Es lo que es

Venezuela envió a Cuba en agosto una de las mayores cantidades de petróleo en años

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía 14ymedio

Pdvsa exportó 81.000 barriles por día a la Isla en el que fue segundo mejor mes del año para las ventas de combustibles del país.

Venezuela envió este agosto 81.000 barriles de petróleo y derivados al día (bpd) a Cuba, una de las mayores cantidades que se recuerdan en los últimos años. En medio de una grave crisis energética y tras el incendio, el día 6, de la Base de Supertanqueros de Matanzas, la Isla recibió el apoyo de su aliado político, que está inmerso en una recuperación de su industria petrolera y sigue aumentando las exportaciones.

El pasado mes fue el segundo mejor del año para Venezuela en lo que a exportación de combustibles respecta. De sus puertos salieron 32 cargueros, según datos de la agencia Reuters, que transportaron 760.710 bpd de crudo y productos refinados, y unas 256.000 toneladas de subproductos. El dato supone un aumento de casi el 37% respecto a julio y un 22% más que el mismo mes del año anterior.

En cuanto al fueloil, la petrolera estatal Pdvsa exportó 320.000 bpd, la cifra más alta del año, mientras el metanol, azufre y coque aumentaron (sin que se haya especificado la cifra) sobre las 252.000 toneladas de julio. La demanda de estos productos en Europa, EE UU e India han impulsado la mejoría de los datos.

Entre los mayores destinatarios del petróleo vuelven a encontrarse China y Malasia, además de la Isla.

El alivio de las sanciones de EE UU está contribuyendo a mejorar las exportaciones de petróleo. En mayo, la italiana Eni y la española Repsol recibieron una autorización del Departamento de Estado para comprar a Caracas y compensar la pérdida del mercado ruso, sancionado tras la invasión a Ucrania.

Además, la estadounidense Chevron Corp está a la espera de respuesta a una solicitud de renovación de la licencia que le permita reactivar la producción y recuperar los privilegios de comercialización del petróleo venezolano, según informó Reuters.

Pdvsa continuó intentando mantener la producción, a pesar de que la exportación avanza. Tres de sus cinco estaciones de mejoramiento de combustibles tuvieron que parar hace algunos meses por cortes de energía, fallas mecánicas o el excesivo aumento de sus inventarios, aunque la agencia británica indica que los problemas están resueltos en algunas.

El crudo Merey, su producto estrella, acumula 10,7 millones de barriles en stock, casi dos millones más que el pasado julio.

El último mes con datos disponibles de los envíos de petróleo de Venezuela a Cuba fue junio, cuando se exportaron hacia La Habana en 66.400 bpd de crudo, fueloil, gasoil y gasolina. En abril, la cantidad ascendió a 70.000 bpd, una cifra que el promedio durante 2019, pero que había disminuido en la pandemia. En todo 2021, el suministro petrolero total cayó en 2021 a 56.300 bpd frente a los 76.600 bpd de dos años atrás.

El pacto por el que Venezuela entrega petróleo a la Isla procede del año 2000, cuando Hugo Chávez y Fidel Castro acordaron la entrega de crudo a cambio de médicos. En aquel documento el compromiso era entregar en torno a 53.000 bpd desde Caracas a La Habana, pero las cantidades excedieron de largo esa cifra y el promedio hasta 2016 fue de 90.000 bpd, aunque hubo años extraordinarios, como 2008, en el que se llegó a los 115.000 bpd.

En 2016, cuando la crisis comenzó a ser insostenible, la cantidad comenzó a ajustarse a la baja, enviando como promedio aquel año apenas 55.000.

La oposición venezolana ha lamentado en numerosas ocasiones ese pacto que, además de sostener al régimen cubano, supone para Venezuela la privación de una cantidad enorme de dinero por sus ventas a precio de mercado. Julio Borges, diputado y fundador del partido Primero Justicia y ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela entre 2017 y 2018, dijo este año que Caracas pierde 100 dólares por cada barril que regala a Cuba.

«Enviamos ese mar de petróleo, sin cobrar absolutamente nada ni recibir ninguna contraprestación, en un contexto donde nuestra empresa petrolera se encuentra prácticamente desmantelada, donde el mundo hace malabares para encontrar petróleo y está dispuesto a pagarlo a precios altos y donde nuestro pueblo atraviesa una catástrofe humanitaria», adujo.

Scroll to Top