Vía VOA

Dos emprendedores venezolanos, Gabriel Santana y Alberto Alfonso, conversaron con la VOA sobre el éxito de su iniciativa que tiene como foco el cuidado del medio ambiente.

Hace cuatro meses, los venezolanos Gabriel Santana y Alberto Alfonso decidieron cristalizar una idea de negocio que llevaban tiempo estudiando y cuya finalidad era contribuir al cuidado del medio ambiente. Así nació Taller Neo, un espacio en Caracas que transforma los desechos en objetos de valor para luego sacarlos a la venta.

“La idea nace primero de una inquietud o una sensibilidad que teníamos Alberto y yo con el tema del medio ambiente (…) Vimos que había estos talleres que trabajan con plástico reciclado en varias partes del planeta, sobre todo en Europa y en Estados Unidos, más que en Latinoamérica, que ya hay algunos casos interesantes», explicó Santana a la Voz de América.

En el taller se trabaja con la filosofía de que “en la naturaleza no existe basura”.

Agregó que entonces empezaron «a ver cómo poder montar un taller de esos, qué cosas se podrían hacer en esos talleres que se pudieran vender para que fuera un negocio».

«Así que empezamos a ver los objetos, las cosas que se crean y todo lo que hay alrededor de ellos”.

El proyecto está abierto a recibir colaboraciones para crear más artículos, así como trabajar en conjunto con otros emprendimientos.

Desde que abrió formalmente el 15 de abril, Taller Neo ha sido muy bien recibido. Actualmente ofrece un artículo creado a partir de desechos: los materos, macetas para plantas, que se han convertido en una marca del proyecto.

“Nuestros materos han tenido un éxito que nosotros nunca imaginamos y han excedido nuestras expectativas”, señaló Alfonso.

“Ha sido todo muy emocionante porque hemos tenido una gran receptividad de la gente, de la comunidad, de personas que están metidas en el tema del medio ambiente en Venezuela y nos han recibido muy bien, en las redes sociales nos ha ido excelente. Nosotros estamos muy contentos con lo que hemos ido construyendo y felices porque sabemos que cuando empecemos a sacar ya los otros productos también va a haber una buena receptividad en ese sentido”, aseguró Gabriel Santana.

Taller Neo está abierto todos los días de 9:00 am a 4:00 pm. Dos personas trabajan en el espacio junto a los fundadores y dos pasantes online, aunque siempre están abiertos a recibir más ayuda.

Taller Neo solo ofrece materos para la venta, pero trabajan en incluir alrededor de otros 12 artículos elaborados con desechos.

Además de reciclar y crear objetos a partir de desechos, Gabriel Santana y Alberto Alfonso también reciben en el lugar a estudiantes, scouts y grupos ambientalistas a quienes les dan un charla y un recorrido por las instalaciones. Para ambos estas actividades son determinantes porque ayudan a crear conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y la importancia del reciclaje en el futuro.

“Los jóvenes son muy importantes en este proyecto porque al final son estas mentes jóvenes, motivadas y entusiastas por el futuro, los que mejor reciben este mensaje, y por lo mismo se vuelven defensores y promotores de la causa de por vida», dijo Alfonso.

«Nosotros hemos tenido casos, por ejemplo, ahí está el hijo de una persona muy cercana a nosotros que desde que su padre le habló sobre el proyecto, él dijo que quería guardar las tapas de refrescos para poder llevarlas a nosotros y que en el futuro pudiera hacer sus productos Neo, inclusive ha llegado el punto que sus amiguitos se las dan para que él vaya un día y las recicle con nosotros”, añadió.

La meta de Taller Neo: crear más artículos de reciclaje

Aunque actualmente Taller Neo solo ofrece materos para la venta, desde que abrieron trabajan en incluir alrededor de otros 12 artículos elaborados con desechos.

“Estos meses han sido más de desarrollo de productos y esperamos ya en septiembre, octubre, empezar a ir sacando uno por uno e ir mostrando cómo le podemos dar esa segunda vida a estos productos”, dijo Santana.

Destacó que él y Alberto Alfonso son conscientes de la importancia de reciclar, especialmente en Venezuela, donde esta cultura aún es nueva. Ambos trabajan en el taller con la filosofía de que “en la naturaleza no existe basura”, por ello cualquier desecho puede tener una segunda oportunidad y convertirse en un nuevo artículo útil.

“En la naturaleza no existe la basura. Los desperdicios y la basura nacen con el humano cuando nosotros diseñamos objetos que tienen una vía útil finita, pero que son indestructibles, porque al final un objeto de plástico, es verdad, se puede degradar, pero a los miles de cientos de años. Entonces, es el error de cálculo de nosotros como humanos de crear cosas indestructibles que tienen vidas útiles finitas (…) Bajo ese concepto es cómo nosotros logramos que esos objetos que creamos tengan una vía útil mucho más larga, o sea permanente, o sea más útil. Entonces, esa es nuestra filosofía y por eso creemos que es importante el reciclaje (…) Para algunos es basura, para algunos es desecho, puede convertirse, puede transformarse en cosas con vías útiles más largas y que no le hagan tanto daño al medio ambiente”.

El proyecto también está abierto a recibir colaboraciones para crear más artículos, así como trabajar en conjunto con otros emprendimientos. Alberto Alfonso comenta que las personas que deseen colaborar pueden contactarlos a través de los números que están publicados en sus redes @taller.neo.

“Siempre estamos buscando trabajar con otros tipos de rubros, con industrias textiles, con empresas de arquitectura, o sea, con firmas de arquitectura. Siempre queremos trabajar, por ejemplo, con grupos universitarios estudiantiles, queremos hacer colaboraciones con ellos para llevar este proyecto de reciclaje a sus aulas. Colaborar con marcas de moda para crear productos sostenibles en Venezuela y a la misma vez queremos colaborar con personas de nuestro rubro para crear productos de plástico reciclado específicos a sus necesidades, o mejor aún, con los desechos que ellos producen”, acota.

Sobre los planes a futuro, los cofundadores de Taller Neo tienen planes de expandir el negocio. También comentan que cuentan con una línea clara para la venta de sus productos en el mercado.

“Nosotros tenemos planes de expandir el taller, algo mucho más grande de lo que actualmente es. Tenemos planes a corto y mediano plazo, también con los productos tenemos una línea clara de cuáles son los pasos a seguir para sacar estos productos al mercado, por lo mismo siempre buscamos expandir el equipo”, concluye Alberto Alfonso.