Morfema Press

Es lo que es

Las cinco megafuerzas que hacen atractiva a América Latina, según BlackRock

Comparte en

Vía Bloomberg en Línea

El director de BlackRock para la región habló en exclusiva con Bloomberg Línea para explicar cuáles son los campos y los países que más interés despiertan entre inversionistas extranjeros

BlackRock tiene identificadas, a raíz de sus diálogos con inversionistas que asesora, las cinco megafuerzas que hacen de América Latina un destino atractivo y capaz de atraer inversión extranjera desde ya, y durante los próximos años.

Para comprender mejor cuáles son y en qué países se está trabajando sólidamente en ellas, Bloomberg Línea habló con Aitor Jauregui, director de Black Rock para América Latina, quien aseguró que con la elección presidencial de México el pasado dos de junio, la región cerró tres años de agitación política y entra en un periodo de calma.

Las fortalezas de América Latina

Explica Jauregui que hay cambios estructurales significativos que “hemos identificado en BlackRock para incidir en la inversión, tanto presente como en el futuro, y esto es algo que nos van trasladando los inversionistas”.

Dice que estos cambios tienen un impacto importante en la región de América Latina y, por tanto, están atrayendo capital internacional a la región.

Jauregui define así las cinco megafuerzas

· La divergencia demográfica

· Disrupción digital y el impacto de la inteligencia artificial

· La fragmentación geopolítica y la competencia económica

· El futuro de las finanzas

· La transición a una economía baja en carbono

Divergencia demográfica

Tiene que ver con el envejecimiento de la población. Dice Jauregui que “está cerca de limitar de alguna manera la capacidad de producción y crecimiento agrícola en muchas partes del mundo. Ahora bien, hay una serie de economías, de mercados, de vías de desarrollo que sí que tienen el potencial de beneficiarse de poblaciones más jóvenes y de crecimiento”.

Dice que este es el claro ejemplo de América Latina. Aunque, reconoce que es cierto que, en el caso de Colombia, sí está transitando hacia un perfil demográfico mayor, “yo creo que esto pasa en todos lados, pero todavía tiene una población joven. Por lo tanto, es de esperar que precisamente motivado por esta megafuerza, Colombia también sea de interés de inversores internacionales”, aseguró.

Disrupción digital e inteligencia artificial

Advierte el experto de BlackRock que “realmente ambas están redefiniendo nuestro modo de vivir y de trabajar”.

Dice que están causando un impacto en los mercados. “Lo estamos viendo no sólo con los Siete Magníficos en Wall Street, sino porque toda empresa, sector de actividad, está de alguna manera abrazando la inteligencia artificial y la tecnología para desarrollar negocio o para operar con sus diferentes stakeholders”.

Asegura que esto involucra tanto a proveedores como a las cooperativas, clientes, accionistas y, en general, todas las partes interesadas.

Y es que Jauregui sostiene que la industria tecnológica, está centrando mucho la atención en la inteligencia artificial y por ello BlacKRock está sobreponderando las inversiones en inteligencia artificial en mercados desarrollados.

No obstante, reconoce que esto empieza a llegar también a otros mercados. Por tanto, América Latina, con un componente de innovación tecnológica, con mucha digitalización en algunos países e incluso, con entidades financieras digitales, “están tratando de capturar esta oportunidad”.

Fragmentación geopolítica

Jauregui explica que esto tiene que ver con el tema de la reorganización o reasignación de las cadenas de suministro globales motivadas no solo por la pandemia, sino también por la guerra en Ucrania, junto con las tensiones geopolíticas entre Israel y Palestina.

“Esto ha hecho también que haya algunos países como India, México, Brasil o Vietnam que tienen recursos para poder ser parte de esas cadenas de suministro y de alguna manera poder beneficiarse de esa cercanía, el famoso nearshoring”, complementa Jauregui.

Explica que esto es una oportunidad geográficamente hablando, una oportunidad muy importante para la región, “no solo si pensamos en cómo hacer negocio con Estados Unidos, sino también para surtir o apoyar a México en ese intento por escalar esa producción”.

Añade que ya se está viendo que hay muchos países en Centroamérica que están de alguna manera sirviendo o abasteciendo a México en muchas componentes de las cadenas de suministro.

El futuro de las finanzas

Históricamente, los bancos han sido fuente de financiación para muchísimas operaciones de diferentes industrias.

“La realidad es que en los últimos años hemos visto cómo el sector privado, el crédito privado, ha venido a sustituir o a complementar gran parte de esa financiación y ha venido a ser fuente de crédito no bancario que ha resultado realmente atractiva para muchas empresas y para poder impulsar el crecimiento”, dice el director de BlackRock para Latinoamérica.

Cuenta Jauregui que a día de hoy se cree que hay una oportunidad enorme en el crédito privado, la industria total, la industria de gestión de activos, la industria de crédito privado asciende a 1,6 trillones de dólares. “Nosotros prevemos que para 2028 esto será una industria de 3,5 trillones de dólares, más que se duplicará”.

Y asegura que eso se debe a que el sector privado vendrá a financiar muchos de esos proyectos que tradicionalmente eran financiados por el sector bancario.

Transición hacia una economía baja en emisiones de carbono

Dice el ejecutivo de BlackRock que en la medida en que se sigan promulgando los objetivos de 2050 y demás, se van a producir una serie de cambios estructurales para, de alguna manera, poder capitalizar esa oportunidad de inversión.

“Con esto nos referimos, por ejemplo, a impulsar energías limpias, infraestructuras, vehículos eléctricos, recursos naturales, minerales, todo lo que tenga que ver con acelerar esa transición”, explica.

Añade que obviamente también por los recursos que tiene Colombia y el resto de la región, se cree que puede ser una fuente importante de inversión para muchos actores internacionales que quieren invertir en lugares y en sectores o industrias que vayan a ser pioneras en esta transición.

“Aquí también, si vinculamos esto, por ejemplo, con el ámbito de las infraestructuras, no solo por las inversiones en autopistas, hospitales, que ya hemos hecho en Colombia, sino también porque, por ejemplo, relacionándolo con el tema de la inteligencia artificial y la tecnología, va a haber una necesidad brutal para invertir en centros de datos”, explica.

Asegura que esos centros de datos también necesitarán de fuentes de energía no tradicionales o complementarias a las tradicionales. “Estoy pensando en energía eólica, energía solar, energías renovables. Y esto va a traer en cadena unas oportunidades de inversión, entendemos, que muy elevadas”.

¿Quiénes están mejor preparados?

Más allá de las oportunidades que tiene la región, uno de los puntos clave para poder atraer esas inversiones, será las condiciones, las reglas y la estabilidad en estas para quienes traigan sus capitales.

Jauregui dice que en todo lo que tiene que ver con la fragmentación geopolítica y demás, México tiene una oportunidad espectacular por su localización geográfica para capitalizar esa oportunidad.

“Me atrevería a decir que Colombia también, todo lo que tiene que ver con tecnología artificial, por algunos de los desarrollos que hemos visto por parte de empresas innovadoras, pioneras en el ámbito tecnológico, creemos que tiene una oportunidad muy importante delante”, dijo Jauregui.

Además, dijo que todo lo que tiene que ver con acelerar la transición hacia una economía baja en emisiones de carbono, la transición energética, y la inversión en infraestructura puede atraer inversión en general a la región.

“Por ejemplo, Brasil tiene una oportunidad muy grande. Chile, por todo lo que tiene que ver con baterías, es el gran productor de litio a nivel global que será un componente fundamental para producir o fabricar baterías”, agregó.

Finalmente, indicó que lo que necesita la región es, entre todos, crear un ecosistema robusto, sólido, donde haya seguridad jurídica y se permita el desarrollo de esas iniciativas con planes robustos y con proyectos concretos de infraestructuras.

“Si eso es así, el capital internacional vendrá a invertir junto con los inversores domésticos, nacionales, pues para crear industrias e impulsar el crecimiento”, concluyó Jauregui.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Scroll to Top
Scroll to Top