Es lo que es

Nayib Bukele: “La paz no se consigue firmando acuerdos entre corruptos, repartiéndose el poder entre asesinos”

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Vía Semana

Según el mandatario, la guerra frontal que ha impulsado su gobierno contra las pandillas, se está ganando

Por medio de sus redes sociales, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, publicó el fragmento de un discurso dado a la fuerza pública de ese país, en donde les anuncia que la guerra frontal que ha impulsado su gobierno contra las pandillas, se está ganando.

“Llevamos ocho meses en esta guerra contra las pandillas, que gracias a Dios estamos ganando. Esta es una victoria demasiado sorprendente que está ahí cerca”, señaló el mandatario salvadoreño.

Además, señaló que tanto él como cada uno de los agentes del orden en El Salvador son “instrumentos de Dios” en una lucha por llevar la paz, la libertad y felicidad a todo el pueblo.

De manera certera, se refirió a los mecanismos para lograr la paz en una nación, según Bukele, no es posible conseguir una paz firmando documentos entre delincuentes, sino que es necesario el esfuerzo, trabajo y sudor de todos.

“La paz no se consigue firmando acuerdos entre corruptos, repartiéndose el poder entre asesinos. La paz se construye con trabajo, con sudor, con esfuerzo y con la valentía que tienen ustedes y sus hermanos policías”, señaló Nayib Bukele.

El mandatario invitó a la fuerza pública de su país revisar las noticias internacionales donde, según él, se podrá constatar que la humanidad ha perdido valores fundamentales como el honor, la lealtad, la valentía y el amor por el prójimo.

Además, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció este miércoles que policías y soldados cercarán ciudades para apresar pandilleros en el marco de una guerra contra bandas criminales que ya deja 58.000 detenidos.

“Lo que prácticamente vamos a hacer es cercar grandes ciudades y hacer los procesos de extracción de los terroristas que están dentro de esas ciudades, sin darles la posibilidad de escapar”, aseguró el gobernante en un discurso.

El gobernante habló ante unos 14.000 soldados que fueron concentrados en un terreno cerca de un cuartel militar en las afueras de la ciudad de San Juan Opico, 35 km al oeste de San Salvador.

Bukele dijo que no revelaría “por motivos de seguridad” los nombres de las ciudades que “en los próximos días” serán cercadas por policías y soldados para hacer una búsqueda meticulosa de pandilleros y detenerlos.

El mandatario aseguró que la idea de poner cercos en grandes ciudades se basa en “el éxito” que se tuvo a principios de octubre pasado en el poblado de Comasagua, 30 km al sur de la capital, en donde luego de un homicidio se puso un cerco policial y militar que permitió la desarticulación de una célula de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13).

“Si ellos quieren escapar o alguien quiere suplirlos de armamento, de alimentos, de munición, de celulares o de todo lo que utilizan para amedrentar a la población, pues ahí van a interceptarlos”(sic), insistió Bukele.

El Gobierno no precisó tampoco la fecha de cuando comenzarán a ser montados los cercos de seguridad, los cuales, dijo el presidente, “la población los pide y aprueba”.

El montaje de los cercos de seguridad en ciudades para la “extracción de pandilleros” es parte, dijo Bukele, del denominado plan de seguridad gubernamental “Control Territorial” que ahora está “reforzado” con el régimen de excepción que permite el impulso de la guerra contra las pandillas.

El régimen de excepción que se impulsa desde el 27 de marzo y que permite detenciones sin orden judicial, fue declarado en respuesta a una escalada de violencia que cobró la vida de 87 personas del 25 al 27 de marzo.

Cuestionado por organismos humanitarios, el régimen de excepción fue prorrogado recientemente por el Congreso hasta mediados de diciembre y, dijo el presidente, “ha sido todo un éxito, pues ha permitido la detención de 58.000 personas, presuntos pandilleros”

Scroll to Top