Morfema Press

Es lo que es

Horacio Medina: Citgo en democracia recuperaría a Pdvsa

Comparte en

Vía El Tiempo

Para Horacio Medina, presidente de la junta administradora ad hoc de Pdvsa, la más grande de sus filiales, Citgo, actualmente bajo control del llamado gobierno interino, tiene tres opciones: ser el soporte “imprescindible” en el rescate del negocio de hidrocarburos; “ser destruida por segunda vez”; o terminar en medio de un remate de acreedores y demandantes.

De seguir la revolución, ¿qué sería de Citgo?

–Deberíamos preguntarnos: ¿qué ocurriría de no seguir el gobierno interino? Entonces, una opción sería que Citgo regresara a manos de Maduro y sería destruida por segunda vez. Otra opción es que, Citgo sería rematada por acreedores y demandantes.

–¿Y fuera del poder?

–Con un gobierno democrático en el poder, Citgo sería una pieza vital, diría imprescindible, para marcar el camino en la recuperación de la Industria y producir soluciones a corto plazo para los venezolanos, como por ejemplo estabilizar la distribución decombustible en un trimestre.

–¿Cuánto vale Citgo?

–En el mercado entre 10 mil y 12 mil millones de dólares. Para Venezuela “no tiene precio”. Estratégicamente hablando, para construir el futuro, su valor es inconmensurable. 

Cuentas claras 

–¿A dónde van los fondos que genera Citgo? 

-–A pagar las deudas que dejaron las gestiones anteriores, corruptas y negligentes, al tiempo que una porción sirve para mejorar el flujo de caja operacional de la empresa. 

–¿Cuánto costaría retomar la producción de crudo de antes? 

–Depende. Con Maduro nunca se podría. Sin Maduro, tomará algunos años, creo que, entre 5 y 8, con mucho dinero, tal vez 100 mil millones de dólares, dedicación, mística y conocimiento. 

–¿Y recuperar a Pdvsa? 

–No creo que sea recuperable, además pienso que es irrepetible. Tendremos que concebir otra empresa estatal, pero redimensionada, focalizada y eficiente. 

–¿Seguirá cayendo el precio del petróleo? 

–Eso solo Dios y las fuerzas del mercado lo saben. Hoy día, el precio depende mucho de la percepción del mercado y de quienes lo manejan y eso, no está bajo control. No obstante, lo cierto es que, su comportamiento histórico es pendular y cíclico. 

–¿Cómo ha sido el balance de la Junta ad hoc de Pdvsa en el control de activos fuera de Venezuela? 

–En mi opinión, considero que hemos cumplido con nuestra misión de defender y preservar los activos de Pdvsa en el exterior, manteniendo una conducta corporativa y profesional. Hemos tenido un esfuerzo prioritario con Citgo que, 44 meses después sigue bajo control de Venezuela, cuando en 2019 se daba por perdida. 

 –¿Vende Pdvsa petróleo por debajo de la mesa a traficantes rusos? 

–Sin duda que hay muchas irregularidades en los barcos que llegan a descargar y/o cargar crudo y/o productos en Venezuela. Muchos de ellos ocultan su nombre; en su travesía apagan los sistemas de telecomunicaciones y con regularidad zarpan con destino desconocido. 

–¿Desvía cargamentos a Cuba? 

–Algunos cargamentos se desvían para clientes no precisados, pero para Cuba, desde hace 20 años, es una desviación obligada. 

–Tras la victoria de Lula en Brasil, ¿qué vislumbra en el mercado petrolero de la región? 

–Si Lula le da a Petrobras el espacio para desarrollar una administración orientada al mercado y mantiene la política fuera de decisiones corporativas, Petrobras será muy importante en el mercado. Pero creemos, como muy probable, que Lula da Silva interferirá en la empresa. Entonces su influencia será nula. 

–¿Qué haría con la nómina de Pdvsa? 

–Tema complejo. La revisión debe ser exhaustiva, de seguro hay muchos pillos y coleados. Sin embargo, se respetarán, de manera integral, los derechos labórales. 

–¿Seguirán esperando sus beneficios los 23 mil despedidos? 

–Hemos hecho, y seguimos haciendo, lo que corresponde y lo que podemos. No se trata de esperar beneficios, se trata de reclamar lo que nos corresponde por derecho, además de estar siempre dispuestos a dar lo mejor, de cara al futuro. 

Nacionalización chucuta 

–¿Qué fue la primera nacionalización? 

–La nacionalización de 1976 se convirtió en Estatización, el pecado original en la vida de Pdvsa. 

 –¿Y la segunda? 

–Espero que la segunda sea de verdad una Nacionalización, es decir permita propiciar la participación masiva del capital privado nacional junto a la imprescindible llegada del capital internacional. Ese es el camino, inevitable e ineludible, para convertir a Venezuela en una potencia energética del hemisferio occidental. 

–¿Alguna vez fue Pdvsa autónoma? 

–Yo no creo que exista algo 100% autónomo, pero si estoy seguro de que Pdvsa enmarcó su gestión en asumir todas las responsabilidades y decisiones que le correspondían, dentro del ámbito corporativo. Las decisiones políticas las tomaron otros. 

–¿El mejor presidente de la industria? 

–Difícil respuesta, cada uno, en su momento, fue número uno. Pero quizás me inclinaría por Rafael Alfonzo Ravard, por ser el primero. 

–¿Retomaría la apertura petrolera del 96? 

–Creo que la Apertura Petrolera que se inició en 1990 fue un proceso histórico que alcanzó la cima en 1996, sin embargo, estoy persuadido que hoy día estamos obligados a hacerlo mejor. 

 –¿Un aprendizaje de los años 2002 y 2003?

–Principios y valores, meritocracia y mística son vitales, pero no suficientes para construir un país. Hace falta participar en política y conectarse con la gente. 

–¿Quién fue más culpable en el saqueo petrolero: Nicolás Maduro o Rafael Ramírez? 

–La dupla Chávez – Ramírez, sembraron las bases e iniciaron el proceso. La tripleta Maduro-Cabello-El Aissami completaron la faena. 

–¿La mejor siembra del petróleo en la historia de Venezuela? 

–Las Becas Gran Mariscal de Ayacucho. 

 –¿La peor? 

–El reparto discrecional, corrupto y negligente de los ingresos petroleros entre 2003 y 2014, que trajo destrucción, crisis y una catástrofe humanitaria. 

–¿Un temor? 

–Que nos volvamos a equivocar. 

–¿Una esperanza? 

–Que rectifiquemos y hagamos lo correcto. 

–¿Una convicción? 

–No existe una forma correcta de hacer las cosas mal. 

–¿Una alegría? 

–Poder ver la recuperación y fortalecimiento de la Democracia. 

–¿Una nostalgia? 

–Seguir unido a Venezuela luego de 18 años en el exilio. 

–¿Un desengaño? 

–Creer que los liderazgos habían aprendido. 

 –¿Una meta? 

–Regresar a Venezuela en Democracia. 

–¿Una autocrítica como oposición? 

–La desunión y la falta de integración entre lo político y lo social. 

–¿Qué reservan las reservas petroleras? 

–Si se quedan en el subsuelo, lo peor. 

–¿Y el futuro del país? 

–Si producimos las reservas y cambiamos el modelo político de conducción con visión de progreso, Venezuela será grandiosa, como siempre ha debido ser.

De perfil 

Horacio Medina Herrera, Ingeniero de Petróleo, tiene más de veinte años de experiencia en la industria petrolera. Se desempeñó como gerente de Convenios Operativos y de Nuevos Negocios de Pdvsa hasta el 2002. Fue presidente de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo. Es asesor y consultor de proyectos en materia de Energía; presidente de la Unión Nacional de Trabajadores Petroleros y Petroquímicos de los Hidrocarburos y sus derivados (Unapetrol) y miembro fundador de Organización no gubernamental Asociación Civil Gente del Petróleo. Organizó la consulta popular promovida por la AN y el gobierno interino de Juan Guaidó en rechazo a las elecciones parlamentarias de 2020. El 30 de junio de ese año fue designado por el parlamento miembro de la junta administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa) y en diciembre asumió la presidencia de dicha instancia.  

Caracas Jolguer Rodríguez Costa

Scroll to Top