Los arrestados estaban en Alemania, Dinamarca y Países Bajos y tenían localizados objetivos judíos.

Siete presuntos miembros del grupo islamista palestino Hamás han sido detenidos este jueves en Alemania, Dinamarca y Países Bajos bajo la sospecha de que preparaban atentados terroristas, según han informado hoy las autoridades alemanas e israelíes.

De confirmarse, se trataría de una primicia, pues, aunque son conocidas las actividades de recaudación de fondos de Hamás por ejemplo en Alemania, hasta ahora no se han producido atentados terroristas reivindicados por el grupo en suelo europeo.

Primero fue la policía danesa la que anunció esta mañana el arresto de tres individuos en una operación antierrorista, aunque no precisó su trasfondo ideológico.

«El objetivo era arrestar a tres personas y realizar una serie de registros en todo el país. Las tres personas están ahora bajo nuestra custodia, imputadas por un delito terrorista. Y hay un detenido en Países Bajos», dijo en rueda de prensa el jefe operativo de los servicios de inteligencia daneses (PET), Flemming Drejer.

Durante el operativo policial, la estación de tren de Aarhus (oeste), segunda ciudad del país, fue evacuada durante más de una hora para investigar «circunstancias sospechosas», aunque no se encontró nada.

Más tarde, la fiscalía general del Estado de Alemania reveló que tres individuos, uno de nacionalidad egipcia y dos de ellos nacidos en el Líbano -probablemente palestinos- fueron aprehendidos este jueves en Berlín como presuntos integrantes de Hamás y que un cuarto, holandés, fue detenido en Rotterdam gracias a una euroorden.

«La detención de cuatro presuntos miembros de la organización terrorista Hamás muestra que nuestros servicios de seguridad actúan de forma extremadamente vigilante y consecuente», declaró la ministra alemana del Interior, Nancy Faeser.

«Actuamos con todas las herramientas del estado de derecho contra aquellos que amenazan la vida de las judías y judíos y la existencia del estado de Israel», agregó.

Preparaban atentados contra objetivos judíos

Fue precisamente Tel Aviv quien indicó primero que los detenidos en Dinamarca actuaban presuntamente en nombre de Hamás y preparaban un atentado en suelo europeo destinado a matar a «ciudadanos inocentes».

El Gobierno israelí aseguró que la operación se llevó a cabo con la cooperación de los servicios de inteligencia israelíes, el Mosad y el Shin Bet, que seguirán operando «en combinación de fuerzas y capacidades con sus socios en Israel y en todo el mundo para repeler las intenciones y eliminar a Hamás».

Israel indicó que en los últimos años, y más aún desde el ataque del 7 octubre, Hamás se esfuerza por ampliar sus capacidades operativas en todo el mundo y en Europa en particular para «hacer realidad sus ambiciones de atacar objetivos israelíes, judíos y occidentales a cualquier precio».»Hamás se esfuerza por ampliar sus capacidades operativas en todo el mundo y en Europa en particular para hacer realidad sus ambiciones de atacar objetivos israelíes, judíos y occidentales a cualquier precio»

La fiscalía alemana entró un poco más en detalles y precisó que los detenidos eran miembros de Hamás desde hace tiempo y participan en operaciones en el extranjero de la organización, al tiempo que estaban «estrechamente conectados» con la cúpula de la rama militar.

Uno de ellos, Abdelhamid Al A., siguiendo órdenes de líderes del grupo islamista en el Líbano, había tratado desde primavera de este año de encontrar un alijo de armas enterrado en territorio europeo por Hamás con fines «conspirativos». «El objetivo era transportar las armas a Berlín y tenerlas listas para posibles atentados contra instalaciones judías en Europa», siembre según la fiscalía.

El Consejo Central de Judíos, aliviado

El presidente del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Josef Schuster, afirmó que las detenciones de hoy demuestran «lo agudo de la amenaza terrorista también en Alemania».

Al mismo tiempo se declaró «aliviado» por la vigilancia de los servicios de seguridad, a los que agradeció la protección «de la vida judía en Alemania».

Según datos recientes de los servicios secretos del Interior alemanes, se calcula que en Alemania residen unos 450 integrantes de Hamás, de los que hasta ahora se pensaba que se ocupaban ante todo de actividades propagandísticas.

De acuerdo con fuentes citadas por el diario Welt, los cuerpos de seguridad vigilaban a los detenidos desde el pasado verano, es decir, desde antes de los ataques lanzados por Hamás desde Gaza el 7 de octubre.

Los tres detenidos en el centro de Berlín pasarán mañana a disposición del juez de instrucción de la Corte Federal de Justicia, que previsiblemente decretará su ingreso en prisión.

EFE