Es lo que es

Un físico anzoatiguense fue pionero de los Rayos X: Ricardo Alfonso Rojas

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Por Omar González Moreno

Pocas personas saben que uno de los primeros físicos del mundo en utilizar los Rayos X fue un científico que nació en Sabana de Uchire, Municipio Bruzual del Estado Anzoátegui, y murió de tanto exponerse a esa radiación sin ningún tipo de resguardo.

Se trata del Ingeniero, Físico y Profesor de la Universidad Central de Venezuela, Ricardo Alfonso Rojas, reconocido pionero en la utilización de esa radiación electromagnética capaz de atravesar el cuerpo e imprimir una fotografía de su interior sin romper la materia.

En diciembre de 1895, el alemán Wilhelm Konrad Rutgem, descubrió este haz de luz que permitía ver los huesos de una persona, como si la piel, huesos y carne fueran de vidrio.

Pocos meses después, es decir, en 1896, el sabio anzoatiguense Ricardo Alfonso Rojas, construyó un rudimentario equipo de rayos X, en el cuarto de la pensión donde vivía en el centro de Caracas.

Allí se dieron cita médicos, pacientes, estudiantes, políticos y curiosos para ver cómo se veían sus huesos, sin necesidad de practicarse una intervención quirúrgica.

Uno de los primeros en someterse a esa experiencia fue el entonces Presidente de Venezuela, General Joaquín Crespo.

Posteriormente lo haría su sucesor el “Cabito” Cipriano Castro y su esposa Doña Zoila.

El equipo de Rayos X del científico anzoatiguense Ricardo Alfonso Rojas consistía en un tosco tubo que carecía de envoltura protectora.

Lo había instalado, en un improvisado laboratorio de física experimental, en una pieza de pensión que le servía, además, de dormitorio, comedor y sala de recibo.

Por cierto que en ese mismo laboratorio, Ricardo Alonso Rojas, también fue uno de los primeros científicos del mundo que experimentó con la telegrafía sin hilo.

Pero volviendo al tema de los Rayos X, cada vez que utilizaba el equipo Alfonso recibía directamente toda la radiación que salía del aquel tosco tubo incandescente.

Al poco tiempo, el investigador notó que su cuerpo fue cubriéndose de pies a cabeza de una extraña erupción de lunares.

Finalmente, el 13 de septiembre de 1928, hace hoy 94 años, Ricardo Alfonso Rojas, murió a causa de esta enfermedad, que ahora se sabe, seguramente fue un cáncer provocada por los estragos que hace en la piel y en los ganglios la prolongada exposición a los Rayos X.

De manera que el ingeniero y físico anzoatiguense Ricardo Alfonso Rojas bien puede ser considerado una las primeras víctimas de la experimentación con los Rayos X en el mundo y definitivamente el pionero de la radiología en el país.

Scroll to Top