Morfema Press

Es lo que es

“La única manera de que Maduro pueda quedarse en el poder es a la fuerza, los votos no los tiene”: María Corina Machado

Comparte en

A sus 54 años, la política, ingeniera industrial y profesora venezolana María Corina Machado es considerada como el fenómeno electoral más arrollador en Venezuela desde el Hugo Chávez de 1998 dado que, aún en cuerpo ajeno, ha sido capaz de movilizar a miles de personas para que su movimiento político, Vente Venezuela, logre vencer en las urnas a Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales del próximo 28 de julio.

Por: GDA vía El Nacional

Luego de ganar las primarias opositoras con el 92,5 por ciento de los votos, ser inhabilitada para ejercer cargos públicos por 15 años y verse obligada a traspasar su capital político al diplomático y académico de 74 años Edmundo González Urrutia, Machado parece imbatible.

De manera inédita, las encuestas aventajan a su candidato por entre 11 y 37 puntos sobre Nicolás Maduro mientras que la presión internacional sobre el régimen parece querer invitarlo, con insistencia, a que acepte una transición gubernamental porque, como señala María Corina, lo que está pasando en Venezuela «es la demostración de que una vez que un pueblo decide cambiar y se organiza, al final todo lo que parecía inamovible empieza a ceder».

El Tiempo habló con la principal líder opositora venezolana a menos de un mes de la cita electoral que, está segura, le cambiará el rumbo a Venezuela.

-Tanto la oposición que usted lidera como el chavismo arrancaron oficialmente campaña el pasado jueves en Caracas. ¿Cómo es para usted liderar un proceso en el que no es candidata?

Suena raro decir que está arrancando cuando no hemos parado durante tantos años y en particular durante los últimos meses. La semana pasada, lo que vimos en la frontera fue monumental, estamos hablando de que en San Cristóbal fueron más de 200.000 personas, algo que no se veía desde hacía décadas en el país y, a pesar de que estamos en una circunstancia económica terrible: no hay gasolina, no hay transporte público, la gente es perseguida, amenazada, han llegado incluso a romper carreteras para que no puedan acompañarnos… Esto lo que te demuestra es que nuestra causa se ha convertido en un lazo de familia y por eso vemos un movimiento que va mucho más allá de los partidos e incluso de las posiciones ideológicas.

-De manera inédita, las encuestas concuerdan en que Edmundo González aventaja a Nicolás Maduro y de lejos. ¿Cree que hay algo podría frenar el triunfo de la oposición?

Primero, yo les sugiero que vean bien las encuestas, porque hay algunas que pueden tener errores metodológicos y hay otras que pueden tener otras intenciones. Lo mismo pasó con las primarias donde decían que no íbamos a pasar del medio millón de personas y terminamos participando casi tres millones. Mira, nunca habíamos ido a una contienda electoral con tal nivel de apoyo y donde estamos convencidos de que vamos a ganar. La calle está hablando y está hablando duro.

-Una campaña duramente asediada por el oficialismo, cuando más de 30 personas afines a su partido han sido detenidas…

El régimen está persiguiendo gente, periodistas… Yo no he aparecido en ninguna entrevista de televisión nacional desde hace 10 años. Hemos hecho esta campaña sin una sola entrevista en medios públicos nacionales de televisión o radio, ni una. Aquí no hay plata, aquí no se reparten afiches, la gente lo está escribiendo con sus propios recursos y esto se ha convertido en una verdadera avalancha. Lo que yo les digo es: prepárense, porque somos una fuerza tan grande que es imposible que el régimen no lo vea.

-¿Confía en el proceso electoral del 28 de julio?

No se puede hablar de una elección limpia y libre cuando la candidata elegida en las primarias, que en este caso fui yo, no puede participar y en momentos donde hay casi 10 millones de venezolanos con derecho al voto a los que no les permitieron registrarse ni afuera ni adentro. En Venezuela estamos ante un escenario que no es ni libre ni justo. Ahora, nosotros somos conscientes que tenemos obstáculos enormes y los hemos ido superando uno por uno. Por eso, el régimen tendrá que entender que el mundo está siguiendo esto muy de cerca y que los venezolanos vamos a hacer valer y defender nuestra soberanía popular expresada en el voto.

-Atrás quedó la María Corina que fue muchas veces relacionada con la derecha más radical en Venezuela, ahora la vemos como una figura que apela al cambio y a la ilusión antes que a la crítica frontal. Sobre el hipotético escenario en el que gane Edmundo González, ¿habrá amnistía para Maduro y el chavismo o una persecución frontal?

Creo que el régimen, que valga decir no es monolítico, ya se dio cuenta de que su mejor apuesta es avanzar en una negociación seria donde se cumplan los acuerdos. Los últimos meses se han negado a continuar avanzando con los compromisos que el acuerdo de Barbados contempla y, hasta esta semana, dijeron que están dispuestos nuevamente a hablar.

-¿Por qué?

Creo que lo hacen porque saben que nuestra fuerza es indetenible y que el régimen, a la fuerza y por las malas, no es sostenible. En ese sentido, nosotros hemos sido claros, insistentes y explícitos en todo lo que hemos dicho estar dispuestos a avanzar en un proceso de negociación con garantías para las partes y en donde exista justicia en Venezuela.

-¿Y si no existe esa buena voluntad? ¿Cómo piensan gobernar un país ante una presión de quien no quiere ceder el poder?

Primero lo que yo les pido es: un día a la vez. Nos dijeron que era imposible llegar hasta aquí, que era imposible conseguir un candidato, que era imposible montar las estructuras de defensa del voto sin dinero, que era imposible lograr este movimiento sin medios y miren todo lo que estamos haciendo. Lo que está pasando en Venezuela es inédito y es la demostración de que una vez que un pueblo decide cambiar y se organiza, al final todo lo que parecía inamovible empieza a ceder.

-¿Confía entonces en que la misma fuerza chavista se desintegre?

Dentro del régimen cada vez hay más voces que se nos acercan y nos dicen: “nosotros queremos entender cómo sería el futuro para nosotros en el escenario de una transición”, y, ahí, hemos sido muy claros. Yo lo he dicho: el día que yo sea presidenta, lo voy a ser de todos los venezolanos, de modo que es un momento en el cual hay que abrir los brazos y los corazones.

Imagínense lo que será la Venezuela del 29 de Julio en adelante cuando ganemos. Efectivamente, ellos tienen el control ilegítimo de distintos órganos del poder público, pero que también están integrados por venezolanos que comparten en muchos casos aspiraciones comunes a las nuestras: también quieren a sus hijos de regreso y un país donde exista prosperidad. La realidad es que la inmensa mayoría de Venezuela quiere un cambio que nos devuelva a la institucionalidad democrática y yo creo que muchas de las personas que conforman estos órganos del poder público van a contribuir a que esa transición avance de manera estable, sostenida y pacífica.

Lea la entrevista completa siguiendo este enlace a El Nacional

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Scroll to Top
Scroll to Top