Es lo que es

Se cumplen 30 años de la partida física de Freddie Mercury

Comparte en

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El 24 de noviembre de 1991, la lucha de Freddie Mercury contra el SIDA terminó cuando falleció poco más de 24 horas después de haber anunciado públicamente que tenía la enfermedad.

Por: Morfema Press / Freddie Mercury

La desaparición del embajador del rock más innovador y extravagante marcó el fin de una era; músicos y aficionados de todo el mundo presentaron sus altos respetos en el Concierto Tributo a Freddie Mercury realizado en el Estadio de Wembley el 20 de abril de 1992, que dio origen a The Mercury Phoenix Trust, la entidad caritativa contra el VIH/SIDA fundada en memoria de Freddie por los restantes miembros de Queen y Jim Beach, el albacea de Freddie.

Freddie Mercury, que se especializó en el estrellato mientras le otorgó un nuevo significado al concepto de sentido de la teatralidad, dejó un legado de canciones que nunca perderán su talla de clásicos que vivirán por siempre. Algunas de las más conmovedoras fueron inmortalizadas en el álbum Made In Heaven de Queen lanzado en noviembre de 1995. La portada del disco muestra una vista desde la casa de Freddie en Montreux.

La portada de Made In Heaven

Freddie Mercury, Farrokh Bulsara… el chico de Zanzíbar

La vida de Farrokh Bulsara comenzó en la isla africana occidental de Zanzíbar el 5 de septiembre de 1946. Veinticinco años más tarde en Londres, bajo el nombre de Freddie Mercury, estaba al frente del, ahora legendario, grupo de rock llamado Queen.

Hijo de Bomi y Jer Bulsara, Freddie pasó la mayor parte de su infancia en la India, donde asistió al Internado St. Peters. Comenzó a tomar lecciones de piano a los siete años de edad. Nadie podría prever adonde lo llevaría el amor por la música.

La familia Bulsara se trasladó a Middlesex en 1964 y desde allí Freddie se incorporó a una banda de blues llamada Wreckage, mientras estudiaba cursos de diseño gráfico en el Ealing College of Art.

Cuando cantaba en Wreckage, un compañero de estudios presentó a Freddie con Roger Taylor y Brian May, fundadores de un grupo llamado Smile. Smile mutó a Queen cuando Freddie se unió a Roger y Brian como vocalista. El último en sumarse a los integrantes de la banda, que permanecieron juntos durante los próximos veinte años, fue el bajista John Deacon, quien lo hizo el 1º de marzo de 1971.

El joven Farrokh Bulsara

Dios salve a la Reina

El resto es historia del rock. EMI Records y Elektra Records firmaron con la banda y en 1973 su álbum debut Queen fue lanzado y aclamado como una de las novedades más interesantes en la música rock.

El inmortal sencillo de cariz operístico Bohemian Rhapsody fue lanzado en 1975 y avanzó hacia la cima de las listas británicas, donde permaneció 9 semanas.

Una canción que casi no fue publicada debido a su duración y estilo inusual, pero que Freddie insistió que iba a ser reproducida, se transformó en un éxito reconocible instantáneamente.

Para entonces, el talento único de Freddie era cada vez más evidente, una voz con un rango notable y una presencia escénica que le dio a Queen su personalidad impredecible, extravagante y colorida.

Queen en vivo

Muy pronto la popularidad de Queen se extendió más allá de las costas del Reino Unido, mientras entraban en las listas de éxitos y triunfaban en Europa, Japón y los Estados Unidos, donde encabezaron las listas en 1979 con la canción Crazy Little Thing Called Love de Freddie.

Queen fue siempre manejada indiscutiblemente como una organización democrática. Cada uno de los cuatro miembros es responsable de haber escrito sencillos número 1 para la banda. Esta enorme fuerza compositiva combinada con las luces espectaculares, el sonido impecable, una pizca de teatralidad y los movimientos gimnastas de Freddie hicieron de Queen lo que fue sobre el escenario y en la pantalla.

El mejor frontman de la historia del rock

A través de la capacidad de Freddie proyectarse a sí mismo y a la música e imagen de la banda hacia las cuatro esquinas de locales para 70.000 personas, fueron conocidos como los principales desarrolladores de rock de estadio. Esta reputación fue perpetuada por sus tácticas pioneras en América del Sur, donde en 1981 interpretaron un recital ante 231.000 aficionados en San Pablo, lo que fue entonces un récord mundial. También fueron reconocidos como innovadores clave en los videos pop, mientras su catálogo de clips de 3 minutos se volvía más y más aventurero en estilo, tamaño y contenido.

Su fenomenal éxito continuó por todo el mundo a lo largo de los años 80, y se destacaron en 1985 por su actuación inolvidable robándose el espectáculo sobre el escenario de Live Aid.

Su primera colaboración importante fuera de Queen fue con Dave Clark en 1986 para la grabación de Time, un musical del West End londinense. Esto fue seguido en 1987 cuando se hizo realidad uno de los prolongados sueños de Freddie: grabar con la mundialmente reverenciada diva de la ópera Montserrat Caballé. Barcelona, la canción da título al LP, se convirtió en un himno para la ciudad natal de la señora Caballé y el tema de sus Juegos Olímpicos de 1992.

La última aparición pública de Freddie

El trágico camino al final

Según su pareja, Jim Hutton, a Freddie Mercury le diagnosticaron sida después de la Pascua de 1987. En aquella época, Mercury dijo en una entrevista que no padecía esta enfermedad.

Pese a estas negaciones, la prensa británica alimentó rumores sobre esta posible enfermedad debido a la apariencia de Mercury y a que Queen ya no realizaba giras ni conciertos​, puesto que el siguiente disco de Queen, The Miracle, si bien había tenido sencillos y videos promocionales, mostraba cambios en el aspecto de Mercury.

La última aparición pública de Mercury fue el 18 de febrero de 1990, para la gala de los premios Brit de ese año, con la cual se galardonó a la banda por su contribución a la música británica. En la gala se apreció a un Mercury delgado y con aspecto demacrado. El discurso fue dado por Brian May, mientras que Mercury se limitó a dar las gracias.​

Pese a que su salud empeoraba con el tiempo, Queen grabó el que sería el último disco de la banda, Innuendo. El álbum salió al mercado en febrero de 1991​ y la ausencia de Mercury en la fiesta por el lanzamiento del álbum no ayudó a sus rumores de sida,​ sumado a que Queen lanzó algunos videos con fotomontajes de videos previos y en los dos únicos que salió la banda aparecían con una luz blanca en fondo negro, en un intento por ocultar las señales cada vez más obvias del avance del sida. Hacia el final de su vida, muchos periodistas le tomaron fotografías, mientras que The Sun sugería que estaba realmente muy enfermo.

El 22 de noviembre de 1991, Mercury llamó al mánager de Queen, Jim Beach, para discutir un asunto público. Al día siguiente, se realizó el siguiente anuncio en nombre del cantante:

Siguiendo la enorme conjetura de la prensa de las últimas dos semanas, es mi deseo confirmar que padezco sida. Sentí que era correcto mantener esta información en privado hasta el día de la fecha para proteger la privacidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado la hora de que mis amigos y seguidores conozcan la verdad y espero que todos se unan a mí y a mis médicos para combatir esta terrible enfermedad. Mi privacidad ha sido siempre muy importante para mí y soy famoso porque prácticamente no doy entrevistas. Esta política continuará.

Al siguiente día de haber redactado esta nota informativa, el 24 de noviembre de 1991, Mercury murió a la edad de 45 años. La causa oficial de su muerte fue bronconeumonía complicada por el sida.

Scroll to Top