Es lo que es

Cuida tu cadena de suministros, por María Inés Morán

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La cadena de suministros de una empresa, es la secuencia de diferentes procesos de suministro, fabricación y la distribución de un producto, hasta llegar a las manos del consumidor final.

La gestión eficiente de la cadena de suministros, tiene un impacto directo en la rentabilidad de tu negocio en aspectos como competitividad, calidad y tiempo, con la consecuente la satisfacción del cliente.

Por ejemplo, una crisis de suministros, como la que en la actualidad afecta al mundo, genera un efecto cascada, y por ende, aumenta el costo de materiales y componentes, incide en la logística y el abastecimiento, y termina impactando en la cantidad de unidades disponibles.

Un denominador común de los negocios que han conseguido superar estas grandes dificultades, es que han actuado con rapidez para determinar los recursos disponibles a lo largo de su cadena de suministros.

Permíteme preguntarte entonces, ¿Qué puede hacer tu negocio para crear una sólida cadena de suministros?, y estas son mis recomendaciones:

Esquematiza el estado actual y evidencia los riesgos. Debes plasmar en blanco y negro la cadena de suministros en pleno, con todos sus detalles, pasos, actores y riesgos, de extremo a extremo. Esta información, te permitirá anticiparte a los eventos.

Automatiza procesos. Apóyate en la tecnología para ejecutar la mayoría de los procesos de tu negocio con la mínima asistencia humana, esto te facilitará la labor de proteger y preservar la salud de tus colaboradores.

Sincroniza la logística. En ocasiones los negocios pueden tener más de una cadena de suministros, pues es necesario sincronizarlas para evitar duplicidad de operaciones o gestiones aisladas. Al sincronizarlas, unificarás la logística de todos los actores.

Revisa y ajusta los costos. Es posible que necesites ajustar los costos de tus procesos, para enfocar la mayor inversión en la cadena de suministros.

Optimiza las fuentes alternativas de suministros. Te corresponde ver más allá de tus proveedores habituales, indaga, crea alianzas, diversifica tus fuentes de material y servicios, para que tengas una mayor maniobrabilidad a la hora de enfrentar dificultades.

Evalúa la demanda de los clientes. De forma realista y transparente, haz inventario de toda tu capacidad de respuesta y planifica en función de ello, sin perder de vista los cambios de comportamiento y hábitos de compra de tus consumidores.

Garantiza la seguridad de tus empleados. Tu plan de logística y crisis debe contemplar el suministro a tus colaboradores de equipos de protección personal.

Asumiendo todos estos cambios con creatividad, flexibilidad y resiliencia, segura estoy que lograrás superar con éxito cualquier crisis futura.

Te invito a guiarte por estos valores y pasos esenciales, solo así estarás fortaleciendo tu cadena de suministros, y por ende, garantizando la plena operación de tu negocio. Si te encuentras en este proceso de visualizar y fortalecer tu cadena de suministro, pero te agobian las dudas, acude a tu ActionCOACH más cercano, este te sabrá orientar y apoyar para enfrentar este y cualquier otro reto que se te presente para que arranques este año con buen pie y buena guía

Scroll to Top