Morfema Press

Es lo que es

La roca Kummakivi: 11.000 años de equilibrio y de desafío a las leyes de la física

Comparte en

Después de toda una vida observando cómo se comportan los objetos en nuestro planeta, y su relación con la gravedad, nuestros cerebros son muy buenos para estimar la física de estos dependiendo de las diferentes variables. Por ejemplo, podemos predecir con cierta precisión cómo caerá un balón o una pluma, dependiendo de su altura y de otros factores como el viento.

DW

Así que cuando vemos algo que no encaja con la realidad, o por lo menos con lo que esperamos, nuestro cerebro manda una alarma de que algo no está bien. Esto es lo que suele suceder cuando vemos, por ejemplo, rocas en equilibrio, que, con sus posiciones «imposibles», parecen desafiar las leyes de la física.

Una de estas es la roca gigante conocida localmente como Kummakivi, la «piedra extraña», que se encuentra en Ruokolahti, al sureste de Finlandia. Lo que hace tan interesante la peculiar ubicación de la gigantesca roca es que, a pesar de su enorme tamaño y peso gigantesco, parece como si estuviese flotando en el aire, en un equilibrio aparentemente sobrenatural.

La formación geológica es aún más extraordinaria si se considera que lleva así en perfecto equilibrio sobre otra roca durante 11.000 años.

Si se mira más de cerca, Kummakivi es especialmente intrigante por no tener la misma densidad en todas partes. Esto da la impresión de que el centro de gravedad parece estar desviado. Sin embargo, en realidad está haciendo exactamente lo que la física querría que hiciera, un perfecto equilibrio.

Hubo un tiempo en que se atribuyó a los gigantes el haber colocado Kummakivi donde está hoy, pero, como todos sabemos, tales creaturas míticas nunca han pisado nuestro planeta. Del mismo modo, está claro que ningún ser humano (de tamaño normal) pudo haber logrado tal hazaña; no sería humanamente posible mover mínimamente la roca, que mide más de 7 metros de ancho, unos 5 metros de alto y debe pesar más de 500 toneladas.

¿Cómo llegó entonces la roca a esa posición?

Si no fueron los gigantes ni los humanos, la verdadera pregunta que todos se han hecho es: ¿cómo llegó Kummakivi al lugar y estar en prefecto balance? Ahí es donde entra la ciencia que ofrece una explicación más realista: los glaciares. Geólogos creen que los glaciares –capaces de arrastrar una roca tan pesada– la dejaron atrás al retroceder hacia el norte hace más de 8.000 años. El poder de los glaciares supera incluso a los gigantes.

Otras rocas extrañas

Aunque fantástico, Kummakivi no es la primera roca en equilibrio que se descubre en el mundo. Otros ejemplos similares se encuentran en la India, en Mahabalipuram, donde hay una roca llamada Bola de mantequilla de Krishna, también conocida como Vaanirai Kal, que significa «piedra del dios del cielo». Pesa 250 toneladas, mide 6 metros de alto por 5 de ancho y lleva colgando de la ladera de una colina al menos 1.200 años.

Visitantes en el «Krishna’s Butterball», India.

En Italia existe también la llamada Pietra Pendula, un enorme bloque de granito de 2 metros de largo por 4 de ancho y 3 de alto en el municipio de Torno, en la provincia de Como.

La Pietra Pendula en Italia.

Otros ejemplos se encuentran en Marble Canyon, en Arizona, con su piedra en equilibrio de 36 metros de altura, nacida de un proceso de erosión, y que está destinada a caer tarde o temprano.

También en Arizona, en el Monumento Nacional Chiricahua, se encuentra otra piedra en equilibrio, en realidad un hoodoo o una chimenea de hadas.

Scroll to Top