La ayuda humanitaria regresa a la Franja de Gaza tras quince días de asedio total. A media mañana, hora local, la televisión egipcia empezó a emitir imágenes de camiones procedentes de Egipto a través del paso fronterizo de Rafah, la única apertura hacia el enclave palestino que no está en manos israelíes, en la mañana del sábado 21 de octubre.

Corresponsales de la AFP constataron que los primeros 20 camiones atravesaron este puesto de Rafah. «Este primer convoy no debe ser el último», declaró el coordinador de operaciones de emergencia de la ONU, Martin Griffiths.

Vista por satélite del paso fronterizo de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 20 de octubre de 2023. © Maxar Technologies / AFP

Unos 175 camiones con ayuda humanitaria llevan días esperando del lado egipcio para poder entrar en la Franja de Gaza, gobernada por el movimiento islamista palestino Hamás.

En el decimoquinto día de conflicto, estos camiones «marcan una diferencia de vida o muerte» para los 2,4 millones de habitantes de la Franja, privados de agua, electricidad y combustible, indicó en Rafah el viernes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Más de 1.400 personas, la mayoría civiles que fueron baleados, quemados vivos o mutilados, murieron en el ataque sin precedentes de Hamás contra Israel lanzado el 7 de octubre, según el ejército.

Según el Ministerio de Salud de Hamás, al menos 4.137 personas murieron en la Franja palestina por los bombardeos israelíes lanzados diariamente como respuesta.

Israel asegura haber matado además a 1.500 combatientes del grupo islamista en la contraofensiva lanzada para recuperar el control de las zonas atacadas en el sur del país.

Al menos 17 empleados de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) están entre las víctimas en Gaza, lamentó el sábado su jefe, Philippe Lazzarini.