Es lo que es

La deuda eterna | Díaz-Canel en Moscú: Cuba saldará deuda con Rusia «en cuanto sea posible»

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía 14ymedio

Ambos presidentes inauguraron una estatua de Fidel Castro en Moscú

Miguel Díaz-Canel dijo este martes al líder ruso, Vladímir Putin, que su país y Rusia tienen un mismo enemigo: «el imperio yanqui».

«Tanto Rusia como Cuba están sometidas a sanciones»,  aseguró el mandatario cubano al comienzo de la reunión con su colega ruso en el Kremlin, «que proceden y tienen su origen en el mismo enemigo, el imperio yanqui, que ha manipulado también a una parte importante del mundo».

Díaz-Canel, que llegó a Rusia en el marco de una gira internacional, calificó las sanciones contra ambos países de «injustas» y «arbitrarias». «Rusia siempre puede contar con Cuba», afirmó y se declaró admirador del «liderazgo» del jefe del Kremlin.

Además, subrayó que el Gobierno cubano siempre ha condenado las sanciones impuestas a Moscú por Occidente debido a su campaña militar en Ucrania: «Nuestro primer compromiso ha sido seguir defendiendo la posición de la Federación Rusa ante este conflicto que, entendemos, ha sido creado y tiene su origen lamentablemente manipulado por el gobierno de los Estados Unidos ante la opinión pública internacional».

El líder cubano, que después viajará a Turquía y China, transmitió a Putin los saludos del expresidente de Cuba, Raúl Castro.

Por su parte, Putin también recordó que Moscú siempre se opuso a lo que llamó bloqueo de la Isla y apoyó a su Gobierno en toda clase de situaciones en la arena internacional. «Todo esto es resultado de la tradicional amistad que fue cimentada por el camarada Fidel Castro», dijo.

Abogó porque ambos países refuercen su cooperación y recordó que sus Gobiernos han trazado planes para el desarrollo de las relaciones hasta 2030.

Putin, que inauguró este martes una estatua de Fidel Castro en la capital rusa, recordó las reuniones que mantuvo con el líder revolucionario cubano entre 2000 y 2014: «Es el símbolo de toda una época, la época del movimiento de liberación nacional, del fin del sistema colonial y de la creación de nuestros Estados independientes y soberanos en América Latina y África». Paradójicamente, el parlamento cubano aprobó una ley en 2016 mediante la que se prohibía hacer uso del nombre y de la imagen de Fidel Castro.

La deuda eterna

Por otra parte, Miguel Díaz-Canel prometió este martes que La Habana cumpliría con sus obligaciones financieras ante Rusia en cuanto fuera posible. «Cuba está dispuesta a respetar y cumplir con las obligaciones financieras que tiene con Rusia en cuanto la situación económica se alivie un poco y eso sea posible», dijo el mandatario cubano durante una reunión en Moscú, según recoge la agencia TASS.

Díaz-Canel hizo esta declaración durante una reunión con la presidenta del Senado ruso, Valentina Matviyenko, con la que inauguró una exposición dedicada a La Habana.

Entre 2006 y 2019 Rusia ofreció a Cuba créditos de exportación por un valor de 2.300 millones de dólares para financiar proyectos en las esferas de la energía, la industria metalúrgica y el transporte, así como para el suministro de mercancías necesarias para el desarrollo de la economía de la Isla.

Desde principios de 2020 Cuba prácticamente detuvo el pago por los créditos rusos, con lo que incrementó sus deudas ante bancos comerciales rusos y entidades exportadoras. El pasado febrero el Parlamento ruso ratificó una normativa que permitió la prórroga de los pagos de los créditos rusos otorgados a La Habana hasta 2027.

Díaz-Canel ha intervenido este mismo día en el pleno de la Duma del Estado, la Cámara Baja rusa, donde agradeció al país su solidaridad y apoyo ante lo que llama el bloqueo de Estados Unidos. El mandatario cubano destacó que su país agradece la resolución que anualmente aprueba la Duma desde hace más 25 años exigiendo el levantamiento del bloqueo estadounidense.

«Ese gesto lo apreciamos y valoramos mucho», dijo Díaz-Canel, que señaló, sin ninguna autocrítica, que «la situación económica de Cuba es compleja en los momentos actuales debido a una serie de factores, fundamentalmente de carácter externo».

En «estas difíciles circunstancias», agregó, «Cuba cuenta con el apoyo y la comprensión de sus amigos más cercanos, entre los cuales se encuentra la Federación de Rusia».

«Las relaciones políticas entre Cuba y la Federación de Rusia son excelentes. Existen amplias coincidencias en los principales temas de la agenda internacional», subrayó Díaz-Canel.

Al mismo tiempo, destacó que «continúa pendiente lograr el desarrollo pleno» de los vínculos económico-comerciales entre ambos países.

El mandatario cubano resaltó la ayuda humanitaria prestada por Rusia durante los «picos pandémicos» del covid-19, así como después del incendio catastrófico en Matanzas.

En su intervención de la mañana, Díaz-Canel insistió en que Cuba condena de manera enérgica las sanciones «unilaterales e injustas» impuestas por Occidente a Rusia en respuesta la campaña militar rusa en Ucrania.

«Las causas del conflicto actual en esta zona hay que buscarlas en la política agresiva de Estados Unidos y en la expansión de la OTAN hacia la fronteras de Rusia, lo que Cuba ha denunciado de manera sistemática en foros internacionales», enfatizó, al tiempo que se pronunció a favor de una «solución negociada al actual conflicto».

La última visita del dirigente cubano a Moscú para reunirse con el jefe del Kremlin tuvo lugar en octubre de 2019.

El Gobierno de la Isla mostró interés la semana pasada en importar fertilizantes, hidrocarburos y trigo rusos, según informó el Ministerio de Economía de Rusia al término de la comisión intergubernamental bilateral.

Díaz-Canel ha reconocido que los suministros de hidrocarburos son fundamentales para restaurar las centrales eléctricas y acabar con los crónicos apagones que atormentan a los habitantes de la Isla y que ha sido fuente de las últimas protestas multitudinarias, zanjadas con la habitual represión.

Scroll to Top