadas y no vacunadas proporciona información importante que debe tenerse en cuenta al reevaluar las políticas de vacunación. 

Este estudio mostró que el impacto de la vacunación en la transmisión comunitaria de las variantes circulantes del SARS-CoV-2 parecía no ser significativamente diferente del impacto entre las personas no vacunadas.23 

El fundamento científico de la vacunación obligatoria en los EE. UU. se basa en la premisa de que la vacunación previene la transmisión a otros, lo que resulta en una «pandemia de los no vacunados».4 

Sin embargo, la demostración de infecciones avanzadas de COVID-19 entre trabajadores de la salud (HCW) completamente vacunados en Israel, quienes a su vez pueden transmitir esta infección a sus pacientes,5requiere una reevaluación de las políticas de vacunación obligatoria que conducen al despido laboral de los HCW no vacunados en los EE. UU. 

De hecho, cada vez hay más pruebas de que los títulos virales máximos en las vías respiratorias superiores de los pulmones y el virus cultivable son similares en individuos vacunados y no vacunados. 2,3,5–7 

Una investigación reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. sobre un brote de COVID-19 en una prisión de Texas mostró la misma presencia de virus infecciosos en la nasofaringe de personas vacunadas y no vacunadas.6

De manera similar, investigadores en California no observaron diferencias importantes entre individuos vacunados y no vacunados en términos de cargas virales de SARS-CoV-2 en la nasofaringe, incluso en aquellos con infección asintomática comprobada.7 

Por lo tanto, la evidencia actual sugiere que es posible que sea necesario reconsiderar las políticas de vacunación obligatoria actuales y que el estado de vacunación no debe reemplazar las prácticas de mitigación como el uso de máscaras, el distanciamiento físico y las investigaciones de rastreo de contactos, incluso dentro de poblaciones altamente vacunadas.

Declaro que no hay intereses en competencia.

Comentarios de la Dra. Yolanda Abreu H. en un hilo en su cuenta Twitter al artículo del Dr. Carlos Franco Paredes

Continúa el hilo de la Dra. Abreu

2) Por ende, los pasaportes de vacunación son sólo burocracia coercitiva, segregacionista y discriminatoria que pone en más riesgo a la población al creer que tiene menos riesgo de contagio en una sala atestada de gente vacunada. También pone en perspectiva que es mucho más útil

3) Realizar un cribado inmunológico, estableciendo entonces el estado de inmunidad de los individuos, sobre todo los recuperados.
Hasta que no se cuestionen fuertemente las políticas sanitarias absurdas, éstas seguirán poniendo en mayor riesgo a la población.
Contagiarse es…

4) prácticamente inevitable, pero recordar que infectarse por SARS-CoV2 no es lo mismo que estar enfermo de COVID19.
Si usted está enfermo, debe aislarse para protegerse usted mismo y proteger a los demás, utilizar tratamiento temprano para evitar complicarse y consultar con un..

5) médico que puede decidir qué tratamiento específico necesita por su condición de salud individual. No se automedique, no siga recetas de cocina para la salud porque no existen y pueden ser contraproducentes.
Eso llevo año y medio diciéndolo.
La vacunación FOCALIZADA en grupos

6) de alto riesgo es parte de la estrategia de PREVENCIÓN FOCALIZADA que he promovido desde que esto inició. También he señalado los fallos conocidos y los potenciales de los antígenos y modelos vacunales utilizados, con sus respectivas maneras de corregirlos antes de extender

7) su uso masivo en la población. Utilizando, como debería hacerse con todo en medicina, un balance riesgo-beneficio por estrato poblacional, por eso es de suma importancia establecer diferencias entre recuperados y «naïves» y rangos de edad.
Finalmente, los refuerzos venideros,

8) deberían ser con estrategias de administración y antígenos modificados, ya se probó con éstas y no funcionó como se quería, corregir debería ser prioridad, no perseverar en el error como se ha venido haciendo.
Mantener adecuada ventilación natural siempre que sea posible y

9) si no lo es, considerar instalación de filtros HEPA en sitios concurridos y donde haya más probabilidad de contagio, con control de niveles de CO2.
Podemos corregir cientos de cosas para el bien común, exigirlo es nuestro derecho y nuestro deber. Si seguimos avalando medidas

10) erradas y en algunos casos contraproducentes, no sólo no estamos cumpliendo con nuestro deber, sino que estamos promoviendo la vulneración de nuestros derechos.


El Dr. Carlos Franco-Paredes, dirige el Centro de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, donde también es profesor asociado. Ha sido un experto médico en varias demandas relacionadas con Covid-19, incluidas las presentadas por el Southern Poverty Law Center

La Dra. Yolanda Abreu Hernández es Cardiólogo-Electrofisiólogo egresada de la Universidad Central de Venezuela y de la Universidad Complutense de Madrid con experiencia clínica práctica y teórica. Docencia, entrenamiento y formación teórico-práctica de Residentes de Cardiología en el área de Arritmias, Electrocardiografía, Electrofisiología y Estimulación cardíaca

Scroll to Top