Urgente llamamiento a la comunidad internacional frente a las recientes detenciones y órdenes de arresto emitidas por la fiscalía venezolana

En una escalada alarmante de represión política, el Foro Venezolano de Política Exterior (FVPE) ha emitido una declaración condenando enérgicamente las recientes acciones del régimen de Nicolás Maduro contra miembros del partido Vente Venezuela. El comunicado del FVPE destaca las detenciones y órdenes de arresto llevadas a cabo por la fiscalía general de Venezuela, calificándolas de ilegales y arbitrarias, y las señala como parte de una práctica sistemática de terrorismo de Estado.

Estos eventos ocurren en un momento en que la comunidad internacional, incluyendo organismos como la Comisión de Determinación de Hechos de la ONU sobre Venezuela, ha intensificado sus llamados de atención sobre las graves violaciones de derechos humanos en el país, incluidos los derechos civiles y políticos. La situación demuestra una vez más el desprecio del régimen por sus compromisos internacionales, incluido el Acuerdo de Barbados, así como por la integridad de la oposición política y la voluntad del pueblo venezolano, que ha mostrado un respaldo significativo hacia figuras de la oposición como María Corina Machado.

Ante este escenario, el Foro hace un llamado vehemente a la comunidad internacional para intensificar esfuerzos y adoptar medidas concretas que garanticen la seguridad y los derechos de los ciudadanos venezolanos. Se insta a organismos internacionales, gobiernos democráticos, y entidades de derechos humanos a unirse en la denuncia de estas acciones y trabajar conjuntamente por la restauración de la democracia y el respeto a los derechos humanos en Venezuela.

La situación en Venezuela representa no solo una crisis interna, sino también un desafío para la estabilidad regional y la efectividad del sistema internacional de protección de derechos humanos. El FVPE subraya la importancia de la solidaridad internacional y de la acción colectiva en apoyo al pueblo venezolano en su legítima lucha por la libertad, la democracia, y la justicia social.

La declaración concluye haciendo un urgente llamamiento para que, dentro del marco de la responsabilidad de proteger y los principios de justicia internacional, se movilice en defensa de Venezuela. Solo a través del compromiso activo y la colaboración internacional podremos esperar superar esta grave crisis y asegurar un futuro de paz y prosperidad para Venezuela y su gente.