Es lo que es

¿Sin tiempo para una buena alimentación?… Piense de nuevo

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Todos hemos estado allí. Los primeros rayos del sol de la mañana entran por la ventana, el perro ladra y ya has pulsado el botón de repetición media docena de veces.

Por: Morfema Press / Akos Nagy – The Epoch Times

De repente, sale de su estado semiconsciente y se da cuenta de que llega tarde al trabajo. ¿Es de extrañar que un desayuno saludable (sin mencionar preparar el almuerzo o contemplar la cena) sea la menor de nuestras preocupaciones?

La falta de tiempo ciertamente puede ser un obstáculo para la buena salud; pero con un poco de conocimiento y creatividad, se pueden preparar comidas nutritivas para toda la familia con poco esfuerzo.

Empiece bien el día

Incluso antes de que suene la alarma, hay un paso que puede garantizar el éxito del desayuno: la preparación. Es el ingrediente fundamental para comer bien por las mañanas.

El desayuno prepara el escenario para su apetito durante todo el día. ¡Muchos cereales comerciales contienen el equivalente a seis cucharaditas de azúcar por porción! Un desayuno rico en carbohidratos provoca antojos de azúcar y bocadillos poco saludables más tarde en el día.

Un poco de proteína en la mañana es fundamental para el pensamiento lúcido y rápido y el estado de alerta. Combine un alimento rico en proteínas con una fuente de fibra para estimular la digestión, el metabolismo y equilibrar el azúcar en sangre.

¿Qué podemos agarrar que sea saludable, rápido y fácil mientras salimos corriendo por la puerta? ¿Qué tal un huevo cocido (de corral, por supuesto), pimientos rojos orgánicos en rodajas (que se prepararon la noche anterior) y una rebanada de pan tostado integral? Un poco de yogur natural con fruta.

La falta de planificación y una alimentación no saludable

En los días ocupados, no hay nada como la poca energía para frenar al trabajador. Además de una buena noche de sueño, comer con regularidad (cada dos o cuatro horas) ayudará a mantener altos los niveles de energía (y el metabolismo).

Si una siesta no está en el plan, la mayoría de nosotros nos dirigimos al café o a la máquina expendedora y llegan la barra de chocolate o las papas fritas.

Resistirse a la caja de donas en la mesa de la sala de juntas durante una reunión matutina, especialmente con el estómago vacío, es un desafío abrumador.

Sé fuerte. Solo di «no» a las donas. Un muffin integral es una mejor opción, y no sea demasiado tímido para llevar sus propios bocadillos a una reunión.

Una pizza con pepperoni y doble queso, una hamburguesa con papas fritas son las opciones de siempre. Comer papas fritas con su sándwich los días de semana proporciona 2500 calorías adicionales por semana. ¡Eso es casi una libra de grasa ganada en una semana!

Cuando las cosas se ponen difíciles, la posibilidad de comer sano disminuye. A menudo optamos por renunciar al almuerzo por el trabajo.

Sabemos que no es una buena idea, pero ¿qué otras opciones tenemos?

Alimentación saludable en el trabajo

Tener los recipientes de comida necesarios elimina las conjeturas en el control de las porciones y evita que las ensaladas y los sándwiches se empapen.

Las bebidas verdes («verdes» porque a menudo están hechas con pastos, granos germinados, verduras y frutas) están llenas de enzimas, clorofila y nutrientes que elevarán los niveles de energía mientras promueven la agudeza mental, mejoran la digestión y aumentan la inmunidad.

Los bocadillos a base de proteínas también son excelentes opciones. Los ejemplos incluyen yogur con frutos rojos, galletas de centeno con mantequilla de almendras y frijoles de soja.

Afortunadamente, los restaurantes y las barras de ensaladas de los supermercados ofrecen mejores opciones que nunca.

Las ensaladas de espinacas cubiertas con garbanzos, las masas de pizza multicereales, el pollo a la parrilla con pan integral y los rollitos rellenos de verduras a la parrilla son opciones excelentes para el almuerzo de los que están en movimiento.

Evite las opciones de almuerzo poco saludables con un poco de previsión. Cuando prepare la cena, cocine el doble de la cantidad y empaque la mitad para el almuerzo del día siguiente.

Compras y almacenamiento

Prepare una lista de refrigerios portátiles y saludables y compre alimentos durante el fin de semana para que los alimentos estén disponibles cuando los necesite.

Un refrigerador lleno de comida lo mantendrá alejado del drive-thru. Abastézcase de salsas saludables como hummous, tzatziki, babaghanoush y puré de pimiento rojo para untar para bocadillos, sándwiches para untar y platos de verduras.

Mantenga las alacenas llenas de arroz integral, pasta, cuscús integral (se cocina en un minuto), frijoles secos y enlatados y frutas secas.

Cuando las verduras estén «blandas», córtelas y échelas en una sartén para asar con algunas hierbas y rocíe con un poco de aceite de oliva. Harán un gran relleno de sándwich para el almuerzo de mañana.

En este mundo empresarial acelerado, tomarse el tiempo para comer de manera saludable se vuelve menos prioritario. Con un poco de tiempo y preparación, la nutrición puede formar parte de una apretada agenda.

Scroll to Top