«No hay nación que por sí sola pueda detener esta guerra, sin ayuda; se necesita el compromiso de los líderes mundiales», dijo el presidente ucraniano desde Jarkiv, donde un supermercado fue destruido por un misil ruso.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, instó el domingo (25.05.2026) a sus homólogos de Estados Unidos, Joe Biden, y China, Xi Jinping, a asistir en junio a una cumbre en Suiza sobre la guerra en su país, invadido por Rusia en febrero de 2022. «Hago un llamamiento a los líderes del mundo (…) al presidente Biden, líder de Estados Unidos, y al presidente Xi, líder de China», dijo Zelenski en un mensaje de vídeo desde Jarkiv.

«Por favor, apoyen la cumbre de paz con su liderazgo personal y su participación», pidió Zelenski, afirmando que «los esfuerzos de la mayoría global son la mejor garantía de que se cumplan todos los compromisos». «No hay nación que por sí sola pueda detener esta guerra, sin ayuda; se necesita el compromiso de los líderes mundiales», dijo Zelenski, quien agregó: «Todos sabemos con quién estamos tratando».

La conferencia sobre la guerra de Ucrania se celebrará en la localidad suiza de Lucerna los días 15 y 16 de junio. El gobierno suizo anunció que ha invitado a 160 delegaciones, pero Rusia no asistirá. Zelenski aseguró que «más de 80 países han confirmado que acudirán». El presidente ucraniano hizo el llamamiento desde Jarkiv, donde ayer un misil ruso impactó contra un supermercado de materiales de construcción matando inicialmente a seis personas, aunque hoy el saldo de víctimas mortales se ha visto incrementado hasta doce, además de 43 heridos, mientras otras 16 personas están desaparecidas.

El presidente ucraniano también llamó a los líderes mundiales a aumentar su apoyo en materia de defensa aérea, como ha venido haciendo. Zelenski afirmó que «Rusia está dirigida por hombres que quieren convertir en norma quemar vidas, destruir ciudades y pueblos, dividir a la gente y borrar las fronteras nacionales mediante la guerra». Dijo estar en Jarkiv, «por desgracia, muy cerca de la frontera rusa», lo que significa para la ciudad «el tercer año de terror constante».

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, pidió a los países del club comunitario que donen más equipos de defensa antiaérea a Ucrania tras el ataque de Rusia contra un hipermercado en Jarkiv. El jefe de la diplomacia europea aseguró en un mensaje anoche que estos «crímenes sistemáticos rusos contra civiles e infraestructuras civiles» subrayan la necesidad de que «Europa aumente urgentemente el apoyo a la defensa antiaérea» del Ejército de Kiev, porque «salva vidas y protege a las ciudades ucranianas».

DW