Vía Analítica

En una reciente entrevista exclusiva en AnalíticaTV, Gustavo Coronel, venezolano, experto en geopolítica petrolera y una destacada figura en la lucha contra la corrupción en Venezuela, señaló de manera contundente, que Petróleos de Venezuela (PDVSA) no debe ser salvada, argumentando que su recuperación requeriría una profunda reestructuración y reformas que, en la situación política actual de Venezuela, parecen imposibles de lograr.

“Yo creo que PDVSA es irrecuperable y no debemos hacer un mayor esfuerzo en recuperarla, porque ya el estado venezolano, la nación venezolana, tiene que haber aprendido su lección”, dijo tajante.

Para Coronel debe establecerse un modelo totalmente nuevo. “Yo no estoy de acuerdo con conservar a una PDVSA, ni grande, ni mediana, ni pequeña”.

Para ello propuso un nuevo enfoque para la industria petrolera venezolana. Abogó por un modelo que conste de tres elementos claves: un Ministerio para dictar políticas, una Agencia Nacional de Hidrocarburos para regular las relaciones con contratistas privados y un sector privado, tanto internacional como doméstico, para administrar eficientemente la industria. Esta estrategia se basaría en la eficiencia y en la eliminación del mito de la soberanía, “es decir, terminar con el mito de que el estado debe tomar el control operacional de la industria petrolera por razones de soberanía”.

“La soberanía, la definición de soberanía, es el ejercicio de los mejores beneficios para la nación, no arroparnos con la bandera y pensar que debemos tener una línea aérea venezolana, que debemos tener una red hotelera venezolana y que debemos tener entonces una empresa petrolera Estatal. La empresa petrolera Estatal ha fracasado en casi todos los países del mundo, excepto en dos o tres”, afirmó.

Coronel, graduado en Geología Petrolera de la Universidad de Tulsa y la Universidad Central de Venezuela, ha acumulado 26 años de experiencia ocupando diversos cargos gerenciales y técnicos en la industria petrolera venezolana. Su destacada labor como geólogo lo llevó a trabajar en 11 países diferentes, lo que enriqueció su perspectiva y experiencia en el campo.

Coronel enfatizó la importancia de la meritocracia como uno de los pilares del éxito inicial de PDVSA. Definió la meritocracia como la promoción y el ascenso de empleados basados en méritos demostrados en su desempeño y contribución tanto profesional como al bienestar general de la empresa y sus colegas. Subrayó que la meritocracia contrasta con el nepotismo, donde los ascensos dependen de relaciones políticas, amistades o lazos familiares.

Con la llegada de Hugo Chávez al poder, la meritocracia fue vista como indeseable, ya que Chávez buscaba un mayor control sobre PDVSA. Coronel argumentó que el desmantelamiento de la gerencia meritocrática y profesional en la empresa socavó su desarrollo en beneficio de la nación y no de un partido político o presidente en particular.

El experto habló sobre el nivel alarmante de corrupción que prevaleció en PDVSA durante los últimos 23 años, desde el gobierno de Chávez hasta el de Nicolás Maduro. Destacó cómo una sucesión de presidentes ineficientes y corruptos contribuyó a la pérdida de miles de millones de dólares en fondos de la empresa.

El entrevistado también destacó la importancia de desarrollar el gas natural como parte de la transición energética hacia fuentes más limpias y sostenibles.

No te pierdas esta entrevista en: