Vía Versión Final

Yarivith González, larense y migrante en Suecia, se llevó el importante galardón gracias a su destacada labor en la investigación química, incluyendo el reciclaje de metales en baterías de iones de litio.

La historia de Yarivith González demuestra una capacidad de resiliencia extraordinaria. Nació en Barquisimeto, en 1988 y es la hija mayor de 7 hermanos.

En Venezuela se graduó de licenciada en Química y obtuvo dos maestrías. En 2017 migró a San Luis en Argentina, donde fue acogida por una gran amiga, consiguió trabajo en hostelería y después realizó pasantías con el grupo de metalurgia extractiva en el instituto de Investigaciones en Tecnología Química.

”Mi área de investigación está enfocada en el desarrollo de métodos y procesos sostenibles para el reciclado y recuperación de metales valiosos tales como, litio, cobalto, manganeso, níquel, grafito, etc., provenientes de baterías de iones de litio de vehículos eléctricos”, detalla.

Cambios constantes

Tras varios años en Argentina, Yarivith regresa a Venezuela con la esperanza de aportar los conocimientos aprendidos, sin embargo, la situación del país le obligó a volver a hacer las maletas con su esposo Giovanny, escogiendo en esta oportunidad a Suecia como destino.

”En Suecia volví a cambiar la bata por el delantal, el trabajo del laboratorio por la hostelería, hasta que un día vi una oferta de una empresa que buscaba personal para desarrollar tecnologías de reciclajes de baterías de ion litio y envíe mi curriculum, teniendo la suerte de ser contratada”.

A fines de 2023 fue postulada por @conectaiberoamerica y la @fundacioncarolina al Premio Princesa de Girona Internacional en la categoría de Investigación, resultando elegida como una de las ganadoras en mayo de 2024 por “su destacada labor en la investigación química, incluyendo el reciclaje de metales en baterías de iones de litio, por su trabajo en promover la educación ambiental y por llevar la ciencia a los colegios en América Latina”.

Formación extraordinaria

González Peña es licenciada en la especialidad de química, Magister en ciencias ambientales, así como en Educación, Ambiente y Desarrollo Sostenible. Actualmente, está finalizando su Doctorado en Química en la Universidad de San Luis, Argentina.

Su investigación se enfoca en el desarrollo de métodos y procesos sostenibles para el reciclado y recuperación de metales valiosos provenientes de baterías de iones de litio de vehículos eléctricos y residuos electrónicos.

El objetivo de esta investigación es recuperar metales de alto valor como el litio, cobalto, manganeso, níquel, grafito, etc., para reutilizarlos en la fabricación de nuevas baterías para la electromovilidad, así como potenciar el ciclo de la economía circular y contribuir con los principios del desarrollo sostenible y la disminución del impacto y carga ambiental al final del ciclo de vida de las baterías de ion litio», se lee en la página del premio.

Yarivi es autora de una patente y de varias publicaciones científicas en revistas de alto impacto internacional y reconocida en el ranking de los 500 proyectos de ciencia, tecnología y medio ambiente más importantes de Latinoamérica “Green Awards 2022-2023″.

Además, es miembro activo y voluntaria de diferentes ONGs que desarrollan trabajos sociales ambientales en Latinoamérica y el caribe LAC y Facilitadora Regional de los Grupos Principales y Partes Interesadas de LAC del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente PNUMA-ONU.

«Dios me ha mostrado que los altibajos nunca dejan de enseñarnos. Se que algún día volveré a Venezuela y podré dar todo lo que he aprendido afuera”, prometió.