Via EFE

Convencidos del poder del cómic como lenguaje periodístico, los españoles Ángel Sastre y Jon Sedano presentan “Venezuela”, una crónica en viñetas donde el primero de ellos se convierte en una suerte de Tintin y superhéroe del siglo XXI para poner el foco en ese país, al que España ya “no mira”.

Sastre se convierte en el protagonista de esta publicación (editorial Planeta Cómics) porque él es quien ha vivido todas las coberturas informativas que Sedano ha guionizado; en concreto, más de 15 años en los principales conflictos que han quedado “condensados” en esta obra.

Pero el motivo por el que han elegido Venezuela es porque se trata del país al que este periodista más ha viajado y al que más quiere volver, según cuenta a EFE en una entrevista.

“He hecho 20 o 30 coberturas, y todas están metidas en el cómic. Elegimos un país que plasmase con intensidad el tipo de coberturas que yo hago. Si ahora Ucrania ha desplazado a Venezuela, durante la época de Hugo Chávez (presidente fallecido en 2013) ha estado muy presente”.

“Este cómic va dedicado a las personas y fotógrafos guerreros que iban en las marchas (antigubernamentales) de 2017 en primera línea utilizando las cámaras como armas de guerra. ¿Cómo no vamos a mirar a Venezuela? -se pregunta retóricamente- Pero no estamos mirando lo suficiente y por eso es una reivindicación de este país”.

Según Sastre, Venezuela ha entrado en “un triste letargo, donde hay un gobierno autoritario y donde la sociedad solo trata de vivir. España no está mirando a Venezuela como debería mirarla y ha bajado el interés informativo”.

Por eso, con viñetas dibujadas por Guillermo Fajardo y coloreadas por Juancho Vélez, en este cómic Sastre es el hilo conductor de esas coberturas que vivió en primera línea, un trabajo que expone “abierto en canal” porque no sabe hacerlo de otra manera.

“No soy un reportero al uso, clásico (…) Soy un poco salvaje. No hemos hecho ningún tipo de censura y se ve cómo me enamoro, cómo empatizo con los personajes, y eso me permite llegar adonde llego en mi trabajo”, explica el periodista, secuestrado por Al Qaeda en Siria en 2015.

Estilo americano

Con esta obra se suma un título más a la nueva ola de cómics periodísticos, que inició Joe Sacco, y que han continuado en España otros reporteros como Carlos Spottorno y Guillermo Abril. Pero -matiza Sedano- ‘Venezuela. Crónicas de Ángel Sastre’ tiene otro estilo”.

“Hemos intentado diferenciarnos mucho de lo que hay ahora, no hemos roto ninguna pared establecida, sino que hemos puesto a Ángel (Sastre) como protagonista, como hace Sacco, pero con un cómic muy realista, al estilo americano. El problema es que la mayoría de las veces el periodista no está versado en bellas artes”, comenta.

En este sentido, añade Sedano, su pretensión es crear “una saga” basada en Sastre y, a través de él, “recorrer el mundo y los conflictos que están latentes”.

Y no sólo con la viñeta, sino con fotografías reales que dan más dramatismo y realismo a este trabajo que realizan muchos periodistas en zonas de conflicto.

Por su parte, Sastre confiesa que este cómic es “un sueño hecho realidad” ya que, pese a que no es su primera incursión en el mundo de la viñeta, “Venezuela” es de “un nivel superior”.

“Siempre he sido gran aficionado a los cómic, he dibujado cómics, y mi sueño era convertirme en un personaje de esos cómics que yo leía. Para mi, el cómic es un arte que no tiene una crónica de prensa y verme ahí dentro es un sueño y aspiro a que continúe”, asegura.

Es, resalta, una “nueva vía de comunicación” para contar la vida a esos nuevos públicos que demandan “nuevas maneras” de narrar.