Miles de residentes de Gaza irrumpieron en los almacenes y centros de distribución de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) para apoderarse de harina y «artículos básicos de supervivencia», dijo la organización el domingo (29.10.2023).

«Esta es una señal preocupante de que el orden público está empezando a desmoronarse después de tres semanas de guerra y un estricto asedio a Gaza», dijo la agencia de la ONU en un comunicado.

Los suministros de ayuda a Gaza se han visto en mínimos desde que Israel comenzó a bombardear el enclave palestino en respuesta a los ataques terroristas de Hamás.

La UNRWA elevó además el número de sus trabajadores muertos en la Franja de Gaza, controlada por Hamás, desde el inicio de la guerra entre Israel y el grupo islamista radical, considerado terrorista por Alemania y otros países. «Lamento confirmar que hasta la fecha 59 compañeros de la UNRWA -miembros de nuestros equipos en Gaza- han fallecido desde que comenzó la guerra el 7 de octubre», dijo una fuente de la agencia de la ONU en declaraciones a Efe.

EFE