Morfema Press

Es lo que es

Mitzy Capriles de Ledezma

¡Desesperados! Así están Maduro y su entorno. Ni siquiera lo disimulan! Están, evidentemente, en modo pánico. Nada de los ardides planificados les resultaron eficientes. No pudieron evitar las primarias, ni que en esa consulta ganará María Corina con ese porcentaje astronómico que la consagró definitivamente, como la líder opositora más reconocida dentro y fuera del país.

Ninguno de los trucos les ha dado resultado. Todo les ha salido al revés. Impidieron las candidaturas de María Corina y de Corina Yoris, pero les sacamos la carta de Edmundo Gonzalez Urrutia y se quedaron paralizados por los efectos de la acertada sorpresa. Por eso lo que les queda es el dineral mal habido que ponen al servicio de sus funestas maniobras, tratando de comprar y doblegar a quienes se dejen quebrar sus principios.

Otra herramienta a la que apelan es a las intimidaciones. Como esas “visitas” que realizan los funcionarios del régimen a las areperas o sitios donde se sospecha que ha ocurrido un acto de ‘traición a la patria”, consistente en los delicados indicios que hablan de que le vendieron arepas con carne mechada a María Corina, con el agravante de que también les sirvieron esos apetitosos platos criollísimos a los integrantes de su equipo de trabajo, aparentemente armados de cámaras fotográficas, banderolas y peligrosísimos teléfonos celulares.

Desde Corosopando a Carora de desplazan las pesquisas de los sabuesos del régimen, tratando de ejecutar sus investigaciones que concluyen en supuestas conspiraciones de María Corina al alojarse en posadas atendidas por personas que se sospechan como partidarias de votar por Edmundo Gonzalez Urrutia. Las investigaciones adelantadas revelan datos alarmantes que implican a dos mujeres expertas en preparar empanadas en esa localidad del estado Guárico, utilizando queso blanco con una coloración que llama poderosamente la atención de los policías maduristas.

¿Cómo consiguieron la harina pan? ¿Cómo acopian el agua en esas taparas? ¿Cuál es el costo y a cómo se venden esas piezas? ¿se pagan en dólares, euros, pesos colombianos o en bolívares fuertes? ¿Se cumple con el control de precios estipulado por la revolución? Esas fueron las diferentes interrogantes formuladas a las personas sometidas a una rigurosa investigación e interrogatorio.

Lo cierto es que los esbirros al servicio de la revolución persecutoria ha tenido muchísimo trabajo. Se ven compelidos a detectar cómo se prendió el motor de la canoa que trasladó a maría Corina por las aguas del rio Apure. Cómo era el relincho de los caballos que monta esa valiente mujer en su camino a Achaguas. ¿Qué intenciones tenía el vendedor de mamones que se le presentó en su reunión en San Fernando? ¿Serian municiones encubiertas para atentar contra Maduro?

Así se toman esas estupideces María Corina y el pueblo. De buena manera, con sentido del humor, en medio de una inocultable tristeza e indignación, pero que no evitan mantener la esperanza para seguir luchando en pos de la gran victoria el próximo 28 de julio!

Está demostrado en la historia de la humanidad, que los objetivos que se propone conseguir un pueblo, en cualquier parte del mundo, solo serán alcanzados a base de sacrificio y perseverancia. Por eso la lección que encontramos en múltiples episodios, que dan cuenta de esas epopeyas protagonizadas por muchedumbres movidas por sentimientos de libertad, es que nada relacionado con esos sueños, nos caerá del cielo como un regalo fortuito.

Recientemente los venezolanos conmemoramos la fecha histórica del 23 de Enero de 1958, día en que se verificó el desenlace victorioso de un combate sostenido por diez largos años de esfuerzos, que combinaron el concurso de mujeres y hombres de diferentes pensamientos ideológicos y de variados estratos sociales, pero con un mismo propósito: rescatar la democracia que habíamos inaugurado en 1948, con la elección del presidente Rómulo Gallegos, cuya gestión fue truncada por un zarpazo militarista.

Pudiera detenerme en muchos otros acontecimientos que permitirían comprender cómo ha sido posible reponerse de adversidades para reemprender luchas, que definitivamente desembocan en triunfos pletóricos, pero basta con rememorar los sacrificios puestos al servicio de los ideales democráticos, por esa hornada de ciudadanos que padecieron cárceles, torturas, vejaciones, pero que jamás desistieron de su empeño, que jamás renunciaron a sus principios, ni pactaron sus convicciones, sino que más bien lo dieron todo, para que se hiciera realidad la esperanza redentora con que se sobrepusieron a la feroz persecución de la que eran objeto, en esa década de la dictadura perezjimenista.

Se cumplen 25 años de régimen chavomadurista. Mas de dos décadas que solo han traído desgracias para un pueblo que no se resigna a seguir bajo ese yugo dictatorial. Requeriría de muchas cuartillas para enumerar aquí las marchas, las vigilias, las huelgas, los eventos electorales, los diálogos emprendidos, las ofrendas de seres humanos que dieron hasta sus vidas en pos de recuperar la democracia arrebatada de mala manera, pero todo ese legado de sacrificios, lo resumo en la hazaña que hicieron posible millones de venezolanos el pasado 22 de octubre, día en que elegimos en elecciones primarias a nuestra candidata presidencial María Corina Machado.

Para hacer cumplir cabalmente ese mandato popular, los venezolanos seguimos en pie de lucha, sin rendirnos ante las amenazas implícitas en las recrudecidas acciones de persecución política que hacen de Maduro el Pedro Estrada del siglo XXI. Por eso este domingo saldremos a manifestar y a ratificar nuestro categórico respaldo a nuestra abanderada para la elección libre que se acordó en el dialogo de Barbados. Lo haremos en varias ciudades del mundo libre, siguiendo el ejemplo que dieron el pasado jueves miles de guariqueños en la histórica ciudad de Calabozo.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Scroll to Top
Scroll to Top