La Otan y la Unión Europea aseguran que están monitoreando la situación

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, dijo este sábado que la rebelión del grupo de mercenarios Wagner contra el ejército y las autoridades rusas pone de manifiesto la «debilidad» de Rusia y la deriva autodestructiva que ha tomado el país al lanzar su invasión a gran escala de Ucrania.

«La debilidad de Rusia es evidente», dijo Zelenski en su primera reacción pública a los acontecimientos en el país vecino. «Cuanto más tiempo mantenga Rusia a sus tropas y a sus mercenarios en nuestras tierras más caos, dolor y problemas se creará a ella misma», añadió el jefe del Estado ucraniano.

Zelenski acusó al presidente ruso, Vladímir Putin, sin mencionarlo por su nombre, de «elegir el camino del mal» y de «destruirse a sí mismo» al hacerlo.

«Envía columnas de soldados a destruir vidas en otros países y no puede evitar que huyan y lo traicionen cuando encuentran resistencia», escribió Zelenski en su nota, publicada en Telegram.

Zelenski acusó al presidente ruso, Vladímir Putin, sin mencionarlo por su nombre, de «elegir el camino del mal» y de «destruirse a sí mismo» al hacerlo

«Desprecia a la gente y envía a cientos de miles a la guerra para acabar escondiéndose en una barricada cerca de Moscú de aquellos a los que él mismo armó», dijo Zelenski en referencia al grupo Wagner, que lleva a cabo su alzamiento después de haber ganado poder por su papel protagonista en la invasión rusa de Ucrania.

Al hilo del discurso de Putin sobre la rebelión, en el que comparó la intentona de Wagner con la Revolución Bolchevique que en 1917 sacudió Rusia cuando estaba luchando en la I Guerra Mundial, Zelenski dijo que el rumbo actual de la Federación Rusa sólo puedo llevar a un horizonte similar al de entonces.

«Nosotros mantenemos nuestra fortaleza, nuestra unidad», concluyó Zelenski su mensaje. «Todos nuestros comandantes y todos nuestros soldados saben lo que tienen que hacer», remachó el presidente de Ucrania.

Los servicios de inteligencia y seguridad de Ucrania también se pronunciaron sobre la rebelión, celebrando el conato de guerra civil en ese país como un paso importante hacia el fin de la invasión rusa de su territorio y el colapso del presidente, Vladímir Putin.

«La fórmula ucraniana para una paz sostenible prevé la salida de las fronteras de 1991 y el comienzo del proceso de autodestrucción de Rusia», escribió en su cuenta de Twitter Oleksí Danílov, en referencia al año en que Ucrania obtuvo su independencia con unas fronteras que Rusia viola desde que se anexionó en 2014 Crimea. Danílov agregó que «la guerra terminará como comenzó: dentro de la Federación Rusa». Y añadió: «El proceso ha comenzado».

En una entrevista con el medio ucraniano RBK, el representante de la inteligencia militar ucraniana (GUR) Andrí Yusov dijo que los acontecimientos que tienen lugar desde ayer en Rusia son «un conflicto interno» y una «confrontación».

Desde que se declarara en rebeldía a última hora de la tarde de ayer, Prigozhin ha afirmado tener bajo control el Estado Mayor de las fuerzas rusas

También se han pronunciado sobre la crisis los dos grupos de voluntarios rusos que combatieron contra las fuerzas de Putin al lado del ejército ucraniano y han protagonizado en los últimos meses varias incursiones armadas en Rusia auspiciadas por Kiev.

Por su parte, la Otan está «monitorizando» la situación, según dijo un portavoz de la organización a EFE. Desde que se declarara en rebeldía a última hora de la tarde de ayer, Prigozhin ha afirmado tener bajo control el Estado Mayor de las fuerzas rusas en la ciudad de Rostov, en el sur del país.

La Comisión Europea dijo este sábado que está observando los acontecimientos de las últimas horas y afirmó que la declaración de rebeldía que ha emitido el jefe del grupo de mercenarios Wagner contra el Ministerio de Defensa «es un asunto interno».

La Unión Europea está, además, «en permanente contacto» con su embajador en Moscú y Bruselas está consultando con los gobiernos de la UE para analizar el estado de la situación, dijo a EFE la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Nabila Massrali.

Mientras que el ministerio ruso de Defensa llamó a los miembros amotinados del grupo Wagner a regresar a su cuarteles y les ha dado garantías de seguridad a quienes lo hagan.

Los ministros de Exteriores de la UE se reunirán el próximo lunes en Luxemburgo, en un encuentro planificado de antemano, en el que la guerra de Ucrania y sus consecuencias volverán a centrar las discusiones.

EFE