Es lo que es

España lidera las compras de gas ruso a escala mundial en julio y agosto 

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Voz Pópuli

El país lidera la lista de importaciones de gas natural licuado en julio y agosto. Los datos que ofrece CREA cifra en 750 millones de euros las compras de GNL ruso durante estos dos meses

España es el tercer mayor importador de gas natural licuado (GNL) procedente de Rusia en los seis primeros meses de esta guerra, tras Francia y Bélgica. Aunque, si se limitan estas compras a los dos principales meses de verano, el país lidera las compras de gas ruso a escala mundial en agosto y julio. 

Los datos que ofrece el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA en sus siglas en inglés) refleja que los 750 millones de euros en compras de GNL que ha realizado España a Rusia estos dos meses de verano le hacen situarse a la cabeza por delante de Francia y China. 

“Las importaciones españolas de combustibles fósiles rusos aumentaron en julio y agosto, en comparación con los meses anteriores, impulsadas por un aumento de las importaciones de GNL”, explica Lauri Myllyvirta, analista principal CREA. “En estos dos meses, España fue el mayor importador de GNL ruso del mundo, pagando unos 750 millones de euros. La generación de electricidad a partir de gas aumentó considerablemente en España en julio-agosto debido a la ola de calor y la sequía, que aumentaron la demanda de energía y afectaron a la producción hidroeléctrica. El 35% de la electricidad española se generó con gas durante esos meses. Por eso es importante descarbonizar la generación de energía”, añade la analista.

Unas cifras que casan con los últimos datos ofrecidos por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). Las importaciones de gas natural procedente de Rusia han crecido un 32,9% este junio, hasta los 8.751 gigavatios hora (GWh). Un mes en el que Rusia se convirtió en el segundo proveedor de gas de España, al ser el origen del 24,4% del gas recibido en esas fechas, sólo por detrás de los 10.618 GWh de Estados Unidos, que se consolidó como principal suministrador, con el 29,6% del total.

Vía CREA

Más socios

Aunque España no ha sido el mayor comprador de gas del mundo en julio y agosto. Bulgaría ha liderado este ránking gracias a los gasoductos que le conectan con las redes que gestiona Vladimir Putin. En total, cerca de 1.600 millones de euros en compras de gas por parte del Gobierno búlgaro. Turquía y Alemania ocupan el segundo y tercer lugar de los datos que ha recopilado CREA con acuerdos que superan los 1.200 millones de euros. China, por su parte, es el país que más petróleo y carbón ruso ha comprado en el mismo período con un gasto total que ronda los 9.000 millones de euros. 

Estos son algunos de los datos que se extraen del amplío informe del el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA) titulado Financiando la guerra de Putin: exportaciones de combustibles fósiles de Rusia en los primeros seis meses de la invasión de Ucrania. Una organización de investigación independiente que se creó hace tres años en Helsinki y que se financia a través tanto de subvenciones filantrópicas como ingresos de investigaciones encargadas. El seguimiento de las ventas energéticas de Rusia se fundamenta en los datos que facilita Eurostat, la Red Europea de Operadores de Sistemas de Transmisión de Gas (ENTSOG) y UN Comtrade.

Estas compras se producen después de que, el pasado 18 de mayo, la Unión Europea pusiese en marcha su plan REPowerEU, con el objetivo de poner fin a su dependencia de los combustibles fósiles rusos lo antes posible y, a más tardar, en 2027. Para lograrlo, dicho plan establece medidas relacionadas con el ahorro energético y la eficiencia energética, y propone un despliegue acelerado de las energías limpias para sustituir a los combustibles fósiles en los hogares, la industria y la generación de electricidad. 

España y la UE, grandes clientes

Los ingresos de Rusia por las exportaciones de combustibles fósiles alcanzaron los 158.000 millones de euros en los seis primeros meses de la guerra de este país contra Ucrania, según CREA. España se situó en el puesto número 11 entre los mayores países importadores a nivel mundial, al pagar 3.300 millones de euros.

Vía CREA

Dentro de la Unión Europea, Alemania lidera las compras de gas ruso con un total de importaciones por valor de 19.000 millones de euros. Le siguen los Países Bajos, con 11.100 millones de euros, e Italia, con compras de 8.600 millones de euros. 

La Unión Europea sigue siendo el principal importador de combustibles fósiles de Rusia con compras que se elevan este año hasta los 85.000 millones de euros, seguido de los 35.000 millones de euros que se compró a lo largo de 2022 desde China, los 11.000 millones de Turquía, los 7.000 millones de compras de combustible de India y los 2.000 millones de Corea del Sur.

“Los ingresos por exportaciones de combustibles fósiles contribuyen con un estimado de 43.000 millones al presupuesto federal de Rusia, lo que ayudó a financiar los crímenes de guerra en Ucrania”, concluye CREA en su informe

Scroll to Top