Morfema Press

Es lo que es

¿Es manejable el plagio con Inteligencia Artificial?

Comparte en

Por Laszlo Beke

Desde hace tiempo, los educadores vienen luchando contra las funcionalidades que presenta Internet, y particularmente el buscador Google, cuando facilita a los estudiantes cometer plagio con poco esfuerzo. Ahora la aparición de chatbots basados en Inteligencia Artificial han convertido ello en una tarea titánica.

ChatGPT, lanzada el pasado mes de Noviembre por el laboratorio de Inteligencia Artificial OpenAI, está a la vanguardia de este viraje. El chatbot genera textos inquietantemente articulados y matizados en respuesta a preguntas (prompts) cortas. ChatGPT está siendo usado para escribir (entre muchas cosas) cartas de amor, poesía, ficción y tareas escolares. Los estudiantes están plagiando, por cuanto las tareas pueden ser plagiadas y con facilidad. Los profesores y administradores están tratando de discernir si los estudiantes están usando el chatbot para hacer sus tareas escolares y las universidades están reestructurando cursos y están tratan de tomar medidas preventivas.

Algunos estudiantes han encontrado valor en el uso de herramientas de Inteligencia Artificial. Un ejemplo es el uso de ChatGPT para generar una tormenta de ideas para los ensayos y para hacer el debugging de problemas de codificación. También puede ser útil para el aprendizaje en las disciplinas de menor conocimiento y dedicación de la persona. Otros estudiantes no tienen los mismos escrúpulos, y comparten en foros, como Redditt, las tareas escritas y resultados obtenidos usando ChatGPT. En TikTok el hashtag #chatgpt tiene más de 587 millones de vistas, y las personas están compartiendo videos de la herramienta escribiendo ensayos y resolviendo problemas de codificación. Un video en TikTok muestra a un estudiante copiando un examen de selección múltiple, pegándolo a la herramienta y diciendo: “No se nada de esto, pero acabo de pedirle a ChatGPT que tome mi examen final. Disfruten su esfuerzo estudiando”. También es necesario considerar que ChatGPT en ocasiones explica las ideas en forma incorrecta y equivoca las referencias.

Las reacciones al chatbot

En numerosas universidades, ChatGPT se ha convertido en uno de los temas principales de la agenda. Se han establecido grupos de trabajo y de discusión para responder a la herramienta, donde el enfoque principal ha estado orientado a la adopción de la misma. Los profesores, los jefes de departamento y los administradores universitarios están comenzando a transformar el salón de clases en respuesta a ChatGPT, respondiendo a un potencial giro mayor en la enseñanza y el aprendizaje. Estos son algunos enfoques que se están considerando y adoptando:

– Los educadores están progresivamente eliminando trabajos remotos a libro abierto – los cuales fueron el principal método de evaluación durante la pandemia – y el cual parece ser vulnerable a los chatbots. En su lugar están prefiriendo asignaciones realizadas en clase, trabajos en grupo y exámenes orales.

– Algunos profesores están rediseñando sus cursos totalmente, introduciendo cambios que incluyen exámenes orales, trabajo en grupo y evaluaciones manuales en lugar de impresas.

– Otros educadores están planteando hacer preguntas que sean demasiado ingeniosas para los chatbots y pidiéndole a los estudiantes que hablen de sus propias vidas y de eventos actuales.

– Un jefe de cátedra en Humanidades piensa enseñar textos más recientes o poco comunes sobre los cuales ChatGPT pudiera tener, menos información. Un ejemplo serían los sonetos de la etapa inicial de William Shakespeare, en lugar de la obra “Sueño de una noche de verano”.

– Algunos sistemas de educación pública importantes, como los de las ciudades de Nueva York y Seattle, han prohibido la herramienta en las redes de Wifi de las escuelas, con la intención de prevenir los fraudes. Sin embargo, los estudiantes pueden fácilmente encontrar vías alternas para acceder a ChatGPT. A nivel universitario, las instituciones han estado renuentes a prohibir la herramienta de Inteligencia Artificial, por cuanto los administradores dudan que la medida sea efectiva y además no quieren infringir la libertad académica. Ello significa que lo que debe cambiar es la forma en que las personas enseñen, cuando además muchos piensan que seguramente esta no será la última innovación que impacte.

– Varias universidades están buscando definir límites para la Inteligencia Artificial, donde algunas están revisando sus políticas de integridad académica, de manera que las definiciones de plagio incluyan la Inteligencia Artificial Generativa. Esto considera definiciones como “el uso de texto escrito por un sistema generativo como si fuera uno propio”, siendo un ejemplo la entrada de una pregunta a una herramienta de IA y el uso de su resultado en un ensayo.

En caso que los cambios no logren prevenir el plagio, se piensa implementar estándares más estrictos de aquello que esperan de sus estudiantes y como se les califica. No sería suficiente que un ensayo tenga una tesis, una introducción, párrafos de apoyo y una conclusión. Las universidades también están apuntando a educar a los estudiantes en las nuevas herramientas de Inteligencia Artificial. Se considera que es preferible prevenir, que capturarlos cuando cometen el acto de plagio. Todas estas acciones son parte de la necesidad de afrontar en tiempo real la nueva ola tecnológica conocida como Inteligencia Artificial Generativa.

Herramientas anti-plagio

Por cuanto el uso indebido de herramientas de Inteligencia Artificial podría no cesar, algunas universidades y profesores planifican usar detectores para erradicar dicha actividad. El servicio de detección de plagio Turnitin indicó que piensa incluir nuevas funcionalidades que permitan identificar Inteligencia Artificial, incluyendo ChatGPT. Más de 6.000 profesores de importantes universidades del Este de Estados Unidos se han suscrito a GPTZero, un programa que promete detectar rápidamente texto generado por IA. Asimismo, OpenAI reconoce que sus programas pueden ser utilizados para engañar o confundir a las personas y por ello está desarrollando tecnología para ayudar a los usuarios a identificar texto generado por ChatGPT.

El auge de OpenAI y otros

La empresa basada en San Francisco es una de los laboratorios de Inteligencia Artificial más ambiciosos. Estas son algunas de sus novedades más recientes:

ChatGPT – Este chat de tecnología de punta es el que está generando el temor que los estudiantes hagan trampa con sus tareas. Por otro lado, su potencial como una herramienta educativa probablemente excede sus riesgos.

DALL-E 2 – El sistema permite crear imágenes digitales con la sola descripción de lo que se desea ver y para algunos los generadores de imágenes son alarmantes.

GPT-3 – Con una fluidez excepcional, este sistema de lenguaje-natural puede escribir, argumentar y codificar. Las implicaciones para el futuro son profundas.

GPT-4 – Próximo a lanzarse, es incluso mejor generando texto que las versiones anteriores.

Esto sin olvidar que hay otros chatbots poderosos como LaMDA de Google y otros de emprendedores agresivos.


Se hace referencia a Alarmed by A.I. Chatbots, Universities Start Revamping How They Teach . También aparece en mi Portal https://tinyurl.com/489rvuns.  La imagen es cortesía de pxhere.

Scroll to Top