Morfema Press

Es lo que es

La Venezuela bipolar, de los dos tipos de cambio, dos presidentes y dos realidades ya tiene sus dos Parlamentos: Uno unido y uno fragmentado

Comparte en

Por segundo año, Venezuela tendrá dos parlamentos. Uno electo en 2015 y cuyo período constitucional debía terminar en 2020 y otro electo ese año. El primero se resiste a morir hasta «recuperar la democracia», el segundo legisla sin contratiempos.

El Tiempo / título de Morfema Press

La Asamblea Nacional de 2015 estuvo presidida los últimos 3 años por Juan Guaidó, quien hoy dejaría de estar al frente pues el 30 de diciembre fue removido de su cargo como presidente interino de Venezuela y a la vez cabeza del parlamento.

Tras esa destitución y eliminación del «gobierno interino» creado el 23 de enero de 2019 y apoyado por Estados Unidos, se especula que ahora sean otros quienes asuman la presidencia y vicepresidencia de la AN, pero teniendo en cuenta que sin nuevo presidente interino, pues la figura fue eliminada por «no cumplir los objetivos», según lo indicado por los opositores que sacrificaron a Guaidó.

La Constitución venezolana estipula es los 5 de enero de cada año debe ser renovada la junta directiva del parlamento, por lo que hoy eso sucederá en ambas asambleas.

En 2020 se realizaron las elecciones legislativas y aunque Estados Unidos y otros países se niegan a reconocerlas, el chavismo se quedó con la mayoría y desde el 5 de enero de 2021, ha sido Jorge Rodríguez quien ha estado al frente de ese espacio. Aún es una incógnita si el hermano de la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, repetirá en el cargo.

Los opositores, ahora más fragmentados que nunca y con solo un año de preparación para las elecciones presidenciales, insisten en que ellos conforman el parlamento legítimo, pero la realidad es que desde 2016, ninguna ley discutida y aprobada en esa Asamblea, ha sido refrendada por el Ejecutivo, puesto que el Tribunal Supremo de Justicia la declaró en desacato.

Por si fuera poco, a principios de 2020, a Guaidó y a sus diputados se les impidió el acceso al parlamento y luego con la llegada de la pandemia y las maniobras oficialistas, la Asamblea reconocida por Estados Unidos, dejó de sesionar en el Capitolio. Hasta hoy lo hacen a través de internet.

Por segundo año, Venezuela tendrá dos parlamentos. Uno electo en 2015 y cuyo período constitucional debía terminar en 2020 y otro electo ese año. El primero se resiste a morir hasta «recuperar la democracia», el segundo legisla sin contratiempos.

La Asamblea Nacional de 2015 estuvo presidida los últimos 3 años por Juan Guaidó, quien hoy dejaría de estar al frente pues el 30 de diciembre fue removido de su cargo como presidente interino de Venezuela y a la vez cabeza del parlamento.

Tras esa destitución y eliminación del «gobierno interino» creado el 23 de enero de 2019 y apoyado por Estados Unidos, se especula que ahora sean otros quienes asuman la presidencia y vicepresidencia de la AN, pero teniendo en cuenta que sin nuevo presidente interino, pues la figura fue eliminada por «no cumplir los objetivos», según lo indicado por los opositores que sacrificaron a Guaidó.

La Constitución venezolana estipula es los 5 de enero de cada año debe ser renovada la junta directiva del parlamento, por lo que hoy eso sucederá en ambas asambleas.

En 2020 se realizaron las elecciones legislativas y aunque Estados Unidos y otros países se niegan a reconocerlas, el chavismo se quedó con la mayoría y desde el 5 de enero de 2021, ha sido Jorge Rodríguez quien ha estado al frente de ese espacio. Aún es una incógnita si el hermano de la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, repetirá en el cargo.

Los opositores, ahora más fragmentados que nunca y con solo un año de preparación para las elecciones presidenciales, insisten en que ellos conforman el parlamento legítimo, pero la realidad es que desde 2016, ninguna ley discutida y aprobada en esa Asamblea, ha sido refrendada por el Ejecutivo, puesto que el Tribunal Supremo de Justicia la declaró en desacato.

Por si fuera poco, a principios de 2020, a Guaidó y a sus diputados se les impidió el acceso al parlamento y luego con la llegada de la pandemia y las maniobras oficialistas, la Asamblea reconocida por Estados Unidos, dejó de sesionar en el Capitolio. Hasta hoy lo hacen a través de internet.

Scroll to Top