Es lo que es

Jardines verticales, una gran alternativa para todo tipo de espacios

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Un jardín vertical es un jardín que está estructurado para crecer verticalmente sobre botellas, paredes, paneles o palets, en lugar del suelo, que es como se hace tradicionalmente.

Por: Morfema Press / Cleanipedia / Universidad Pontífica Bolivariana

También llamados “muros verdes”, los jardines verticales, además de prácticos y alternativos ante la carencia de espacios en lugares pequeños, se dividen en dos tipos: los elaborados en interiores y exteriores.

Pensar que para tener un jardín en casa necesitamos contar con un patio enorme y gastar un montón de dinero es cosa del pasado.

Hoy en día, existen alternativas para todos los espacios y bolsillos.

Los jardines verticales son una excelente opción para los lugares pequeños, y cada vez ganan más popularidad porque usan mejor el espacio y la luz que los jardines tradicionales, casi no tienen malezas y son fáciles de cuidar.

Cómo hacer jardines verticales en casa


Con solo 5 pasos vas a poder saber cómo hacer un jardín vertical casero. Descubrilos a continuación:

  1. Elige el lugar adecuado para tu jardín: Cuando sea la hora de decidir dónde poner tu jardín vertical, tené en cuenta las siguientes consideraciones. La primera es el peso del jardín. No todas las paredes pueden soportar la misma cantidad de peso. Tené en cuenta que vas a agregar macetas, tierra, decoración, etc. Segundo, tené en cuenta la humedad que puede desprenderse del jardín; considerá si vas a tener que proteger la pared con algún impermeabilizante o si la estructura está bien aislada. Por último, prestá atención a aspectos como la luz y ventilación para ver qué plantas poner después.
  2. Elige la estructura: Según el lugar que hayamos elegido podés usar estructuras como: macetas grandes en el suelo con celosías de madera arriba para poner enredaderas; macetas o botellas colgadas; estanterías (sobre todo para jardines verticales de interior); jardines verticales de geotextil para colgar; escaleras, palets, etc. vas a necesitar además, un martillo y ganchos para colgar la estructura elegida.
  3. Prepara el interior del recipiente o maceta: Asegurate de que tengan un pequeño agujero por donde drenar el agua. Una buena idea para controlar el drenaje del agua es revestir la maceta con una bolsa negra gruesa (tipo de basura) y hacerle un agujero debajo para que pase el agua. Con los guantes puestos, agregá una capa de abono abajo y aplastalo con las manos, o con el rastrillo. Para hacer un abono natural podés nutrir la tierra de las plantas con los posos de café.
  4. Las plantas: Después poné las plantas que hayas elegido: helechos, malvones, alegrías del hogar, jazmines, cintas. Rellená los costados con más tierra y abono, aplaná la tierra suavemente con las manos. Por último, rega las plantas.
  5. Decoración y disfrute: Agrégale lo que quieras para darle más vida a tu jardín vertical: luces, pequeñas estatuas, antorchas, etc. Hay un montón de ideas para decorar un jardín pequeño fácilmente y sin gastar de más. Usá las que más te gusten y mejor se adapten al estilo de tu jardín. Cuando termines de decorarlo, solo te queda una cosa por hacer: ¡prepararte unos mates y sentarte a disfrutar de tu jardín vertical!

Con estos 5 pasos tenés la base necesaria para saber cómo hacer un jardín colgante en casa. Cambiando los lugares, las estructuras, las plantas y la decoración podés crear un sinfín de posibilidades ¡No le pongas límites a tu imaginación! A continuación, te contamos más tips y recomendaciones de cuidado para jardines verticales.

Scroll to Top