Es lo que es

La exploración mundial petrolera se reduce a medida que las empresas cambian su enfoque hacia regiones y activos de menor riesgo

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Rystad

La exploración mundial de petróleo y gas vacilará este año a medida que la cantidad de bloques con licencia y la superficie total caigan a mínimos históricos mientras el sector lucha por sacudirse los efectos de la pandemia de Covid-19 y la consiguiente caída del mercado petrolero, muestra una investigación energética de Rystad

Solo se completaron 21 rondas de arrendamiento a nivel mundial hasta agosto de este año, la mitad de las 42 rondas realizadas en los primeros ocho meses de 2021. La superficie adjudicada en lo que va del año se ha reducido a un mínimo de 20 años de 320.000 kilómetros cuadrados. Se espera que las rondas de arrendamiento globales sumen 44 este año, 14 menos que en 2021 y el nivel más bajo desde 2000.

El gasto global en exploración ha estado cayendo en los últimos años a medida que las compañías de petróleo y gas buscan limitar el riesgo centrándose en los principales activos de producción y regiones con producción garantizada, con el objetivo de optimizar sus operaciones y construir un negocio más resistente en medio de la incertidumbre del mercado y la amenaza de una recesión.

El panorama político también está contribuyendo a la disminución de las adjudicaciones de licencias, con muchos gobiernos pausando o deteniendo los arrendamientos y alentando a las empresas a concluir la actividad de exploración dentro de los bloques ya adjudicados. Es probable que esta tendencia continúe ya que los gobiernos están menos dispuestos a invertir en la producción de combustibles fósiles y, en cambio, miran hacia un futuro de cero emisiones netas.

“La actividad de exploración global ha tenido una tendencia a la baja en los últimos años, incluso antes de la pandemia de Covid-19 y la caída del mercado petrolero, y parece que continuará este año y más allá. Está claro que las compañías de petróleo y gas no están dispuestas a asumir el mayor riesgo asociado con la exploración nueva o la exploración en áreas ambiental o políticamente sensibles”.

Aatisha Mahajan, vicepresidenta de análisis, Rystad Energy

El sector de exploración en tierra contribuye significativamente a la disminución de la superficie adjudicada. La superficie terrestre total adjudicada en la actividad de arrendamiento se ha desplomado de más de 560 000 kilómetros cuadrados en 2019 a solo 115 000 kilómetros cuadrados en lo que va del año. La superficie arrendada en alta mar también alcanzó un punto alto en 2019 antes de caer por un precipicio en 2020 y se ha mantenido relativamente plana en los últimos dos años.

Las rondas de arrendamiento concluidas han disminuido significativamente en Rusia, EE. UU. y Australia este año. Estos países han realizado cinco rondas de arrendamiento juntas en lo que va del año, tres en Rusia y una en EE. UU. y Australia, frente a las 17 rondas en los primeros ocho meses de 2021 (ocho en Rusia, cinco en EE. UU. y cuatro en Australia ). La caída en EE. UU. se debe principalmente a la cancelación de Lease Sales 259 y 261 en el Golfo de México y Cook Inlet en Alaska.

La concesión de licencias en Asia se ha opuesto a la tendencia con una mayor actividad y adjudicación de bloques en Malasia, Indonesia, India y Pakistán. La disminución global de las rondas de licencias ha afectado directamente a la superficie adjudicada, que ha alcanzado un mínimo histórico en el período de enero a agosto de unos 320.000 kilómetros cuadrados.

La disminución de la actividad de arrendamiento ha resultado en una caída considerable en las adjudicaciones de superficie en Rusia, cayendo un 90 % desde hace un año a 9.000 kilómetros cuadrados, mientras que la superficie con licencia en África se redujo en un 70 % a solo 46.000 kilómetros cuadrados repartidos por Angola, Egipto, Marruecos y Zimbabue., los únicos países africanos en otorgar nuevas áreas de exploración hasta la fecha en 2022. Por otro lado, los nuevos bloques otorgados en Asia entre enero y agosto casi se cuadruplicaron con respecto al mismo período del año pasado, mientras que los adjudicados en Sudamérica aumentaron en un 140 %.

Profundizando en los bloques adjudicados

Brasil es el mayor contribuyente en términos de bloques adjudicados en lo que va del año, con 59 subastados durante su Tercera Ronda de Oferta Permanente. Las grandes empresas europeas Shell y TotalEnergies se quedaron con los ocho bloques marinos que se ofrecían, seis y dos, respectivamente. Los 51 bloques terrestres restantes en las cuencas Tucano, Espirito Santo, Potiguar, Reconcavo y Sergipe Alagoas fueron para los actores regionales 3R Petroleum (seis bloques), NTF (dos), Petro Victory Energy (19), Origem Energia (18), Imetame Energia (tres), Petroborn Oleo (dos) y CE Engenharia (uno).

Otras adjudicaciones de bloques importantes después de Brasil fueron Noruega con 54 nuevas licencias en su ronda APA 2021, India con 29 bloques en sus Rondas OLAP 6 y 7, y la cuarta ronda de subastas de petróleo y gas de Kazajstán, en la que se adjudicaron 11 bloques. 

También hubo alguna actividad esporádica en África entre enero y agosto, con Egipto otorgando derechos para explorar en nueve bloques y Angola otorgando dos bloques. América del Sur también vio una ronda de licencias en alta mar en Uruguay, donde se otorgaron tres bloques de exploración: los bloques OFF-2 y OFF-7 a Shell y el bloque OFF-6 a ​​la APA independiente de EE. UU. Challenger Energy firmó una licencia de 30 años para OFF-1 mediante negociación directa con el gobierno.

Scroll to Top