Es lo que es

NASA lanza una nave espacial para estrellarse contra un asteroide y cambiar su trayectoria

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) ha completado con éxito el lanzamiento de la misión Prueba de redireccionamiento de doble asteroide (DART).

Por: Morfema Press / Interesting Engineering

La misión se lanzó a bordo del cohete Falcon 9 de SpaceX a la 1:21 am ET desde la Base de la Fuerza Espacial Vandenberg en California. El objetivo de la misión es una pequeña luna, Dimorphos, de 525 pies (160 m) de diámetro, que orbita un asteroide cercano a la Tierra llamado Didymos. Se espera que la misión impacte en septiembre de 2022.

Según las cifras publicadas por el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) de la NASA, hay más de 27.000 asteroides que la humanidad conoce, cuyas órbitas son cercanas a la de la Tierra. De estos, un poco más de 2.200 están clasificados como «potencialmente peligrosos». Aunque ninguno de estos se dirige actualmente hacia la Tierra, solo se necesita una roca para destruir una ciudad e incluso eliminar una especie en un momento.

La prueba DART de la NASA

Como medio de defensa planetaria, la NASA y otras agencias espaciales han estado pensando en desarrollar formas de contrarrestar tal calamidad, si algún día surgiera con una advertencia. Como experimento de prueba, ahora han lanzado la misión DART.

La luna del asteroide fue seleccionada como objetivo para la misión ya que su tamaño se asemeja a los asteroides potencialmente peligrosos. Por sí mismos, Dimorphos y Didymos no son una amenaza para la Tierra. Para septiembre de 2022, los ‘gemelos’ estarán relativamente más cerca de la Tierra, a una distancia de seis millones de millas (11 millones de kilómetros), informó CNN.

La nave espacial que se supone que chocará contra la luna viajará a una velocidad de 15.000 millas (~ 24.000 km) por hora, pero a diferencia de la película, no la hará pedazos. ¿Por qué? Porque Michael Bay no es el director de la misión.

Un suave empujón

Volviendo a la ciencia, la nave espacial tiene aproximadamente una centésima parte del tamaño de la luna. Incluso a su alta velocidad, no tendrá el impulso para romper el cuerpo celeste. Más importante aún, no es así como funciona la ciencia. Al romper el objeto o cambiar drásticamente su trayectoria, los científicos podrían haber creado una amenaza potencial como lo hizo recientemente un experimento ruso.

En cambio, el choque de la nave espacial solo resultará en un suave empujón hacia la luna, cambiando su órbita en solo un uno por ciento. Si tiene éxito, la órbita de la luna del asteroide cambiará en 73 segundos, el tiempo suficiente para que los telescopios terrestres lo detecten.

Sin embargo, para aquellos que buscan una acción similar al Armagedón, hay algo reservado.

Transmisión a la Tierra

La nave espacial tiene una cámara a bordo llamada Didymos Reconnaissance & Asteroid Camera o DRACO, que ayudará a detectar la luna del asteroide y estrellarse contra ella.

En su primera misión al espacio profundo se encuentra el Cubesat del tamaño de un maletín de la Agencia Espacial Italiana llamado Light Italian Cubesat for Imaging of Asteroids o LICIACube. Durante la mayor parte de su viaje, LICIACube se apoyará en DART y se implementará justo antes del impacto. Luego pasará por encima de Dimorphos y hará observaciones. Todas las fotos y videos tomados durante la misión serán transmitidos a la Tierra.

El principal objetivo de la misión DART es comprender cuánto impulso se necesita para cambiar la trayectoria de un asteroide. Así que, si mañana llega uno por el camino de la Tierra, nuestra respuesta será darle un suave empujón y no bombardearlo.

Scroll to Top