Morfema Press

Es lo que es

Expediente Público: Docentes venezolanos toman liderazgo de protestas y enfrentan a Nicolás Maduro

Comparte en

Miles de maestros venezolanos se tomaron este 16 de enero las calles en Caracas, la capital venezolana, para exigir al régimen de Nicolás Maduro la renuncia de la ministra de Educación, Yelitze Santaella y la firma de la contratación colectiva que se traduzca en mejoras salariales y condiciones laborales que les permita palear la crisis económica que se vive en el país sudamericano.

Expediente Público

La protesta se extendió a otras ciudades venezolanas a pesar de las amenazas de represión de los colectivos, organización paramilitar chavista que apoya al régimen de Nicolás Maduro, que se apostaron en las puertas del Ministerio de Educación desafiando a los docentes que llamaron “traidora” a la titular de esta cartera.

Las cercanías de las oficinas de Educación fueron cerradas con tarimas que colocó el oficialismo, pero eso no evitó que los maestros se concentraran en la plaza Morelos, ubicada en la zona central de la capital.

Maestros sufren amenazas

La profesora Gricelda Sánchez, presidente de la ONG Formación Venezolana Para la Dirigencia Sindical (Fordisi) explicó a Expediente Público que la gestión de Santaella se ha caracterizado por acosar a los docentes y amenazarlos con “suspensiones de salarios”.

“Los profesores declaramos a Santaella persona no grata, destacando como por ejemplo que dejó sin sueldo a más de tres mil trabajadores educativos en diciembre”, indicó Sánchez.

La protesta de los docentes ocurre en momentos que la mayoría no tiene capacidad para satisfacer sus necesidades básicas.

Sánchez, también secretaria de Contratación Colectiva y Reclamos del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital, señaló que el sector educativo atraviesa uno de los peores momentos de su historia.

“Son momentos precarios, un maestro venezolano gana hoy cinco, diez, quince o veinte dólares y eso, por supuesto, no nos alcanza ni siquiera para ir a las escuelas”, dijo Sánchez.

Maestros piden salarios en dólares

El salario mínimo base, fijado en marzo de 2022, sigue siendo de 130 bolívares mensuales, lo que equivale a 7 dólares aproximadamente.

Roymer Duran, presidente del Sindicato Venezolano de Maestros en el municipio de Acevedo, explicó a Expediente Público que un docente en Venezuela devenga un salario promedio de 13.15 dólares a la quincena lo que no ajusta para solventar las necesidades familiares.

“Con 13.15 dólares debe hacer magia para mantener a su grupo familiar”, mencionó el dirigente sindical.

La canasta básica de alimentos, en diciembre de 2022, costó 371 dólares, según datos del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), un ente independiente integrado por expertos económicos.

“Estamos exigiendo la firma de un contrato colectivo que vaya anclado al dólar, porque el dólar es la moneda que prevalece en la economía de nuestro país, porque tenemos hoy los servicios dolarizados, todo lo que pagamos es en dólares, la comida, los servicios de internet, teléfono, la gasolina. Todo está dolarizado, menos los sueldos”, manifestó Sánchez.

La cesta económica registró un incremento del 1.36 % respecto a noviembre, cuando su valor llegó a los 366 dólares. Según el observatorio, Venezuela cerró 2022 con una inflación de 305.7 %, lo que provoca un encarecimiento en los productos de uso diario.

“Salimos a exigir respeto a la profesión docente, un salario digno, escuelas dotadas y lo que recibimos fue amedrantamientos, golpes y agresiones (…) Aquí en Caucagua, tenemos una semana protestando pacíficamente y hoy (16 de enero) comenzó la agresión sistemática, el monitoreo de las motos. Al final de la jornada recibí tres golpes en el rostro de un sujeto encapuchado, con gorra y pasamontañas que se escapó”, manifestó Duran.

Otros sectores se suman a protestas

A los miles de docentes que salieron a protestar se sumaron profesionales, obreros y técnicos, vinculados al magisterio, trabajadores del sector salud, de las universidades autónomas y también los pensionistas y jubilados.

El artículo 91 de la Constitución de Venezuela señala que el derecho de todo trabajador de tener un “salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”.

Se estima que en Venezuela la nómina de docentes ronda los 487,000 educadores en todo el país.

Las jornadas de protestas por mejoras salariales y de condiciones laborales comenzaron el 9 de enero de enero de 2023 y coincidieron con el inicio de clases en Venezuela.

Sánchez explicó que exhortarán a las federaciones a introducir un “pliego conflictivo” ante el Ministerio del Trabajo con la intención de preparar un paro o una gran huelga nacional del sector en caso de no obtener una respuesta a sus demandas.

“Desde el 2018 se nos está violando el 100 por ciento de nuestra convención colectiva y no hay respuesta y por eso estamos movilizados en las calles. Si no tenemos respuesta la semana que viene vamos a estar convocando a otras acciones”, mencionó Sánchez.

Infraestructura escolar decadente

Se estima que en Venezuela existen 24,000 escuelas y siete de cada 10 centros tienen problemas de infraestructura y a veces hay falta de servicios básicos como el agua y la energía, reveló Sánchez.

“Los salones se caen y los techos se caen, o sea el tema de infraestructura es gravísimo. Nuestros niños y jóvenes tienen que caminar kilómetros para llegar a las escuelas, no tienen cómo alimentarse, es decir la situación es realmente preocupante para todos los trabajadores del país”, advirtió Sánchez.

La docente y dirigente sindical expresó que los venezolanos se enfrentan a la “peor de las crisis”.

“Las escuelas aquí en Caucagua no cuentan con pupitres, hay una matrícula de 283 niños y apenas tienen 118 pupitres, pero están dañados, aquí más de ocho años no se ha invertido nada en educación”, insistió Duran.

Miles de trabajadores, profesionales, obreros y técnicos,vinculados al sector magisterio en Venezuela se tomaron las calles para demandar salarios dignos.
En años recientes los bajos salarios provocaron la deserción de docentes y en otros casos se van del país.

Duran exhortó a los docentes que no se han sumado a ninguna protesta a que “salgan a la calle a defender su derecho” amparados en el artículo 68 constitucional que les otorga el derecho a protestar.

Piden liberación de maestros

La lucha también va enfocada en lograr la liberación de al menos cinco docentes que son prisioneros en Venezuela, uno de ellos Robert Franco, que fue encarcelado el 26 de diciembre de 2020 acusado de un supuesto “complot” para impedir la instalación de la Asamblea Nacional, de mayoría chavista.

“Tenemos a más de cinco profesores presos por alzar la voz en nombre del sector. Este profesor tiene dos años presos y estamos exigiendo su justa libertad”, puntualizó Sánchez. Franco fue detenido el 26 de diciembre de 2020, tras ser vinculado a la llamada “Operación Boicot”. En Venezuela, según organizaciones de derechos humanos, hay al menos 312 personas detenidas por motivos políticos.

Scroll to Top