Morfema Press

Es lo que es

El uso correcto del aserrín para el beneficio de tus plantas

Comparte en

Siempre hablamos de los beneficios que tiene la reutilización de los restos de alimentos y de algunos productos del hogar en el jardín. Esta vez, elegimos hablar de los restos de madera, conocidos como serrín, aserrín o viruta. Se trata de un material sumamente accesible que se puede pedir gratuitamente en cualquier carpintería o taller. Aunque también podremos encontrar la viruta como tal en viveros o tiendas de jardinería, ya que se trata de un gran aliado para las plantas.

Sin embargo, para utilizarlo, hay que tener ciertas precauciones. 

Así no debes aplicar el aserrín en las plantas

Javier, jardinero y creador del canal de YouTube ‘Huerto Adictos’, aseguró que el aserrín es sumamente beneficioso para las plantas, siempre y cuando se sepa cómo aplicarlo correctamente. Es más, lo primero que hizo fue advertir sobre el error que representa mezclar los pequeños trozos viruta con el sustrato en plantas grandes, puesto que “cuando entra en contacto con la tierra, lo primero que van a hacer los microorganismos es descomponerlo; lo que pasa es que, esas bacterias, al no encontrar nitrógeno en el mismo aserrín, lo que van a hacer es buscarlo en otra parte para poder seguir el proceso de compostaje”. 

Los usos del aserrín en el jardín

El primer uso que se le puede dar a la viruta en el jardín es el que explica el jardinero a continuación: “Si lo mezclamos (aserrín en trozos pequeños) en partes iguales con la tierra, vamos a conseguir el sustrato ideal para los semilleros, super esponjoso y que retendrá muy bien la humedad”. 

Otro de los usos que se le puede dar al aserrín en el jardín es el de acolchado para las plantas. Esto es de gran utilidad para los huertos urbanos y para las macetas de interior y exterior. Lo que sí, debes tener en cuenta que se deben utilizar trozos grandes de aserrín para cubrir bien las plantas, con cuidado de no mezclarlos con el sustrato. 

“El acolchado va a hacer que nos dure la humedad y los riegos mucho más tiempo en nuestra huerta, y que nuestras plantas no se sequen tan rápido”, señaló Javier. Sin dudas, se trata de un beneficio si vivimos en lugares calurosos. Además, esto es bueno para el sustrato puesto que va a mantener por más tiempo los nutrientes.

MDZ

Scroll to Top