Es lo que es

Lágrimas ambientalistas: Estudio revela que los autos clásicos son menos dañinos para el medio ambiente que los vehículos eléctricos

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Un nuevo informe de Footman James, un proveedor de seguros de vehículos clásicos y especializado, afirma que los automóviles clásicos son menos dañinos para el medio ambiente en general que los vehículos modernos, incluidos los vehículos eléctricos.

Por: Carscoops / Traducción libre del inglés de Morfema Press

Esta conclusión tiene en cuenta el uso limitado de los clásicos durante todo el año en contraste con los automóviles modernos que a menudo se usan a diario y generan grandes cantidades de carbono durante su producción.

Según el informe, el automóvil clásico promedio en el Reino Unido emite 563 kg (1,241 libras) de CO2 al año, ya que los propietarios de automóviles clásicos los conducen por un promedio de 1,200 millas (1,931 km) al año. Si bien los vehículos modernos tienen significativamente menos emisiones de CO2 por km, se conducen por distancias mucho más largas por año y vienen con una huella de carbono bastante grande desde la fábrica.

El estudio sugiere que la huella de carbono durante la producción de un automóvil de pasajeros promedio como el VW Golf es de 6,8 toneladas (14.991 libras) de CO2. Un vehículo moderno con batería eléctrica como el Polestar 2 aumenta esta cifra a 26 toneladas (57,320 libras) de CO2 incluso antes de salir de fábrica, lo que puede ser difícil de compensar con una conducción sin emisiones. A modo de comparación, se necesitan más de 46 años de uso para que un automóvil clásico promedio alcance la misma cifra de CO2 de 26 toneladas.

Para ser justos, esta comparación será completamente diferente cuando los fabricantes de automóviles alcancen sus objetivos de producción neutral en carbono en algún momento de la próxima década. La propia Polestar se ha comprometido a producir el primer automóvil climáticamente neutral para 2030, mientras que muchas otras empresas están trabajando para reducir la huella de carbono de sus fábricas e instalaciones. Aún así, Volvo admitió recientemente que la producción de un EV genera un 70 por ciento más de emisiones que su equivalente impulsado por ICE en este momento, a pesar de que la huella de carbono para todo su ciclo de vida es menor.

El Informe de indicadores afirma que dos tercios de los propietarios de automóviles clásicos están preocupados por el cambio climático, y más de la mitad de ellos estarían abiertos a esquemas de compensación de emisiones. David Bond, director gerente de Footman James, dijo:

“Es fácil suponer que los autos clásicos son más dañinos simplemente por sus motores más viejos y menos eficientes, sin embargo, los datos de este informe refutan esa teoría. Realmente se trata de cómo se mantienen y utilizan estos vehículos; está claro que, si bien los autos nuevos, modernos y eléctricos pueden parecer mejores para el planeta en el día a día, el problema es el impacto que causa su producción”.

Scroll to Top