Es lo que es

¿Nicaragua reza en vano?, por @ArmandoMartini

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La más grande de las repúblicas centroamericanas, y único país de América Latina colonizado tanto por españoles como británicos. Su nombre deriva de Nicarao, jefe de los pueblos indígenas. Con historia de dictaduras y población mestiza, como integrante de la Latinoamérica descubierta, conquistada y colonizada por españoles; son católicos, lamentablemente hoy, apáticos, y sin coraje ni valentía para defender su religión. Dividida al norte por evolucionadas culturas mayas; al centro pirámides y monumentos abandonados hasta el brutal camino del Darién, -territorio en la antigua República de la Nueva Granada-, y la gran Suramérica de virreinatos, capitanías generales, y no por menos preparada y socioeconómicamente activa, los asentamientos de la estructura española eran fuertes en actividad comercial y cultural.

Entre las colonias de México y Nueva Granada, Centroamérica fue región de pequeñeces, guerras absurdas e irracionales, apetencias de potencias para cruzar una comarca llena de estrecheces, que buques de la época, y comerciantes se ahorraran cruces por el extremo sur; atravesar de océano a océano la extensa aventura estadounidense y aún más, la canadiense. Hubo siempre oportunidades en Panamá y Nicaragua.

Tras guerras, selvas y azares una democracia surgió en Costa Rica, excepción de Centroamérica, guiada por el demócrata José Figueres, otra con tropiezos había nacido en un país transregional, ubicado entre América del Sur y Central; cuando Estados Unidos decidió inmiscuirse en el Canal de Panamá y cambió la historia comercial del mundo.

Resuelto el reto panameño, Centroamérica quedó en manos de la corporación United Fruits, que, fortificó la confianza de inversionistas, Casa Blanca y clase media consumidora de frutos, en particular de cambures y plátanos, como los que hasta hace poco se cultivaban al sur del Lago de Maracaibo, que la revolución chavista regaló a los rusos.

Clavada entre México y Suramérica, llena de florestas densas, volcanes y quienes, sin importar motivo, transitan a un país distinto, estuvo en manos sanguinarias de tiranos, crueles delincuentes y desalmados asesinos, respaldados, aunque fuese con un pañuelo en la nariz, sin olvidar la actitud del presidente estadounidense al cual reclamaron la protección del opresor nicaragüense Somoza porque era un “son of a bitch”; Roosevelt, reconoció “yes, but he’s our son of a bitch”. Asunto diferente fue para Estados Unidos la guerra y violaciones en Europa peleando entre el nazismo y democracia a la europea, y otro una dictadura brutal autorizada en América. Después de todo, en el mismo himno de los Marines se establece la cobertura de este cuerpo “from the Halls of Moctezuma to the shores of Tripoli, we fight our country’s battles in the air or land and sea”. Un cuerpo universal de presencia imperial, que concluye advirtiendo con claridad, “si el Ejército y la Marina miran las escenas del cielo (y del mar), encontrarán que las calles están custodiadas por los United States Marines”.

Muchos años pasaron desde entonces, incluyendo la rebelión encabezada por Sandino contra la aplastante familia Somoza derrocada y expulsada, -a Paraguay fueron a parar, donde uno de sus jefes fue asesinado-, convirtiéndose los invocadores de Sandino en héroes, hasta que, después de incidentes, fallas y alguna muerte importante como la del comandante Cero, regresaron al poder, violadores y asesinos, para imponer nuevamente el mando tiránico

Extorción, chantaje, arrestos y bloquear a quienes se les opusiera, finalizaron enfrentándose, encarcelando y violando derechos de la Iglesia Católica, contra lo cual poco o nada va desafiar el Papa argentino, que tocó en mala suerte, peronista, kirchnerista que, a base de indiferencias, desganos y silencio, está arruinando en prestigio a la Iglesia. Pero que se puede esperar de un país en el cual eligieron a un presidente sin voluntad y por deseo de una dirigente, a la cual se le están demostrando delitos y corrupciones que conducen a la desazón e inmoralidad.

Crearon fuerzas represoras comunistas, no escuelas a ser seguidas. Dejaron beneficiarios sin principios ni carisma. Represores naturales con aroma de mentiras, cuya mejor obra son burócratas mediocres, poco originales y de ideas cortas. Funcionarios grises que se envuelven en chaquetones vagos de apoyo y fortuna mal habida. Que ejercen poder sobre fantasías, utopías y quimeras, acusando de sus fracasos a quienes se autocalifican de originales.

¿Por qué va a ser Francisco Bergoglio mejor que aquél gran ciudadano de Polonia Karol Wojty?a, que plantó cara, y desafío al criminal comunismo soviético, cimentando con responsabilidad y compromisos, una iglesia de coraje, valentía y defensora de la libertad?

@ArmandoMartini

Scroll to Top