Por Visual Capitalist

Los gobiernos vienen en todas las formas y tamaños, pero en última instancia se pueden dividir en dos grandes categorías: democracias y autocracias.

Utilizando el sistema de clasificación Regimes of the World desarrollado por los politólogos Anna Lührmann, Marcus Tannenberg y Staffan Lindberg y los datos de V-Dem, se estima que  2.300 millones  de personas, aproximadamente el 29% de la población mundial, vivían en una democracia en 2021.

Por el contrario, el 71% de las personas vivían bajo lo que puede exigir un régimen autocrático. De hecho, el número de personas que se considera que viven bajo un tipo de autocracia está en su punto más alto de las últimas tres décadas.

Para ver cómo ha cambiado esta división con el tiempo, el gráfico de Our World in Data, que utiliza datos de las fuentes antes mencionadas, destaca las personas que han vivido bajo democracias políticas versus autocracias desde el siglo XVIII.

Formas de democracia politica y autocracia

Primero, veamos los cuatro tipos de regímenes políticos que se muestran en el gráfico, con base en los criterios de las clasificaciones de Lührmann et al. (2018):

  • Democracias liberales:  Los poderes judiciales y legislativos supervisan al jefe ejecutivo, el estado de derecho y las libertades individuales.
  • Democracias electorales: Celebren elecciones de facto  multipartidistas que sean libres y justas, tendrán un ejecutivo electo y libertades democráticas institucionales como el derecho al voto, elecciones limpias y libertad de expresión.
  • Autocracias electorales:  celebrar elecciones de facto  ; los estándares democráticos son inexistentes e irregulares.
  • Autocracias cerradas:  no se llevan a cabo elecciones para el jefe ejecutivo o no hay una competencia significativa.

Es importante tener en cuenta que este es un sistema de clasificación bastante estricto y específico. Muchos países se consideran a sí mismos una democracia electoral o se esfuerzan por aparentar serlo, pero aún se los considera autocráticos según este criterio.

Usando este esquema de categorización, 34 países pueden requerir democracias liberales, 55 son democracias electorales, 60 son autocracias electorales y 30 son autocracias cerradas a principios de 2022.

Más de 200 años de personas viviendo en una democracia política

Muchos sistemas políticos en todo el mundo han hecho transiciones claras en los últimos dos siglos, pero incluso en la última década han cambiado sustancialmente.

En 2010, la población mundial se dividió en un 50/50 entre regímenes democráticos y autocráticos. Desde entonces, ha habido una clara tendencia hacia la autocratización.

Aunque las democracias modernas tienen sus raíces en los años 1700 y 1800 en Europa y los Estados Unidos, los gobiernos solo han podido marcar las casillas de los mejores criterios democráticos destacados anteriormente en fechas más recientes.

Según los datos,  las democracias liberales  y  las democracias electorales  solo surgieron en Suiza y Australia en la década de 1850 y en Francia en la década de 1870 después de la guerra franco-prusiana.

Después de ambas Guerras Mundiales, el número de democracias en el mundo aumentó y se endureció por Europa, América Latina y partes de Asia. Después de la Guerra Fría, los países de Europa del Este también adoptaron democracias, con las poblaciones totales que se muestran en la siguiente tabla:

Por otro lado, se estima que 5.500 millones de personas viven en países autocráticos.

Las autocracias electorales  constituyen la mayoría de este total, con 3.500 millones de personas o alrededor del 45%  de la población mundial actual. Rusia, Turquía y Venezuela se consideran autocracias electorales, así como India desde 2019.

Las autocracias cerradas  son las segundas más comunes y, en la última década, el número de autocracias cerradas aumentó de 25 a 30 países.

Un informe estima que hasta el  20%  de los países europeos se autocratizarán a partir de 2021, incluidos Hungría, Grecia, Polonia y Croacia.

Cambios en los Sistemas Políticos

¿Qué países se volvieron más autocráticos en 2021 y por qué?

Los golpes de estado, que involucraron el derrocamiento de un gobierno en el poder, jugaron un papel importante detrás de los cambios autocráticos más recientes. De los cinco golpes que ocurrieron en 2021, cuatro (Chad, Malí, Guinea y Myanmar) se clasificaron como autocracias cerradas. Mientras tanto, Nigeria, Túnez y El Salvador se clasificaron como autocracias electorales.

Mientras tanto, Austria, Portugal, Ghana y Trinidad y Tobago cambiaron de democracias liberales a democracias electorales, en medida que se alcance la transparencia de las leyes y su cumplimiento.

Moviéndose en la dirección opuesta, tanto Armenia como Bolivia comenzaron a clasificarse como democracias en 2021.

Obstáculos Actuales

Reforzar el cambio actual hacia las autocracias está aumentando la polarización en todo el mundo. La investigación muestra que la polarización política está relacionada con el declive democrático. Desde 1950, el 26 de los 52  casos de países que enfrentaron una profunda polarización vieron degradados sus sistemas democráticos.

Al mismo tiempo, la desinformación refuerza la polarización. Con las instituciones democráticas enfrentando vientos en contra, no está claro si las tendencias autocráticas seguirán vigentes.