Es lo que es

El polémico sistema monetario que Francia impone en África y despertó el enojo de Giorgia Meloni

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Derecha Diario

El sistema monetario asociado entre la Comunidad Financiera Africana y Francia sigue siendo objeto de severas críticas después de más de 70 años de aplicación. La primera ministra Giorgia Meloni se convirtió en una de las principales voces críticas del sistema dentro de Europa. 

ECONOMÍAEl polémico sistema monetario que Francia impone en África y despertó el enojo de Giorgia MeloniPublicado hace 14 horas en 21 de noviembre de 2022Por Redacción Economía
El sistema monetario asociado entre la Comunidad Financiera Africana y Francia sigue siendo objeto de severas críticas después de más de 70 años de aplicación. La primera ministra Giorgia Meloni se convirtió en una de las principales voces críticas del sistema dentro de Europa.

La organización monetaria de la Comunidad Financiera Africana (CFA), que formalmente se integra bajo el Franco CFA y contiene a 14 países miembros, sigue dando de qué hablar tanto en África como en Europa por las severas críticas hacia el accionar del Estado francés y su impacto en el desarrollo africano y las corrientes migratorias.

En los últimos días se viralizó un video del 2019 de la entonces diputado y actual Presidente del Consejo de Ministros de Italia, Giorgia Meloni, donde criticaba ferozmente este sistema monetario, y lo culpabilizaba por la pobreza en África que inexorablemente lleva a olas de inmigrantes.

La discusión volvió a tomar fuerza tras el reciente cruce entre Meloni y el presidente francés Emmanuel Macron, quien defiende este sistema monetario que data de la época imperial, mientras le exige a Italia que colabore más en la aceptación de inmigrantes ilegales.

El sistema monetario organizado en el Franco CFA

El Franco CFA es formalmente la moneda utilizada por la Comunidad Financiera Africana y mantenida para un total de 14 países africanos (ex-colonias francesas) sobre dos subáreas diferentes: el Franco CFA para África Central y el Franco CFA para África Occidental

Los 14 países miembros de ambas regiones son África CentralCamerúnRepública CentroafricanaChadRepública del CongoGabónGuinea EcuatorialBenínBurkina FasoCosta de MarfilGuinea-BisáuMalíNígerSenegal y Togo

El sistema nació tras el ingreso de Francia a los Acuerdos de Bretton Woods en 1945, que exigían un sistema internacional sobre el cual el dólar se volvía convertible con el oro a un tipo de cambio fijo, y las monedas restantes se fijaban nominalmente al dólar en un marco de convertibilidad. 

El Franco CFA mantuvo históricamente un tipo de cambio fijo con el Franco francés y en un régimen de convertibilidad, siguiendo así la pauta de Bretton Woods. Tras una serie de devaluaciones contadas y coyunturales, y tras el surgimiento del Euro, el Franco CFA pasó a ser convertible con este último y a un tipo de cambio fijado en 655 unidades por euro

Como cualquier régimen de convertibilidad, el objetivo de los acuerdos fue garantizar la estabilidad de precios a partir de una moneda que resultara creíble, ya que los Estados africanos no eran capaces de garantizar la suficiente credibilidad como para evitar presiones inflacionarias al momento de su independencia. Los 14 países africanos adherentes al sistema mantienen tasas de inflación muy moderadas, que fluctúan entre el 0% y el 3% anual

Las críticas al sistema monetario

Pero la convertibilidad sobre este sistema monetario guarda algunas características muy particulares que no tuvieron otras cajas de conversión en otros países, como el caso argentino en la década de 1990.

Aunque el Banco de los Estados de África Central y Banco Central de los Estados de África Occidental son responsables de emitir y garantizar la regla monetaria, lo cierto es que se encuentran obligados a depositar el 50% de sus reservas en divisas al Banco de Francia, que responde al Tesoro francés a partir de la distribución de utilidades. 

Este último requisito se basa en el hecho de que la institución monetaria gala garantiza la convertibilidad ilimitada con el Euro, pero enmarca una relación de dependencia muy poco convencional para este tipo de sistemas

La caja de conversión bien podría ser respaldada por una regla administrada por las propias autoridades africanas de manera independiente y soberana, de la misma manera en que lo hizo Argentina con el dólar estadounidense en los años 90. El Estado francés guarda un interés especial en esta organización particular porque puede captar recursos sobre las divisas retenidas en sus reservas

Asimismo, el Estado francés también se reserva ciertos derechos sobre el nombramiento de autoridades en los respectivos bancos centrales que emiten el Franco CFAy mantiene el derecho de veto. Nuevamente, esta organización es completamente atípica a cualquier otra experiencia de caja de conversión en la historia reciente y engloba características coloniales.

Scroll to Top