Por morfema.press

La verificación en dos pasos evitará que alguien más pueda ingresar a tus cuenta de Whatsapp, te decimos en qué consiste.

Vivimos tiempos de ciberataques. Uno de los problemas es que la mayoría de las personas no están capacitadas para evitarlos o para saber cómo actuar después de haber sido víctimas, señalan expertos.

Aunque las amenazas de este tipo parecen ser cada vez mayores es importante no saturarse de información e ir paso a paso aplicando algunas estrategias de prevención.

Una de ellas es la verificación en dos pasos, aquí te decimos en qué consiste.

¿Qué es la verificación en dos pasos?

Guardar tu información en internet tiene ciertos riesgos. Tus contraseñas pueden filtrarse o alguien puede adivinar que usaste tu cumpleaños como código en todas tus cuentas.

La verificación en dos pasos sirve para evitar esto. Consiste en un sistema para confirmar que eres realmente tú quien accede a tus cuentas.

Un primer paso es ingresar tu usuario y contraseña y un segundo paso consiste en un código adicional que puede llegar por mensaje de texto, correo electrónico, una pregunta de seguridad, entre otras cosas.

“La idea es que si tu contraseña comienza a fallar porque se filtró o alguien la robó aún así no pueda iniciar sesión porque no tiene el segundo código”, explicó Paul Aguilar de SocialTIC en el taller de Seguridad Digital para medios y periodistas mexicanos organizado por Factual en alianza con Meta.

¿Cómo activar la verificación en dos pasos en Whatsapp?

Para evitar que alguien pueda robar tu contraseña de Whatsapp y acceder a tu cuenta entonces sigue los siguientes pasos:

  1. Ingresa a tu aplicación y dirígete a la sección de Ajustes.
  2. Una vez ahí te aparecerá la opción de Cuenta, púlsala y luego la de Verificación en dos pasos.
  3. Pulsa activar, te pedirá ingresar un código y confirmarlo.
  4. Una vez hecho esto ingresa un correo electrónico que puedas consultar en caso de olvidar el código.

Recuerda que si olvidas el código no podrás ingresas a tu cuenta de Whatsapp. El correo electrónico servirá para que la puedas recuperar.

En lugar de recordar el código puedes guardarlo en un gestor de contraseñas como KeePass.

Con información de El Financiero