Es lo que es

¿Cuál bloqueo? Crecen las exportaciones de productos agrícolas y alimenticios de EEUU a Cuba

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Diario de Cuba

Las exportaciones de productos agrícolas y alimenticios de EEUU a Cuba aumentaron un 18,3% en julio de 2022, así como las de productos sanitarios, mientras que cayeron las donaciones humanitarias, indicó el Departamento de Agricultura del vecino país en su balance del séptimo mes del año.

De acuerdo con las cifras del organismo, las ventas a la Isla en ese periodo fueron del orden de los 23.468.476 dólares, un incremento en comparación con los 19.832.195 de julio de 2021 y los 12.809.286 de igual mes de 2020.

La cifra supone, en cambio, una disminución del 6,2% interanual, puesto que en los primeros siete meses de 2022 las compras de La Habana suman 167.653.569 dólares, por debajo de los 178.774.363 de igual periodo de 2021.

Cuba es ahora el mercado número 52 para los alimentos y productos agrícolas de EEUU, de un listado de 224 destinos en todo el mundo.

Aparte de esas cifras, las exportaciones a Cuba de productos sanitarios fue en julio del orden de los 974.025 dólares, mayor que las de junio (876.983 dólares). Y por el lado de las donaciones humanitarias, que en junio sumaron 3.786.513 dólares, más del doble de los 1.124.280 dólares de mayo, en julio cayeron a 2.264.433 dólares.

Las exportaciones a Cuba de julio incluyeron pasta de madera, aceite de oliva, cuartos de pierna de pollo congelados, carne de pollo congelada, muslos de pollo congelados, café, mantequilla, rositas de maíz, cacao, frituras de maíz, jugos de vegetales, bebidas no alcohólicas, desodorantes, jabón, desinfectantes e insecticidas, detalló el Departamento de Agricultura.

Las autoridades cubanas nunca hacen pública su cartera de compras en EEUU ni indican el destino de esta variedad de productos. En cambio, culpan de la escasez que sufren los cubanos al «férreo bloqueo» de Washington.

Sin embargo, las personas suelen reaccionar con ironía cada vez que un producto en las tiendas cubanas lleva el rótulo «Made in USA».

Estas exportaciones están autorizadas, pese al embargo, en virtud de la Ley de Reforma de Sanciones Comerciales y Mejora de Exportaciones (TSREEA, por sus siglas en inglés) de 2000, aprobada por la Administración de George W. Bush, a las que La Habana recurre sin pausa desde entonces.

Scroll to Top