El Ministerio del Interior se ha congratulado de que cerca del 21 por ciento de los nuevos guardias civiles son mujeres, de las que destaca la número uno de la promoción, Mayte Éboli Vázquez Medina, nacida en Venezuela. Se trata de la primera vez que ocurre esto en 77 años de historia de la Academia de Baeza (Jaén)

Por morfema.press

Maite Éboli Vázquez es la primera mujer que consigue el número uno de una promoción de la Academia en sus 77 años de historia. En la que ha descollado han estudiado 1.925 alumnos, 398 mujeres. ¿Qué le han dicho sus compañeros varones?: «Están muy contentos». Precisa que algunos también «muy sorprendidos» y añade que otros le pronosticaron que iba a acabar la primera.

Si apuntaba maneras es, entre otras cosas, porque llega a la Guardia Civil desde el Ejército, donde era soldado de transmisiones. Asegura que la costumbre de entrenar le viene de allí. Y posiblemente también la precisión del disparo. Los exámenes de tiro han sido perfectos. «Me han encantado», dice Éboli, que ha acertado a todos los blancos con pistola y fusil desde 2 metros, desde 7 metros, desde 50 metros.

Además del diez en puntería, también ha sacado magníficas notas en la parte teórica, para lo que ha tenido estudiar en torno a medio centenar de libros de diversa temática. En este ámbito, el intelectual, no es prevalente ningún sexo, pero en las pruebas física, sí, lo que otorga mayor dimensión a la gesta de esta joven, que sin abandonar la humildad asume la expresión de su parentela: «Mi familia dice que he hecho un poco de historia».

Una historia que enseña el camino a más mujeres. «Las animo a que se presenten a las pruebas para guardia civil, a que sigan su vocación, no se van a arrepentir», expone Maite Éboli Vázquez, que añade que en el cuerpo de seguridad del Estado «hacen falta más mujeres» para servir desde esta institución a la sociedad. En su caso, le gustaría hacerlo desde el equipo de protección y menores. Antes, sin embargo, tiene que cursar un año de prácticas en Madrid.

Después, esta joven de doble nacionalidad, de padre español y madre venezolana, tendrá la ocasión de desarrollar, ya como agente, «un trabajo de entrega a los demás». En este sentido resalta que lo que le enamora de la Guardia Civil es la «calidad humana» de la institución.

Casi 2.000 guardias civiles

Maite Éboli Vázquez Martínez es una de los 1.925 guardias civiles (1.527 hombres y 398 mujeres) de la 127 promoción, quienes han recibido sus despachos de la mano del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. La media de edad de los nuevos agentes roza los 29 años.

En cuanto a su formación académica, 806 son universitarios. Y respecto a su situación laboral previa, 768 son militares profesionales (una de ellas Maite Éboli Vázquez Martínez) y 471 estudiantes. Otros 390 estaban parados, 279 tenían trabajo y 9 estaban de baja laboral, según los datos de la Academia, en la que se han formado 117.000 guardias civiles.

Con información de ABC y Europa Press