Es lo que es

Retrofuturismo en imágenes: Así veían en el pasado nuestro presente y hay muchísimas similitudes

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

La humanidad siempre ha tratado de predecir cómo sería el futuro y esta colección de fotografías antiguas muestra predicciones que fueron un acierto o un error.

Por: Rare Historical Photos

Si bien algunas personas lograron predecirlo con bastante precisión, muchos de ellos parecen bastante divertidos desde la perspectiva actual.

El término «retrofuturismo» fue acuñado por primera vez en un libro de la década de 1960 titulado Retro-Futurismo por TR Hinchliffe. En su forma más popular, el futurismo (a veces denominado futurología) es “un optimismo temprano que se centró en el pasado y tuvo sus raíces en el siglo XIX, una ‘edad de oro’ de principios del siglo XX que continuó hasta bien entrada la década de los años 1960″.

El retrofuturismo se basa ante todo en nociones modernas pero cambiantes del “futuro”. Como señala Guffey, el retrofuturismo es “un neologismo reciente”, pero “se basa en las febriles visiones futuristas de colonias espaciales con autos voladores, sirvientes robóticos y viajes interestelares que se exhiben allí; donde los futuristas dieron por sentado su promesa, el retrofuturismo surgió como una reacción más escéptica a estos sueños”.

Tomó su forma actual en la década de 1970, una época en que la tecnología estaba cambiando rápidamente. Desde la llegada de la computadora personal hasta el nacimiento del primer bebé probeta, este período se caracterizó por un intenso y rápido cambio tecnológico.

Pero muchos en el público en general comenzaron a preguntarse si la ciencia aplicada lograría su promesa anterior: que la vida mejoraría inevitablemente a través del progreso tecnológico.

A raíz de la Guerra de Vietnam, la depredación ambiental y la crisis energética, muchos comentaristas comenzaron a cuestionar los beneficios de la ciencia aplicada.

Road trip futurista con la Familia creado por Bruce Mccall.

Pero también se preguntaron, a veces con asombro, a veces confundidos, por el positivismo científico evidenciado por generaciones anteriores.

El retrofuturismo “se filtró en la cultura académica y popular en las décadas de 1960 y 1970”, reflejando tanto la Guerra de las Galaxias de George Lucas como las pinturas del artista pop Kenny Scharf”.

Examinando el futurismo optimista de principios del siglo XX, los historiadores Joe Corn y Brian Horrigan nos recuerdan que el retrofuturismo es “la historia de una idea, o un sistema de ideas, una ideología. El futuro, por supuesto, no existe excepto como un acto de creencia o imaginación”.

El retrofuturismo incorpora dos tendencias superpuestas que pueden resumirse como el futuro visto desde el pasado y el pasado visto desde el futuro.

La primera tendencia, el retrofuturismo propiamente dicho, se inspira directamente en el futuro imaginado que existió en la mente de escritores, artistas y cineastas en el período anterior a 1960 que intentaron predecir el futuro, ya sea en proyecciones serias de la tecnología existente (por ejemplo, en revistas como Ciencia e Invención) o en novelas y cuentos de ciencia ficción.

Tales visiones futuristas se renuevan y actualizan para el presente, y ofrecen una imagen nostálgica y contrafáctica de lo que podría haber sido el futuro, pero no es.

La segunda tendencia es la inversa de la primera: retro futurista. Comienza con el atractivo retro de los viejos estilos de arte, ropa, costumbres, y luego injerta tecnologías modernas o futuristas, creando una mezcla de elementos pasados, presentes y futuros.

Steampunk, un término que se aplica tanto a la retroyección de la tecnología futurista a una era victoriana alternativa como a la aplicación de estilos neovictorianos a la tecnología moderna, es una versión muy exitosa de esta segunda tendencia.

Disfruten estas increíbles imágenes realizadas en el pasado, pensando en nuestro presente.

Representación de un artista del futuro, pintada en 1930.
Un sistema de navegación como se imaginó en la década de 1950.
La comida a domicilio del futuro tal como se imaginó en la década de 1940.
Diario a través de la televisión. “Es posible que algún día pueda recibir la portada de su periódico matutino de esta manera.
Autos autónomos del futuro, años 60.
El futuro de los teléfonos, 1956.
Concepto futurista de la década de 1970 para viajes en avión.
La visión japonesa del futuro aula. Lo extraño es que incluía pequeños robots para golpear a los estudiantes en la cabeza cuando se portaban mal. 1969.
Cómo la NASA imaginó la vida en el espacio. Más en » Las colonias espaciales del futuro imaginadas por la NASA en la década de 1970 «.
Modas de 1950, como predijo la portada de la revista Life en 1914.
Comprar desde casa como se imaginaba en la década de 1940.
Visión soviética del futuro en la década de 1930.
Los Juegos Olímpicos de 2020… no son 100% precisos. De “El libro del futuro de Usborne: un viaje en el tiempo hasta el año 2000 y más allá”, 1979.
Un carro volador sin conductor, 1960.
Scroll to Top