Es lo que es

Los esfuerzos antiinflacionarios de Venezuela se pulverizan mientras la moneda se desploma

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El esfuerzo de Venezuela para frenar la alta inflación mediante la estabilización de los tipos de cambio se está volviendo menos efectivo a medida que el bolívar local pierde valor frente al dólar, dijeron analistas el miércoles.

Reuters

Durante meses, la administración del presidente Nicolás Maduro ha buscado combatir la inflación anclando el tipo de cambio del bolívar. Ha aumentado la oferta de efectivo en moneda extranjera en los bancos locales y ha limitado la expansión del crédito y el gasto público.

En las últimas semanas, el Banco Central de Venezuela ha vendido menos dólares y el gobierno ha aumentado el gasto, permitiendo que el tipo de cambio caiga a 10,23 bolívares por dólar para el miércoles, según cifras del banco central.

La moneda local se ha depreciado 17% desde octubre y 55% en lo que va del año. El mes pasado, la inflación mensual del país se ubicó en 6,2%.

«La estrategia de bajar los precios con el tipo de cambio congelado no está funcionando», dijo el economista José Guerra, quien pronosticó que la inflación en noviembre posiblemente regrese a los dos dígitos.

A fines de 2021, la inflación comenzó a desacelerarse, pero la inflación interanual en Venezuela aún se ubica en 155%, entre las más altas de la región latinoamericana, según datos oficiales.

“El ambiente cambiario vive con un frágil equilibrio. Su estabilidad depende de la cantidad de dólares que inyecte el Banco Central en un ambiente en el que el gobierno gasta más en bolívares”, dijo Luis Arturo Bárcenas, economista de la consultora Ecoanalítica.

“El modelo frágil está implosionando”, agregó.

La colocación semanal de divisas en bancos por parte del emisor ha rondado los $50 millones, mientras que hace un mes era de $80 millones a $100 millones, según estimaciones de la consultora local Síntesis Financiera.

Ambos economistas dijeron que al gobierno le parece bien dejar que el tipo de cambio baje un poco más, si les permite gastar nuevamente.

El banco central no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Scroll to Top