Es lo que es

La inflación interanual en EE.UU. llega al 7 %, la cifra más alta desde 1982

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La tasa interanual de inflación en Estados Unidos subió en diciembre hasta el 7 %, dos décimas por encima de la de noviembre y la cifra más alta registrada desde 1982, informó este miércoles la Oficina de Estadísticas Laborales del país.

Se trata de la mayor subida interanual desde junio de 1982 —con Ronald Reagan al frente del Gobierno estadounidense y Paul Volcker dirigiendo la Reserva Federal, ambos ya fallecidos— y está en línea con las predicciones de la mayoría de analistas, que ya preveían un aumento de los precios cercano al 7 %.

Reseña El Economista que la inflación sigue imparable en EEUU y buena parte del mundo. El nuevo dato de IPC correspondiente a diciembre revela que los precios crecieron a una tasa interanual del 7% en diciembre en la mayor economía del mundo, niveles no vistos desde junio de 1982, los precios no crecían a semejante velocidad desde hace casi 40 años. Esta ha sido la enésima sorpresa al alza de la inflación.

La energía y los coches usados siguen siendo los componentes que están empujando a los precios en general en términos interanual. En términos mensuales (cuánto han subido los precios mes a mes), la inflación se ha situado en el 0,5%, siendo los coches nuevos, los usados, la ropa y la comida los componentes que más han contribuido a este indicador.

Los analistas de Oxford Economics destacan precisamente esa fortaleza mensual de los precios: «Los cuellos de botella en la cadena de suministro en medio de una fuerte demanda mantendrán la tasa de inflación elevada al menos hasta el primer trimestre antes de que los desequilibrios entre oferta y demanda se reduzcan gradualmente y la inflación se modere en el segundo semestre de 2022″.

El último respiro que dio la inflación fue en agosto de 2021, cuando la tasa de precios se estabilizó, ya en niveles muy elevado, en el 5,2%, desde entonces el IPC en EEUU no ha parado de subir.

Además, las tasas de crecimiento interanuales de los precios han ido rebasando las expectativas del mercado mes a mes (en noviembre los precios subieron un 6,8%máximos desde 1982), lo que ha obligado a la Fed a mostrar un tono más agresivo del que tenía previsto, aunque por ahora casi todo son palabras y los tipos de interés se mantienen en cero y el balance del banco central en máximos históricos.

La inflación toca máximos desde 1982 en EEUU

«Esta tasa de inflación tan elevada y rígida ha cogido por sorpresa al banco central. La Fed ahora ve como su máxima prioridad garantizar que la inflación se modere hacia el objetivo a largo plazo del 2%. Para ello creemos que la Fed aumentará los tipos en marzo y se producirán hasta cuatro subidas del precio del dinero en total en 2022. Además, según los comentarios agresivos de los funcionarios de la Fed, es probable que la reducción del balance (ajuste cuantitativo) comience a mediados de año», sentencian desde Oxford Economics.

No obstante, la Fed espera que la inflación comience a moderarse pronto de forma natural, un mensaje que también comparten otros ‘jugadores’ de mercado. En principio, una vez que los precios comiencen a compararse (calcular la tasa de variación) con los de 2021, el IPC interanual debería dar muestras de relajación o desinflación, es decir, un crecimiento menor, pero que seguirá siendo positivo.

La inflación seguirá siendo claramente positiva en 2022 porque los datos mensuales revelan que las empresas siguen trasladando poco a poco sus amentos de costes a los bienes y servicios finales que adquieren los consumidores. Esta misma semana, Jerome Powell, presidente la Reserva Federal, aseguró que el banco central está listo para endurecer su política monetaria si percibe que las expectativas de inflación se desanclan.

Scroll to Top